Viernes 20 de enero de 2017,
Bottup.com

La sinrazón del Vaticano

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

No pretendía hablar del obispo de Huesca y Jaca, Jesús Sanz Montes, que si alguien todavía no le conoce, le diré que en su última pastoral, de todo menos evangélica, se dedica a sumar su granito de arena a la crispación existente,
insultando al gobierno y a todos los que no acudieron a la
manifestación, eso sí, encomendándose a Dios al final de su carta, como
buen cristiano.

Opinión

En Aragón, algunas comunidades cristianas ya le han contestado, poniendo de manifiesto su total desacuerdo con la pastoral, y diciendo sentirse escandalizados con su actitud.
Pero si traigo a colación a este buen samaritano, no es porque me
interese en absoluto su persona, y menos todavía su discurso, tan
cercano por otra parte al de nuestra jerarquía católica, sino porque me sirve para resaltar la indignidad cometida con el teólogo de la liberación, Jon Sobrino, al que el Vaticano ha sancionado e impedirá que siga ejerciendo la docencia, a no ser que se retracte de sus ideas.
El gran pecado de este teólogo consiste en predicar que la Iglesia debe
trabajar para los pobres y estar a su lado, algo que la teología de la liberación
lleva muchos años defendiendo, teniendo su origen y mayor implantación
en los países latinoamericanos. A Jon Sobrino no le ha sorprendido esta
sanción, se la esperaba, dado que Ratzinger lleva mucho tiempo intentando encontrar en sus escritos la excusa para eliminar a la teología de la liberación. Jon Sobrino ha escrito una carta al padre general de los jesuítas,
orden a la que pertenece, en la que se reafirma en sus tesis y dice no
tener intención alguna de retractarse. Copio algunos fragmentos:

Lo que quiero añadir ahora es
que no sólo he tenido serias advertencias y acusaciones de esas
congregaciones, sobre todo la de la fe, sino que desde muy
pronto se creó un ambiente en el Vaticano, en varias curias diocesanas
y entre varios obispos, en contra de mi teología -y en general, contra
la teología de la liberación.


Cuando Alfonso López Trujillo fue nombrado cardenal, dijo poco después en un grupo, más o menos públicamente, que iba a acabar con Gustavo Gutiérrez, Leonardo Boff, Ronaldo Muñoz y Jon Sobrino. Así me lo contaron, y me parece muy verosímil.

Al verme, me dijeron que
conocían en lo que había ocurrido en Argentina. En resumen, en la
reunión de la Conferencia Episcopal le habían dicho a Mons. Hesayne que
tenía que elegir: o invitaba a Jon Sobrino a su diócesis, y el
Papa no pasaría por ella en la próxima visita a Argentina, o aceptaba
la visita del Papa a su diócesis y Jon Sobrino no podía pasar por allí.


No es fácil dialogar con la
Congregación de la fe. A veces parece imposible. Parece que está
obsesionada por encontrar cualquier limitación o error, o por tener por
tal lo que puede ser una conceptualización distinta de alguna verdad de
la fe. En mi opinión, hay aquí, en buena medida, ignorancia,
prejuicio y obsesión para acabar con la teología de la liberación.
Sinceramente no es fácil dialogar con ese tipo de mentalidad.


Si me permite hablarle con
total sinceridad, no me siento “en casa” en ese mundo de curias,
diplomacias, cálculos, poder, etc. Estar alejado de “ese mundo”, aunque
yo no lo haya buscado, no me produce angustia. Si me entiende bien,
hasta me produce alivio.

Mientras el obispo de Huesca y Jaca puede lanzar
insultos impunemente, Jon Sobrino tiene que callarse porque su discurso
evangélico ofende al Vaticano. ¡Dios mio, cómo está el mundo!

Rectificación (14-3-2007)

Me advierte Patxi
que, contrariamente a lo que han publicado muchos medios de
comunicación, no se va a sancionar a Jon Sobrino, ni a apartarlo de la
docencia, sino que se le amonesta por algunas “proposiciones erróneas y peligrosas” que encierran sus libros.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

4 Comentarios

  1. merce perelló c. 19/03/2007 en 4:25

    Bernardino, eso sólo es una excusa. Ratzinger lleva mucho tiempo persiguiendo a los teólogos de la liberación, que siempre han molestado al Vaticano, por anteponer su compromiso con los pobres a la hipocresía de la ortodoxia católica. Pueden buscar cualquier excusa, como ahora, diciendo que sus escritos contienen “proposiciones erróneas y peligrosas”, pero sólo es un disfraz de la verdadera intención de Ratzinger, que no es otra que desprestigiar a los teólogos de la liberación. Yo también te pongo un enlace de lo que opina al respecto la Asociación de teólogos Juan XXIII:

    http://blogs.periodistadigital.com/religion.php/2007/03/18/asociacion_juan_xxiii_la_notificacion_ol

  2. Bernardino Moyano . 18/03/2007 en 15:16

    No me has entendido el problema es que tu opinion esta basada en hechos que no han sucedido.
    Porque si lees la nota dice:
    “El padre Sobrino, en sus obras, manifiesta preocupación -se lee en una nota explicativa- por la situación de los pobres y oprimidos, especialmente en América Latina. Esta preocupación es ciertamente la de la Iglesia entera”.

    Y en otro parrafo pone las razones que lo explican:
    1) los presupuestos metodológicos enunciados por el Autor, en los que funda su reflexión teológica, 2) la divinidad de Jesucristo, 3) la encarnación del Hijo de Dios, 4) la relación entre Jesucristo y el Reino de Dios, 5) la autoconciencia de Jesucristo y 6) el valor salvífico de su muerte”.

    Para mas informacion puedes leer la nota completa aqui:
    http://www.analisisdigital.com/Noticias/Noticia.asp?id=19553&idNodo=-3

    Opiniones puede haber diversas, pero en este caso se trata de desinformacion.
    saludos

  3. merce perelló c. 17/03/2007 en 10:40

    es tu opinión
    Bernardino,
    Al contrario de lo que tú haces, yo no voy a decir que tu opinión sea completamente falsa, sino que, simplemente, es tu opinión.

  4. Bernardino Moyano ... 16/03/2007 en 10:42

    Este articulo de opinion es completamente falso.

    1 No se le ha sancionado como bien rectificas
    2 La razon no es que la iglesia deba estar al lado de los pobres o no, sino que se niegan verdades de fe, por lo que he podido leer dice que Jesucristo tiene naturaleza humana, contrario a la doctrina catolica.
    3 Estos dos hechos que intentas comparar o equiparar son dos sucesos completamente distintos.

    Me parece que te has informado mal,normal, el plural es la pagina en la que mas mentiras he visto en mi vida…

Participa con tu comentario