Sábado 29 de marzo de 2014,
Bottup.com

“La sociedad colombiana es indiferente no solo con las periodistas sino con las mujeres en general”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (1 votos, media: 10,00 de 10)

 

Marcha

Marcha contra la violencia de género

Miles de personas se manifestaron en Bogotá contra la violencia de género
Jineth Bedoya, periodista secuestrada, torturada y violada por paramilitares, asistió al mitin

Por Andrés Monroy Gómez
@AndresMonroyG

El pasado 6 de abril se realizó en Bogotá una marcha de rechazo contra todo tipo de violencia de género. Las calles de la capital colombiana fueron recorridas por miles de mujeres y hombres que protestaron contra todo tipo de estigmatización, agresión y discriminación contra las mujeres y la población LGBTI.

Jineth Bedoya

Jineth Bedoya

Una de las asistentes al mitin que finalizó en la céntrica Plaza de Bolívar fue la periodista Jineth Bedoya Lima, quien en 2000 fue secuestrada, torturada y violada por parte de paramilitares.

Este caso fue declarado por la fiscalía colombiana como crimen de lesa humanidad y actualmente también está en conocimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El juicio a los responsables de estos delitos puede convertirse en un hito, no sólo frente a la violencia sexual como arma de guerra, sino frente a los riesgos y desprotección de las mujeres periodistas en Colombia.

Esto fue lo que nos dijo Jineth Bedoya:

Andrés Monroy: ¿Cómo identifica la situación de las mujeres periodistas en Colombia?

Jineth Bedoya: Nuestra situación es más que complicada. Nos siguen tratando dentro de un círculo machista, fijándose en nuestro cuerpo y no en la verdadera capacidad que tenemos para hacer nuestro trabajo en otro ámbito y demostrar que somos profesionales. Siempre nos ven como un objeto sexual y más cuando durante el cubrimiento de información de orden público, especialmente cuando hay que interactuar con grupos armados, el ejército y la policía.

Yo creo que mi caso y el caso de otras periodistas nos han llevado a reivindicar nuestros derechos y sobre todo, los derechos de todas las mujeres.

Yo creo que mi caso y el caso de otras periodistas nos han llevado a reivindicar nuestros derechos y sobre todo, los derechos de todas las mujeres

A.M.: ¿La sociedad colombiana apoya a las periodistas?

J.B.: La sociedad colombiana es totalmente indiferente con las periodistas y lo digo por mi caso. Durante muchos años estuve completamente sola. Solo cuando me hicieron entender que era necesario hablar y contar lo que había pasado para sanarme pero también para ayudar a otras mujeres empecé a tener apoyo. Pero la sociedad en general, creo yo, es indiferente no sólo con las mujeres periodistas sino con las mujeres en general.

A.M.: Además de la indiferencia, ¿qué más le ha afectado después de los hechos de los que fue víctima?

J.B.: Lamentablemente la sociedad cree que las periodistas nos buscamos lo que nos pasa y que somos culpables de ello. Lo más injusto es que en mi caso han dicho que yo me lo busqué por ir a hacer un reportaje a la cárcel.

A.M.: ¿En qué etapa está tu caso en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos?

J.B.: En este momento está en etapa de admisibilidad. La CIDH ya le exigió al Gobierno colombiano que entregara una respuesta clara sobre qué había hecho en mi caso. Tres veces ha respondido que no tiene responsabilidad y nosotros esperamos que tal como argumentamos el caso, este sea admitido y llegue hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

_________________________________________________________

El caso de la periodista Jineth Bedoya no es el único. Claudia Julieta Duque, quien a través del ejercicio periodístico se ha convertido en una ferviente defensora de derechos humanos y constante crítica del oficialismo fue víctima de seguimientos e interceptaciones ilegales por parte de agentes del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), extinta policía secreta adscrita a la Presidencia de la República.

El Congreso de la República está estudiando un proyecto de ley para frenar la violencia de género

Su caso, denunciado desde 2004, está tramitándose ante la justicia colombiana bajo el rótulo de “tortura psicológica“, entre otros delitos.

Mientras tanto en el Congreso de la República cursa proyecto de ley 037 de 2012 C con el que se busca armonizar la normatividad nacional con la internacional en casos de violencia sexual.

Según los Representantes a la Cámara Ángela María Robledo e Iván Cepeda, promotores del proyecto, dentro de sus principales objetivos están crear mecanismos para disminuir la impunidad y facilitar el acceso a la justicia en casos de violencia sexual en el marco del conflicto armado, tipificar la violencia sexual en Colombia como un crimen de lesa humanidad y señalar que la violación no se limita al uso de la fuerza física; la misma se categoriza en casos de amenaza o aprovechándose de una relación de poder.

De aprobarse esta ley habrá una esperanza de justicia para las víctimas de la violencia de género, que en Colombia se cuentan por miles. Por otra parte, frente a los casos de Jineth Bedoya y Claudia Julieta Duque, la sociedad colombiana debe reflexionar sobre el abandono frente a las mujeres periodistas, que puede traducirse en complicidad con los violentos.

Pincha para aumentar cada una de las imágenes:

Editado por la Redacción: subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Proyecto Sociedad Informada. Intereses: Libertad de Expresión

Participa con tu comentario