Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La sociedad española postcrisis

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

INTERPRETACIÓN / El repunte de la recesión económica podría hacer retornar a la sociedad española a escenarios de los años 60

La cruda realidad empezó a plasmarse a partir de enero de 2008 con el inicio del hundimiento bursátil que aunado con un escenario inflacionista, terminaron finalmente por desencadenar lo que ha venido a denominarse la crisis económica de 2008, punta de iceberg de una severa crisis económica global que podría agravarse en 2012 con una recesión económica mundial y que provocará en la sociedad española la implementación de nuevos hábitos socioeconómicos.

Espectacular aumento de la morosidad

En 2012 se producirá un nuevo repunte de la recesión que continuará aumentando el número de desempleados

“El Banco de España ha reconocido que la morosidad sigue su tasa ascendente y que los créditos impagados pueden situarse entre el 8% y el 8,5% del total este mismo año, señalan varias fuentes financieras”, apunta cincodías.com.

Sustitución de la obsesión de la vivienda propia por la cruda realidad del alquiler compartido

Según noticias.spainhouses.net, la oferta de viviendas en alquiler habría aumentando en un millón, lo que originará drásticas caídas de los precios de los inmuebles que se moverían en la horquilla del 20% al 50% respecto a 2007, según estimaciones del BBVA y The Economist.

Incremento del Déficit de Ayuntamiento y Comunidades Autónomas

Según la agencia EFE, “la agencia de calificación de riesgos Standard&Poor’s (S&P) calcula que el déficit de las comunidades autónomas ascenderá este año al 2,1% del PIB si la Administración central no les presta apoyo adicional, 0,8 puntos porcentuales por encima del objetivo fijado por el Gobierno (1,3%)”.

Finiquito del consumismo compulsivo imperante en la pasada década

Debido a la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores (con la inflación rozando el 3% a fines de 2011 y nula subida salarial), y a la ausencia de la cultura del ahorro doméstico habrá una nueva y severa contracción del consumo interno.

Desaparición de ‘Papa-Estado’

El drástico descenso de los ingresos del Estado y el bestial incremento de las prestaciones de desempleo (en 2011 serán necesarios 30.000 millones), originará el final de los superávit de la Seguridad Social para 2012, no siendo descartable la utilización de la ‘hucha de las pensiones’

La crisis económica deteriorará la educación pública y provocará reestructuraciones en la composición de la población de las ciudades

(estimada en 62.000 millones de euros) para poder sufragar las necesidades del Estado en el bienio 2012-2013.

Aumento del desempleo

Habrá nuevos incrementos de la tasa de paro hasta niveles desconocidos desde la época de la posguerra española (con estimaciones del 23% a finales del 2011 y con picos que podrían alcanzar los 6 millones en 2012), provocados por el efecto dominó en la declaración de EREs en las empresas.

Ello unido a la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores y a la generalización de la precariedad laboral con miniempleos cuatrocieneuristas e interinidad vitalicia, provocará la ruptura del diálogo social con la patronal, frecuentes estallidos de conflictividad laboral y la aparición mediática de los grupos antiglobalización que utilizando tácticas de guerrilla urbana pondrán en jaque a las fuerzas de seguridad.

Desertización comercial

Se contempla la desertización comercial de amplias zonas urbanas, con la progresiva desaparición del pequeño comercio como consecuencia de la severa contracción del consumo interno (según Citi, la contracción del consumo en 2011 rondará el 0,2%) además de la paulatina reducción de ingresos por publicidad (según las estimaciones del panel Zenthinela de ZenithMedia para 2011, la inversión publicitaria caería un 2,3% en televisión y un 10% en los diarios impresos, quedando Internet como refugio para navegantes con incrementos estimados de la factura publicitaria del 13,3%.

Revitalización de los cascos antiguos y centros urbanos de las ciudades en detrimento de los barrios periféricos, motivado por la falta de liquidez de las arcas municipales que conllevará el subsiguiente endeudamiento crónico de los ayuntamientos (según el Banco de España, la deuda de las Administraciones Públicas a cierre del segundo trimestre de 2011 repuntó en más de un 23% frente a junio de 2010 hasta alcanzar su valor más alto de toda la serie

La situación social puede complicarse con la aparición de sentimientos xenófobos en la población española

histórica con 133.100 millones, según El País.

Deterioro de la educación pública

El progresivo deterioro de la educación pública, con tasas insultantes de fracaso escolar en la Educación Secundaria Obligatoria, convertirá a la mayoría de los centros públicos en guetos de inmigrantes y los centros privados quedarán como refugio de la excelencia educativa y de las clases económicamente solventes. Además, el redescubrimiento de la Formación Profesional en detrimento de los estudios de Bachillerato llevará a la drástica reducción del número de Universidades Públicas, asfixiadas por la falta de subvenciones y la reducción espectacular del número de estudiantes.

Asimismo, la agudización de la crisis económica provocará la aparición de sentimientos xenófobos en la población española, debido al recorte de la oferta laboral y consecuente feroz competencia por los puestos de trabajo. Proliferarán insalubres poblados ilegales y se producirá la conversión de numerosos barrios periféricos en auténticos guetos de inmigrantes.

Finalmente, las exigencias del BCE de cumplir con el límite marcado para el Déficit Público del 3% para 2013 hará que países como Portugal, Italia, Grecia, España e Irlanda (que superan con holgura el primitivo listón fijado por el BCE del 3%), corran el riesgo de ser excluidos de la eurozona.

Caso de ser finalmente excluidos, ello significaría en el caso de España el forzoso retorno a la peseta, la subsiguiente depreciación de la misma y el regreso a niveles de renta propios de la década de los 70, con lo que será inevitable el éxodo al medio rural de una población urbana afectada por la asfixia económica, embargo de viviendas e ingreso en las listas del paro, con la consiguiente revitalización de extensas zonas rurales, rejuvenecimiento de su población y regreso a escenarios ya olvidados de economía autárquica.


Subtítulo, destacados y enlaces

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario