Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

La soledad de Sarkozy

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Análisis del declive político de Sarkozy y de los ases que guarda en la manga para intentar ser reelegido en las elecciones presidenciales de 2012

Tras el descalabro sufrido por la UMP de Sarkozy en las pasadas elecciones locales y el sondeo publicado por ‘Le Parisien’, en el que el 16% de los franceses apuesta por De Villepin como candidato de la UMP para las presidenciales de 2012, frente al 14% que opta por Sarkozy y el 13% que se decanta por Fillon, Sarkozy procederá a la remodelación técnica de su Gabinete.

Las pasadas elecciones locales han supuesto un descalabro para Sarkozy que se encuentra en mínimos de popularidad

Dicha remodelación incluiría una presencia aún más visible de los partidarios del ex Presidente Jacques Chirac y De Villepin en las filas del Gobierno (frente a los deseos de Fillon partidario de una remodelación de amplitud), lo que conllevará en un horizonte cercano la sustitución del Primer Ministro y la instauración de un poder presidencialista, rebajando progresivamente el poder decisorio de sus ministros y sustituyéndoles por una nueva camarilla de poder oficioso formada por sus asesores, que emularía al Partido Gaullista, movimiento que cubría un espectro muy amplio desde el centro-izquierda hasta la extrema derecha y en el que sus dirigentes fueron correas de transmisión subordinadas a la cúpula gaullista. (Fuente: europapres.es)

Para ello, reeditará los plebiscitos de De Gaulle en forma de referendums para aprobar  temas como el retraso de la jubilación; la optimización de los recursos de la Administración, la entrada en vigor de la Directiva de Retorno para los inmigrantes y, posteriormente, la salida de Francia de las estructuras militares de la OTAN, lo que le valdrá el apoyo incondicional de la ultraderecha a la hora de aplicar leyes que rozarán la inconstitucionalidad y la subida de su popularidad, que actualmente rozaría mínimos históricos (36%) tras el estancamiento de la crisis económica, luego de que el desempleo tocara el 10 por ciento la semana pasada por primera vez en una década y con el 25,3% de los hombres entre 15 y 24 años desempleados. (Fuente: es.globedia.com)

Aplicación de medidas drásticas en Trabajo e Inmigración
A instancias de Sarkozy, el Parlamento francés aprobará la Reforma del mercado laboral, que implicará la progresiva implantación del despido libre sin indemnización, la drástica reducción del número de funcionarios, la instauración de la jornada laboral mínima de 45 horas semanales y el retraso de la jubilación, que se unirá a la pérdida del poder

Es previsible la organización de plebiscitos para aprobar temas como el retraso de la jubilación, la aplicación de la ‘Directiva de Retorno’, o la salida de la OTAN

adquisitivo de los trabajadores debido a los exiguos incrementos salariales, congelación o dramática reducción de los mismos.

Como consecuencia de todo lo anterior, asistiríamos a la agudización de la fractura social del país, obligando a amplias capas de la población (especialmente los ‘sintecho’, los ‘sinpapeles’ y los desheredados de las banlieus) a depender en exclusiva de los subsidios sociales, quedando así diluidos los efectos benéficos de sus anunciadas medidas sociales (desaparición de los ‘sintecho’ para 2010, subida de las prestaciones por desempleo y discriminación positiva en la inserción laboral de los inmigrantes) por la cruda realidad de la severa crisis económica.

Todo ello provocará la radicalización de los otrora aburguesados y sumisos sindicatos de clase (CGT, CFDT y FO) y conllevará frecuentes estallidos de conflictividad laboral, aunados con el extraordinario auge de los grupos antiglobalización que, aplicando técnicas de guerrilla urbana, pondrán en jaque a las fuerzas de seguridad francesas y teledirigiendo las revueltas estudiantes podrían terminar por reeditar el Mayo del 68 que significió la consolidación del gaullismo y el finiquito político de De Gaulle. (Fuente: Sarkozy: la añoranza de la Grandeur)

Asimismo, en su obsesión por controlar la inmigración ilegal y tras la creación del Ministerio de Inmigración e Identidad Nacional, Sarkozy consiguió en junio de 2008 que la Eurocámara aprobara la ‘Directiva de Retorno’, eufemismo bajo el que se esconde un severo recorte de los derechos humanos de los inmigrantes y bautizada por Evo Morales como ‘La Directiva de la Vergüenza’. Debido a la caída de su popularidad podría acelerar

Se puede producir la radicalización de los sindicatos y una reedición del Mayo del 68

su entrada en vigor a finales de 2010.

Sus efectos serán dramáticos, pues se calcula que en los veintisiete países de la Unión Europea viven entre 4 y 8 millones de inmigrantes indocumentados (de los que casi tres millones serían de países andinos pobres o golpeados por conflictos como Perú, Colombia, Ecuador, Bolivia y Paraguay) y la aplicación de la expulsión masiva originaría serios problemas de viabilidad económica (sobre todo en Ecuador y Bolivia cuyas remesas de inmigrantes supusieron en 2007 el 10% del PIB) y cuyo retorno anticipado podría suponer una debacle económica y social para dichos países. (Fuente: Los retos de Sarkozy)

Incertidumbre en las Presidenciales del 2012
En las próximas elecciones Presidenciales y legislativas de 2012, Sarkozy deberá enfrentarse a una Federación de Izquierdas que podría ponerle en aprietos en la primera vuelta debido a la sensible pérdida de popularidad fruto de la crisis económica, no siendo descartable la gestación de una trama endógena de filiación postgaullista que podrían terminar por reeditar los intentos de Magnicidio contra De Gaulle (1961 y 1962).

En caso de lograr la victoria en la segunda vuelta, procedería a la instauración de un poder presidencialista (‘Década Sarkozy’) que conjugado con la intensificación del ruido mediático de sus intervenciones en política exterior le convertirá en un referente inevitable de la política europea en el próximo decenio. A pesar de la evidente falta de empatía con Angela Merkel podríamos asisitir al nacimiento del Eje Franco-Alemán (reviviendo el Tratado del Elíseo entre De Gaulle y Adenauer (1963), que aunando los acuerdos preferenciales energéticos con Rusia con la revitalización de la energía nuclear y el extraordinario desarrollo de las energías renovables serán el referente político-económico europeo de la próxima década. (Fuente: El nuevo escenario geopolítico europeo)


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario