Jueves 27 de julio de 2017,
Bottup.com

La solución americana

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Un soldado norteamericano en Irak

Análisis
La crisis de Irán parece hacerse contumaz. Al tiempo y poco a
poco hemos de hacernos la idea de que Irán será potencia nuclear,
energética, demográfica y política. La solución de EE UU para mantener
su situación de potencia mundial sin competencia pasa por el armar a
todos sus aliados.

Se trata de una carrera hacia delante que deja al futuro
inquilino de la casa blanca un panorama más gris.
Image
Firma del acuerdo entre Egipto, EE UU y Arabia

Ante la debacle, que poco a poco y como lluvia fina empieza a calar en
todos los gobernantes norteamericanos acerca de la resolución de la
guerra de Irak, aparece una solución salomónica y también terrible: armar a los países afines con la esperanza de desanimar a los enemigos. Entre los éstos se considera tanto a los terroristas de Al Qaeda y grupos afines, como Hamás, Hezbollah o los países como Siria, Irán, incluso Rusia o China.

En demasiadas ocasiones la lógica del desespero ha actuado en contra de
ese pensamiento, “si vis pacem…”, como para creer que va a funcionar ahora.

Por otro lado
es sabido y conocido que el núcleo básico de corazón halcón de la
administración Bush, Wolfowitz, Rumsfeld, Bolton, etc. ya admitió en 1998 la
necesidad de conquistar Irak para asegurarse el suministro de
petróleo y seguir siendo la única superpotencia.

Aparece una solución salomónica y también terrible: armar a los países afines con la esperanza de desanimar a los enemigos
Irán se saldrá con la suya en su carrera
nuclear, al principio sólo civil, por lo que sólo un aumento de fuerzas
y de presión sobre el gigante persa permitirá mantener el actual status
quo
La poderosísima mecha de los radicales islámicos  que se expande en el mundo hace que el apoyo a sátrapas y autocracias de la zona se hagan imprescindibles

Estos antecedentes llevan a pensar que esta escalada, una más,
responde a los intereses compartidos de la administración Bush y los poderosísimos lobbies fabricantes de armas y petróleo. Verdaderos Deus ex machina de la política exterior reciente norteamericana.

Conmigo o contra mí

Hace ocho días el lúcido escritor Rafael Sánchez Ferlosio se preguntaba sobre
este mismo hecho, la escalada de armamiento favorecida y animada por EEUU en
diferentes países
: Omán, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahrein, Egipto y Arabia Saudita e Israel y se
preguntaba sobre la posibilidad de los países de escapar de ese desembolso
obligado” y  gigantesco en favor de las multinacionales norteamericanas, alemanas, francesas, rusas o chinas.

Ya sea
por convicción, por simpatía, por miedo o por imposición, oriente medio
se arma, cada día más. Y la lógica del “¿estás conmigo o contra mí?”, alimenta este jalón de la política norteamericana en una espiral cuyo final se ha conocido en diferentes ocasiones.

Parece que la administración norteamericana ya “descuenta”, empleando
el término bursátil, que Irán se saldrá con la suya en su carrera
nuclear
, al principio sólo civil, por lo que sólo un aumento de fuerzas
y de presión sobre el gigante persa permitirá mantener el actual status
quo
. La lentitud, descalabrante para el presidente Bush, de las
sanciones internacionales le “obligan” a este paso que interesa a
todos.

Por otro lado, la poderosísima mecha que se expande de los radicales islámicos en el mundo hace que el apoyo a sátrapas y autocracias de la zona se hagan imprescindibles. El armar a estos “ángeles” que, despúes, pueden convertirse en demonios como el finado Saddam, implica que el apoyo a estos regímenes, aún a corto plazo, seguirá fuerte aunque con ello se mantenga la falta de democracia, al estilo de la doctrina Kirkpatrick, y una ambivalencia que en algunos lugares,  como Arabia o Pakistán, hace dudar de que realmente se encuentren del lado de EE UU.

En este mercado de intereses, petróleos y ventas, China y Rusia, también
declarados “enemigos” en la reunión que decidió el futuro de
Irak en 1998, observan con cuidado siendo agentes externos pero presentes de
cada movimiento y actúan desde la sombra como en un teatro de marionetas con demasiadas manos interviniendo.
Foto de la guerra de Irak: fuente
Foto Acuerdo reciente entre Egipto, EEUU y Arabia: fuente

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

3 Comentarios

  1. Anónimo 20/08/2007 en 12:20

    Gracias

  2. Pau 19/08/2007 en 10:11

    hecho 🙂

  3. Anónimo 19/08/2007 en 9:41

    Este artículo deberia aparecer en la serie dedicada a Irán.

Participa con tu comentario