Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

La vida es efímera: ‘Adiós, Nani’

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (1 votos, media: 10,00 de 10)

 

Dedicado a un hermano que falta y que fue un ejemplo a seguir. Una muerte útil, una vida aprovechada

La transición de la vida a la muerte es breve, parece que sólo esto le ocurre a otras personas. No pensamos mucho en este trance a pesar de ser inevitable, deberíamos ser conscientes de que nacer implica morir, y deberíamos reflexionar sobre el sentido que tiene todo esto.

Para mí, durante la vida debemos intentar ser de utilidad para mejorar nuestro entorno en todas sus vertientes, que nuestro paso por la vida haya sido para aportar aspectos positivos, que sin duda quedarán como impronta en aquellas personas que nos conocieron.

No hay duda de que cuando cumplimos cierta edad, nos damos cuenta de que el ‘viaje’ sin billete de vuelta está cerca, es entonces cuando nos entra la necesidad de dejar los deberes hechos y pensamos en el tiempo perdido y en los errores cometidos.

Al final del camino lo que más hemos de valorar, no será precisamente la cantidad de cosas materiales conseguidas, será la cantidad de personas que nos quieren, respetan y admiran

Si escribo esto, es para que otros más jóvenes sepan lo importante que es plantearse nuestra permanencia en este mundo y que al final del camino lo que más hemos de valorar, no será precisamente la cantidad de cosas materiales conseguidas, será seguramente la cantidad de personas que nos quieren, respetan y admiran, de las veces que fuimos útiles desinteresadamente.

Recientemente falleció un hermano de 65 años, casi nunca fue al médico, pasó de la vida a la muerte en muy pocos días. Dejó un ejemplo a seguir como modelo o estilo de vida que nos ha dejado o se ha escrito en nuestra memoria y nos ha creado conciencia, conducta y estilo de vida. Una muerte útil, una vida aprovechada.

A los acontecimientos más destacados de mi entorno familiar suelo ponerle música que compongo como aficionado, donde intento trasmitir el sentimiento que me produce la ocasión. Esta vez compuse el tema ‘Adiós Nani’ y monté el vídeo del momento tenso y emotivo de esparcir sus cenizas de la manera que se ve, según sus deseos. Comienzo con la imagen de la niñez y termino con la del viaje definitivo. La sensación es que ayer teníamos siete años y hoy han pasado 60, por esta experiencia personal puedo decir que la vida es efímera y no debemos desperdiciarla en banalidades. Cultivar más la mente que el cuerpo, buscar la belleza más en el interior de las personas, saber observar a las personas y a la naturaleza, saber dar más que recibir, saber dar amor y consuelo…

Esta historia personal, se repite una y otra vez, y deberíamos asimilarla con naturalidad y responsabilidad, simplemente por dejar un mundo mejor a los que vienen detrás de nosotros.

La música tiene todos los derechos reservados, igual que el vídeo, ambos son creación personal


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Funcionario del Estado Hobbys: Componer música, fotografía,escribir, navegar...., maestro de nada y aprendiz de mucho.

Participa con tu comentario