Viernes 18 de abril de 2014,
Bottup.com

Las cajas siguen realizando operaciones de dudosa transparencia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Un ejemplo nos ilustra sobre cómo las Cajas acumulan fondos, en ocasiones, sin obligación de devolverlos y con dudosa transparencia: los fondos perpetuos

Un ejemplo de operación financiera, realizada por una Caja, en este caso Caixa Galicia:

Emisión en el mercado secundario, de una oferta de inversión, en unos ‘fondos perpetuos’, que ofrecen las siguientes características:

  • No tienen plazo para su rescate, pues son perpetuos. Sólo se podrá recuperar el dinero encontrando un comprador en el llamado mercado secundario.
  • Las condiciones son del pago de un interés del 3,5% durante los primeros cinco años, y luego el +0,5% sobre el Euribor (actualmente sobre el 1,4%, y a la baja).
  • La Caja ‘solo’ garantiza el pago de intereses, si el nivel de beneficios supera determinados mínimos. No garantiza el rescate del capital invertido, en ninguna circunstancia, aunque podría amortizarlo voluntariamente.
  • Este tipo de operaciones no se acoge a la garantía del Estado para las cantidades depositadas en los bancos, pues no tiene el carácter de depósito, sino de participación en riesgo.
  • En la práctica, las personas que compraron estos títulos, y que habiendo superado el periodo de cinco años, traten de recuperar su inversión, están pendientes de que algún comprador los
    La entidad no tiene obligación de devolver lo invertido, el cliente deberá esperar a que alguién esté dispuesto a comprarle los títulos

    adquiera, pero las ofertas, dado su escasa rentabilidad y nulas perspectivas de recuperar el total invertido, no pasan de un 15% del valor real.

  • La emisión fue de casi 140 millones de € en el año 2003 y, según un rumor no confirmado, su destino fue la financiación de la campaña electoral del PP.
  • Este tipo de operaciones no estaban permitidas a las Cajas hace años, pero, hoy en día pueden comportarse como bancos especulativos, aunque posiblemente aún siga en vigor la limitación…

En realidad, se trata de un préstamo a la entidad emisora, que ésta no tiene obligación de devolver, solo se compromete a pagar intereses, cuando sus beneficios superen ciertos niveles (no digamos si entra en pérdidas) y además baja el porcentaje, con el transcurso de los años. En caso de desaparición de la entidad emisora, las obligaciones también desaparecen ¿Qué va a pasar con la fusión?

Realmente parece mentira que algunas personas hayan aceptado este tipo de operaciones, ya que ni siquiera la rentabilidad inicial era tan alta (el 3,5% anual). Solo la habilidad vendedora puede explicar que se haya cubierto la emisión, abusando de la confianza que las Cajas suelen disfrutrar frente a sus clientes, y empleando estratagemas engañosas (la decisión había que tomarla en un corto período de tiempo) y ocultando información que aclarase a qué se estaba comprometiendo el cliente.

Sería estupendo que ese mismo criterio lo empleara la Caja con los clientes que les pidieran préstamos. Con él se resolverían la mayoría de los problemas financieros de las personas y empresas que necesitan

Ha llegado el momento de apoyar a la Banca Ética: COOP57, FIARE, JAK…

financiación.

Además, existe otro agravio comparativo: un cliente tiene que explicar en qué va a invertir el préstamo que solicita, pero la Caja no dice a que va a destinar los fondos que recibe… A lo que estaría obligada si aplicara las normas de Responsabilidad Social y Ética Empresarial, muy de moda, pero que nadie aplica en la Banca tradicional, ni en las Cajas de Ahorro…

Parece que ha llegado el momento, si queremos contrarrestar los efectos de la crisis, de que se apoye y facilite la puesta en marcha proyectos de Banca Ética, como COOP57, FIARE y JAK, así como un cambio de la políticas respecto a las Cajas de Ahorro.


Titular, subtítulo, destacados e imagen

Fotografía (CC): CaixaGalicia

¿Te gustó este artículo? Compártelo

1 comentario

  1. Anónimo 24/07/2010 en 19:18

    Podrias hablarnos Miguel Angel porque los empresarios ya no tienen empresas pero tienen ongs y Fundaciones

Participa con tu comentario