Viernes 11 de abril de 2014,
Bottup.com

Las denuncias por abusos sexuales a menores en la Iglesia Católica no cesan

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La Iglesia Católica se enfrenta a un aluvión de denuncias por abusos sexuales a menores realizados por sacerdotes

Desde finales del pasado siglo la Iglesia Católica viene enfrentándose a continuas acusaciones de abusos sexuales a menores cometidos por sacerdotes y religiosos, principalmente en centros educativos católicos. El último caso estalló esta semana en la archidiócesis de los Ángeles, que ha decidido indemnizar con 478 millones de dólares a 508 víctimas, evitando así la celebración de un juicio con declaraciones muy comprometidas para la Iglesia.

Estas denuncias no solo han aparecido en países de tradición católica, como España o Irlanda, sino también en Canadá, Reino Unido y, sobre todo, en Estados Unidos. Los delitos denunciados han salido a la luz en la mayoría de los casos años después de haberse producido los abusos, cuando las víctimas se han hecho adultos y han comprendido lo que les sucedió.

Estas denuncias no solo han aparecido en países de tradición católica, como España o Irlanda, sino también en Canadá, Reino Unido y, sobre todo, en Estados Unidos

Las críticas a la jerarquía católica no se dirigen a la existencia de pederastas entre sus miembros, sino que se centran en otros aspectos. Durante demasiados años se produjeron y, en muchos casos, se toleraron estos abusos. Los hechos tuvieron lugar en centros gestionados por sacerdotes, que utilizaron su condición de religiosos para realizarlos. Y, sobre todo, se critica la política de la jerarquía eclesiástica, que se ha centrado en evitar la divulgación de los delitos, en ocultarlos a la justicia y a la prensa, y en presionar a las víctimas, a sus familiares y los testigos para que no los denunciaran a las autoridades civiles.

Según los datos recogidos en EE UU por la ‘National Review Board’ , 4.392 sacerdotes católicos estuvieron implicados en presuntos casos de pederastia entre 1950 y 2002, con 10.667 menores que sufrieron abusos sexuales, de los que en unos 6.700 casos había pruebas suficientes y otros 3.300 no fueron investigados porque los sacerdotes ya habían fallecido.

Prelados involucrados

En su libro ‘Pederastia en la Iglesia Católica’ (Ediciones B, 2002), Pepe Rodríguez ofrece una lista de altos prelados involucrados en abusos sexuales a menores y/o en encubrimiento de delitos realizados por sacerdotes bajo su responsabilidad. Estos son algunos de ellos.

Alphonsus Penney, arzobispo de San Juan de Terranova (Canadá), dimitió en 1990 por encubrir decenas de delitos sexuales cometidos contra unos 50 menores por más de una veintena de sacerdotes.

Hans Hermann Gröer, arzobispo de Viena  presidente de la Conferencia Episcopal austriaca, forzado a dimitir en 1998, tres años después de haber sido acusado de cometer abusos contra niños seminaristas de los que era profesor.

Sobre todo, se
critica la política de la jerarquía eclesiástica, que se ha centrado en
evitar la divulgación de los delitos, en ocultarlos a la justicia y a
la prensa

J. Keith Symons, obispo de Palm Beach (Florida), dimitió en 1999 tras admitir que había abusado de cinco monaguillos durante más de 10 años.

Julius Paetz, arzobispo de Poznan (Polonia), dimitió en 2002 tras ser acusado de cometer abusos sexuales durante años sobre decenas de seminaristas.

James Williams, obispo de Louisville (Kentucky) dimitió en 2002 tras ser acusado por uno de sus antiguos monaguillos de haber abusado de él hace 21 años, cuando era niño. Otras 90 víctimas acusaron a Williams de abusos semejantes.

En su libro
‘Pederastia en la Iglesia Católica’, Pepe Rodríguez ofrece una lista de
altos prelados involucrados en abusos sexuales a menores y/o en
encubrimiento de delitos

Eduardo Storni, arzobispo de Santa Fe (Argentina), procesado judicialmente en 2002 por delitos sexuales contra unos 50 niños seminaristas en los años 90. El Vaticano no lo apartó del cargo hasta 2002.

Hubert Patrick O’Connor, obispo de Prince George (Canadá), acusado en 1991 por la policía de violar a varias mujeres y de cometer asaltos obscenos contra varias otras.

Bernard Law, arzobispo de Boston (Estados Unidos), obligado a dimitir en 2002, años después de que estallasen cientos de casos de abusos a menores cometidos por prelados de su diócesis. Este cardenal es considerado como el que mayor número de casos de pederastia ha encubierto. Siempre contó con el apoyo del Vaticano y no ha sido juzgado por ningún delito.

Recursos:

-Más información en Wikipedia

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

5 Comentarios

  1. Anónimo 21/03/2009 en 19:54

    Lo que esta escrito es verdad
    La Iglesia Catolica a ocultado por muchos años, los abusos sexuales infantiles, es ora de que habran los ojos y vean en la falsedad en la que se encuentran, y que hacen abominacion a Dios.
    La palabra de Dios es muy clara contra la idolatria….

  2. Anónimo 03/05/2008 en 16:56

    mirad mis archivos sobre la iglesia y lo q no se publica xq no deja hablar a nadie:

    http://rapidshare.com/users/WGD3XQ
    pass: starwars

    hala, bajad lo q querais

  3. Anónimo 10/04/2008 en 16:10

    No entiendo de que manera leen la biblia esa gentusa, Dice bien claro las escrituras “Cualquiera que haga daño a uno de mis pequeños es mejor atarse una piedra de molino al cuello y tirarse al mar” por que el sufrimiento será insoportable.

    Pero, ¿no podría modificarse las leyes, para que tuviera cabida un tratamiento específico para los delincuentes sexsuales tan peligrosos?

  4. Anónimo 22/07/2007 en 5:35

    pepe rodríguez está descreditado por men
    pepe rodríguez es un mentiroso patológico, según un buen número de medios de comunicación españoles, en sus estudios utiliza documentos falsos y unas mentiras enormes ya desenmascaradas. para colmo: acaba de ser desenmascarada su condición de masón y de miembro de la Orden de Malta de la masonería. no le hagan caso. un sectario siempre es visceral, dogmático y parcial.
    el libro La Trama Masónica les aclara quien es este masón maltés.

  5. Anónimo 20/07/2007 en 16:04

    Mons. Storni
    Si toda la info que maneja el bueno de César es como la de Storni estamos cocinados.
    Storni no abusó de 50 ni de niños seminaristas, es más, no está probado el caso de dos acosos denunciados y eran muchachones grandotes, uno rarito y otro con pocas ganas de ser célibe pese a ordenarse.
    Y quien escribe esto es peridista e investigó en profundidad el caso Storni y escribió sobre él profusamente.
    O el bueno de César habla por boca de ganso o bien consumió la basura anticatólica que anda dando vueltas por allí. Que hubo casos de abusos por parte de curas, es cierto, como lo hay en todas las profesiones, oficios y FAMILIAS, que son las primeras abusadoras de sus niños.
    Chau.
    JC

Participa con tu comentario