Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Las elecciones están cambiando el mapa político en Europa más allá de Hollande

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

ANÁLISIS / Los partidos mayoritarios, precursores de la austeridad, pierden apoyos, en favor de nuevas fuerzas políticas

En estos días, la noticia en Europa es la victoria de Hollande en Francia. Esta noticia junto con la presencia neonazi en el parlamento griego reciben mayor atención de los medios sin que analicen otras cosas también importantes. En Europa, los cambios políticos son más profundos que las elecciones en estos dos países. El partido laborista en el Reino Unido ha conseguido unos resultados en las elecciones locales del domingo que podrían tumbar al actual gobierno conservador de la nación si estos resultados se repiten en las elecciones generales. El avance más espectacular en estas elecciones locales ha sido en Inglaterra con un aumento del 81% en el número de concejales laboristas en los ayuntamientos y un aumento del 61% en la representación de laboristas en los ayuntamientos de toda la isla. Esto es una clara respuesta a las medidas de austeridad del gobierno conservador de David Cameron.

El cambio de la austeridad económica por el crecimiento económico está tomando más representación en las administraciones locales en algunos países

El cambio político en Europa está alcanzado a las administraciones regionales, donde mayoritariamente están cayendo los partidos que defienden la austeridad

El mayor promotor de la política de austeridad europea ya ha empezando su metamorfosis. La coalición de gobierno de Ángela Merkel ya gobierna en menos Länden de la República Federal de Alemania que la coalición de socialdemócratas con los verdes. El año pasado, el partido verde fue capaz de arrebatar el gobierno del partido cristianodemócrata en el Land de Baden Württemberg, un histórico bastión de este partido. El mismo día que Hollande se convirtiese presidente, el partido de Ángela Merkel obtuvo unos de sus peores resultados en el Land de Schleswig-Holstein. Este Land será gobernado por una coalición socialdemócrata con los verdes. El cambio político en Europa también ha alcanzando administraciones regionales. La era de austeridad ‘merkeliana’ podría tener sus días contados en una parte de Europa, pero no en España. Esto crea una coincidencia curiosa. El gobierno regional de coalición progresista de Andalucía es una excepción dentro España. Sin embargo, gobiernos regionales formados por coaliciones progresistas es la tendencia en Alemania.

El domingo pasado también hubo elecciones municipales en Italia. También tuvieron un color protesta. Los partidos que apoyan al gobierno tecnócrata de Mario Monti fueron castigados. El partido protesta del comediante Beppe Grillo consiguió grandes resultados. El voto protesta no solo creció en este país. El partido de coalición radical de izquierdas Syriza se convirtió en el segundo partido más votado en Grecia en este domingo de elecciones en Europa. El cambio no es sólo de color en los gobiernos de los partidos tradicionalmente mayoritarios. Estos partidos están perdiendo su poder para mantenerse en los gobiernos. El discurso de austeridad de los partidos mayoritarios están estimulando el crecimiento de partidos minoritarios por medio del voto protesta. Estos partidos minoritarios y en algunos casos extremistas ya influencian la política nacional en ciertos países.

Algunos partidos extremistas ya influencian la posición de partidos supuestamente de centro

Los partidos centroconservadores han tenido que salir de su ideología de centro ante el crecimiento de partidos de extrema derecha. El caso más llamativo es la última campaña electoral de Nicolás Sarkozy, anti-inmigrante e islamofóbica. Esto coincidió con el crecimiento del partido del Frente Nacional de Marine Le Pen, partido opuesto a las medidas de austeridades económicas en Francia. Este partido consiguió ser el tercer partido más votado en la primera ronda de las elecciones presidenciales de 2012. Los partidos de centro derecha están virando hacia posiciones más extremistas.

Los partidos tradicionalmente considerados ‘de gobierno’ empiezan a perder apoyos, a favor de partidos antes minoritarios, como partidos protesta y partidos extremistas

Partidos extremistas han desestabilizado alianzas de gobiernos. Los ejemplos más claro se pudo observar en Holanda e Italia. El partido ultra conservador de Geert Wilders en Holanda y el partido neofascista Liga Norte de Bossi provocaron el derrumbe de sus respectivos gobiernos por su oposición a las medidas de austeridad. Gobiernos que dependen de alianzas con partidos extremistas son inestables ante tendencias de extremas austeridades económicas.

Partidos extremistas pueden obtener resultados electorales que desplacen a los partidos tradicionalmente mayoritarios del gobierno. El mejor ejemplo son los resultados en Grecia. Partidos tradicionalmente mayoritarios no han conseguido el respaldo necesario para crear una alianza entre ellos que les mantengan en el gobierno. Los socialdemócratas griegos y el centro derecha obtuvieron conjuntamente un total de 32.4 % de los votos. Este resultado no les permitirá seguir sus políticas de austeridad. El resto de partidos políticos son contrarios a estas políticas de austeridad en Grecia. La austeridad económica está disminuyendo el poder de los partidos tradicionalmente mayoritarios para poder gobernar.

Uno puede pensar que partidos tradicionalmente mayoritarios no sufren estos avatares de los partidos protesta en países con economías en crecimiento y estables. Los partidos mayoritarios pueden perder su hegemonía en cualquier país de Europa. Todo depende de los votos. La intención de voto en mayo refleja que los partidos tradicionalmente mayoritarios no podrían gobernar por medio de las alianzas actuales en Alemania. Según esta intención de voto, las alianzas de conservadores con liberales y de socialdemócratas con los verdes necesitarían cada una del apoyo del Partido Pirata para gobernar con más del 50% de los votos. En este país, el partido protesta es el Partido Pirata, que defiende la libertad en Internet. La necesidad de alianzas más allá de los partidos tradicionalmente mayoritarios para gobernar existiría en Alemania como existe ahora en Grecia. Sin embargo, la situación política no es tan inestable en Alemania como lo es en Grecia. Los partidos tradicionalmente mayoritarios pierden apoyo de votos en países con diferentes situaciones económicas. Una economía fuerte y saneada no asegura la hegemonía de los partidos tradicionalmente mayoritarios. El objetivo de beneficio económico en momentos de austeridad puede tener como consecuencia la pérdida de libertades y derechos. Esta pérdida puede ser de derechos sociales, económicos y civiles para el individuo. La libertad en Internet ha sido también mermada en estos tiempos de prevalencia de lo económico. El ataque a las libertades está creando nuevos partidos que ganan relevancia en estos tiempos de austeridad. Se está empezando a cuestionar más a los partidos tradicionales.

Holanda, Italia, Alemania o Grecia son algunos ejemplos de los cambios que se están produciendo

Estamos presenciando cambios en Europa que podrían ser algo más que un cambio de poder entre los partidos de siempre. La política de austeridad económica y recortes de las libertades ha sido tan radical que ha estimulado el crecimiento de los extremos políticos o partidos de nuevo corte ideológico, como el Partido Pirata. El cambio no ha hecho nada más que empezar. No se sabe si este cambio va a ser diferente a lo de costumbre. Sí está claro que los votos todavía cuentan en las democracias europeas y los cambios son posibles.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario