Lunes 23 de octubre de 2017,
Bottup.com

Las fallidas promesas de Sarkozy le auguran un mayo difícil cuarenta años después del 68

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Manifestación del Primero de Mayo por las calles de París el pasado jueves (I.Torres)

FRANCIA/-  Los galos exprimen su desencanto hacia un presidente hipermediático y
que ofreció un hartazgo de promesas que hoy, parece, son piedras en sus
zapatos.

El 55% de los franceses no quiere su reelección

“Ruptura”, “buscar el crecimiento económico con los dientes”, “una nueva política social”, “reformas”, “derechos humanos”,
Image
Los inmigrantes encabezaban este año la marcha (I.Torres)

“poder de compra”, “reposicionar la nueva voz de Francia en el mundo”… esas palabras quizás dieron el triunfo hace un año a Nicolás Sarkozy.

Esas palabras, hoy, pesan cual lápidas en la confianza de los franceses. Los medios de comunicación plasman el lenguaje emanante del pueblo galo: “Huelga”, “morosidad económica”, “desconfianza”, “desempleo”, “alza de precios”, “cacofonía gubernamental”, “ridículo internacional”… Sarkozy alcanza solamente el 38 por ciento de voces favorables en Francia, según el diario Le Parisien (02/05/2008), la confianza cae en picado desde hace varios meses.

La decepción en la opinión popular deriva de la cascada de errores de política interior como exterior, aunque la mayor parte del descontento general es la impresionante alza de precios: productos básicos como la leche, jamón, queso, pastas, huevos, arroz, el pan, entre otros, y que se puede consultar en el sitio web del ministerio de Economía; “Esto datos confirman un alza de precios de productos alimenticios superior a la índice general de inflación”.

Osar, ser, contestar y luchar; la herencia revolucionaria de mayo del
68 en Francia permea en las generaciones actuales, motiva de nuevo a
los adultos y acoge a los inmigrantes
Las reformas de Sarkozy están encaminadas a encontrar ahorros en
todos los ministerios, incluidos el de Educación y Salud, pilares del
sistema social francés

Los precios en Francia nunca han sido tan exorbitantes en cuanto a la alimentación, pero hay que agregar también el imparable incremento en los precios de los carburantes (diésel y gasolina), pudiendo variar de un día para otro, como lo precisa la unión francesa de la industria petrolera, sin embargo dichas variaciones van al alza. En la misma tendencia encontramos el gas doméstico, que aumentó de un 5,5 por ciento en la facturas de los hogares.

El Gobierno francés señala exhaustivamente que todo es derivado a una consecuencia internacional, los mercados, la especulación. De los productos básicos, son los mismos supermercados y las grandes trasnacionales que imponen tales precios al consumidor, en detrimento de los productores, que son obligados a vender sus productos a precios raquíticos; el margen de ganancia es irrefutablemente exquisito para dichas transnacionales y supermercados.

Sobre los carburantes, el euro -en teoría-, resiste con mayor facilidad el impacto al alza, en dólares, del precio de barril de petróleo, pero los dividendos que reclaman los accionistas (por ejemplo, el consorcio Total), descartan una eventual estabilidad en los precios en las gasolineras.

Sarkozy, hace un año, entonó en sus mítines de campaña ser “el presidente del poder de compra de los franceses”. Término que bien se ha ahorrado en pronunciar últimamente. Un sondeo (CSA) para la revista semanal Marianne (03/05/2008), muestra que el 55 por ciento de los encuestados desaprobarían una eventual reelección de Sarkozy en 2012, contra 29 por ciento que ven positiva dicha hipótesis. La derrota del partido en el poder, en las pasadas elecciones municipales de marzo, constata un desencanto popular con el Gobierno y los ministros de Sarkozy.

40 años de Mayo 1968

Osar, ser, contestar y luchar; la herencia revolucionaria de mayo del 68 en Francia permea en las generaciones actuales, motiva de nuevo a los adultos y acoge a los inmigrantes. Las calles serán tomadas durante todo este mes en Francia. Los bachilleres llevan más de dos meses manifestando contra las reformas en la educación nacional, que espera hacer economías al suprimir 7.000 puestos de profesores (por ejemplo, no remplazar a un profesor que parte a la jubilación) de bachillerato en septiembre.

Los bachilleres marcharon al lado de los obreros y trabajadores de todas categorías confundidas en las calles de varias ciudades en Francia este Primero de Mayo, Día del Trabajo. Por primera vez, los trabajadores sin papeles encabezaron el cortejo, en París, apoyados directamente por el sindicato de la Confederación General del Trabajo (CGT).

Las reformas de Sarkozy están encaminadas a encontrar ahorros en todos los ministerios, incluidos el de Educación y Salud, pilares del sistema social francés. Mayo 2008 será el mes más agitado para Sarkozy a un año de su elección. Los galos exprimen su desencanto hacia un presidente hipermediático y que ofreció un hartazgo de promesas que hoy, parece, son piedras en sus zapatos.

Francia no deberá pasar las expectativas de 1,8 por ciento de crecimiento y en Bruselas se calcula que para 2009 podría llegar a solamente el 1,4 por ciento. En referencia a la deuda pública, Francia llegará a un 64,4 por ciento del PIB en 2008 y quizás 65,1 en el 2009.

En julio Francia conducirá la presidencia de la Unión Europea, los resultados de Sarkozy en Francia invitan a los países europeos (miembros de la UE) a reflexionar, posicionarse y esperar con cautela el rumbo que Sarkozy quiera imponer al viejo continente.

Contacto y comentarios: ivanovichtorres@yahoo.fr

Image
Titular

{mos_sb_discuss:2}


Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de: Sociedad y Ciudadanía



Image


Image

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario