Lunes 07 de abril de 2014,
Bottup.com

Caso Gürtel: trajes, bolsos… y ahora orgías

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Las filtraciones y la
supuesta corrupción de la derecha se suma a la real corrupción oficial, la de la izquierda, añadiendo para la ‘galería’ las orgías

Opinión

Image
Imagen sobre el caso del consorcio de la zona franca de Barcelona

Los métodos socialistas no han variado desde
que hace 30 años. Narcís Serra (izquierda) y Javier de la Rosa (derecha) se inventaron una historia
para dos fines diferentes pero coincidentes.

He repetido por activa y pasiva, y
a estas alturas de mi vida nadie de mis íntimos (lo único importante para
mí),  reprocharía, porque saben que jamás participé en ninguna orgía con Antonio de la Rosa y Fernando Serena. Y sobre los vicios, ni tengo ni tuve. Pero  me
consta que los tenían alguno de los jueces que participaron en el macabro invento
y los propios Javier y Antonio, borrachos empedernidos.

Pero no sólo utilizan el
descrédito personal, en este caso con unas grabaciones que no deberían ni
figurar en el sumario, puesto que ‘irse de putas’ es una opción privada y no
ilegal ajena a ‘otros negocios’. ¿Son culpables porque van de putas?

Entra en
juego la gran hipocresía nacional, bien manejada por el progresismo. Y si en mi
caso utilizan un asustado y chantajeado chofer aquí ponen en marcha personal
del Estado grabando conversaciones, y encima lo pervierten (si es que se puede
pervertir más) filtrando. Así es como Narcís utilizó a la Guardia Urbana para montar su
guión… y la prensa, siempre la prensa y su tele.

Soy pesado,
reiterativo,
insistente, pero tres años preventivo por la ambición ajena. De nuevo
pretenden
ganar elecciones con el ‘todo vale’. Anular al contrario, al igual que
pretendía Narcís Serra.

Y ¡ojo! ese contrario me cae fatal, aunque solo
sea porque también se financió con De la Rosa, corrupción más
podredumbre. Nada ha cambiado, tras treinta años la España de
aquellos santos varones socialistas está hecha unos zorros… peor que la franquista.

Para trivializar, corre tanta cocaína que todo es posible.  He de advertir que jamás la he tomado. Lo que
se puede certificar por mi expediente médico carcelario y fácil de comprobar
con cualquier análisis.

Mi máximo vicio ha sido el vino,  moderada y únicamente en las comidas. ¡Con
razón, a mis casi 69 años, jamás he necesitado un médico!

Más información y documentos:

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario