Miércoles 07 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Las inversiones en bolsa de los funcionarios de la Hacienda de Barcelona

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El “lo sabía todo el mundo” y “en Madrid se sabía” de Josep Borrell Fontelles en el juicio por corrupción en la Hacienda de Barcelona

Sesión del 28-01-10. ¿Quién sabía en Madrid que los funcionarios de la Delegación de Barcelona invertían grandes cantidades en Bolsa? A buen seguro los compañeros de Partido y jefes de Borrell (entonces Secretario de Estado de Hacienda, después Ministro de Obras Públicas), el Ministro de Hacienda, Carlos Solchaga (con sus alegorías al enriquecimiento), el Ministro de Defensa y después Vicepresidente, Narcís Serra (economista, ex alcalde y ahora presidente-ejecutivo de Caixa de Cataluña, y profundo conocedor del todo Barcelona), el Gobernador del Banco de España, Mariano Rubio

Sin duda la ciudadanía no formábamos parte de ese ‘todo el mundo’

(detenido por el caso Ibercord, donde especulaba, con nombre falso, asociado con el Síndico de la Bolsa de Madrid, Manuel de la Concha) y, sin genero de duda, el Presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores CNMV, Luis Carlos Croissier (después Ministro de Industria), Cristina Narbona, Magdalena Álvarez, y a sumar el jefe de jefes, Felipe González.

Si la ciudadanía no formábamos parte de ese ‘todo el mundo’, pues de lo contrario todos hubiéramos utilizado la ‘información privilegiada’ para hacernos ricos, ese ‘mundo’ se reduciría a un grupo de ‘iniciados’, de mafia, y a enriquecerse estafando a los kuwaitíes de KIO (dicen que unos 500.000 millones de pesetas, ¡de los 80!), a miles de inversores

Y con la quiebra del Grupo, tras el vaciado de activos (a sumar a esos 500.000 millones) cuando la invasión de Kuwait y Guerra del Golfo, a obreros, proveedores, y al propio Estado español que añadiría 100.000 millones de pesetas en créditos del ICO, perdonados (sin reclamar, ni sumarse a las querellas de KIO contra De la Rosa) cuando Josep Piqué Camps, ex presidente del Grupo Torras-KIO tras la suspensión de pagos (antes directivo con De la Rosa) fuera Ministro con Aznar. Político que de la Generalitat de Pujol pasa a KIO-DE LA ROSA, y de ahí a Ministro de Industria, Ministro de Exteriores, Portavoz del Gobierno, y ¡sin antes pertenecer al PP! ¡Todo un carrerón!

Con los precios de compra y de venta fijados por De la Rosa, y manejando e invirtiendo él los petrodólares de KIO… a forrarse. Ernesto de Aguiar, ex Delgado en Barcelona y después Director General en Madrid de aquella Hacienda, declaró el día 28, el mismo día que su jefe y amigo Borrell, en el Juicio Hacienda, que él invirtió 5 millones y en una semana ganó 15.

Pero la fábula ciudadana de las inversiones en Bolsa, justificando el enriquecimiento, no es

Ernesto de Aguiar declaró que él invirtió 5 millones y en una semana ganó 15

la que ya corría por Barcelona sobre los ‘peinados’ de Hacienda y las extorsiones, asociados el delegado e inspectores con Juan Piqué Vidal y el juez Luis Pascual Estevill. Es difícil imaginar que conocidas todas las fábulas, Bolsa y extorsiones, por la Jefatura Nacional, no establecieran un canon o raquet mafioso, impuesto revolucionario, para la financiación del Partido o de la particular partida de golfos (una guerra para los golfos), al estilo FILESA y otros casos.

Pero se pueden formular más graves suposiciones sobre lo que “sabía todo el mundo”. Denuncia de 1991 del abogado Carlos Obregón (tiroteado y expulsado del Colegio de Abogados, años después rehabilitado), desestimada en la Audiencia de Barcelona, aunque el Supremo ordenara investigar, y vuelta al archivo, donde se cuenta el camino habitual vía Andorra para blanqueo y evasión de capitales. Ver la totalidad de la denuncia en La gran corrupción.

Y si Juan José Folchi, al que ahora acusan de poco menos que ‘cerebro total’, formaba entonces una especie de ‘unidad operativa’ (asociación para delinquir, banda de malhechores), con Javier de la Rosa y Juan Piqué Vidal (al que detienen e inculpan en 2006 por blanqueo a narcotraficantes), inmersos como queda demostrado en KIO, 1984-1993 y Gran Tibidabo, 1992-3, y alcanzando los tiempos del Consorcio de la Zona Franca, últimos 70; citado el padre de Javier en esa denuncia también por evasión, el tema abarca mucho más que esos paquetes de 50 millones que Ernesto de Aguiar declara entregaba a Folchi, con evidente ánimo de culparle, y mintiendo, enmascarar todo el proceso, un ¡perjurio más o menos!

Y si Luis Pascual Estevill enlazaba ya desde 1980 con Huguet y demás de Hacienda, el conjunto se muestra clarísimo, ese ‘todo el mundo’ se reduce a no más de diez o veinte personas, indiscutiblemente ayudados por acción u omisión, conscientes o inconscientes, por cientos de políticos, funcionarios, y abogados de los correspondientes bufetes.

Adjunto las páginas de ‘Barcelona, 30 años de corrupción‘ donde se cita a Huguet y Aguiar y la vía de evasión de capitales, con un artículo en El Mundo de 1999, parco pero informativo, dos de El País años 1992-93 sobre el caso IVA, uno de los muchos uniendo inspectores de Hacienda extorsiones y jueces, más el ‘Lo sabía toda Barcelona’ de Pilar Rahola.


Titular y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario