Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La cultura libre comienza a tomar asiento

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Desde la música hasta la ciencia, ningún ámbito se escapa al CC.

Desde escritores a cineastas, pasando por músicos, casi todas las artes
tienen ya su plataforma y su público al margen de la industria
tradicional

‘El Cosmonauta’ es uno de los últimos proyectos en el que el usuarios puede intervenir financiándolo

Ya comentábamos el proyecto de ‘El Cosmonauta’, un largometraje libre con licencia Creative
Comons(CC)
y financiado a través de Crowdfunding, un sistema que pretende que cualquier persona que lo desee pueda convertirse en productor de la película, es decir, que entre todos los usuarios puedan financiar la mayor
parte del proyecto. En este caso, ‘El Cosmonauta‘, producido por Riot Cinema Collective, contará con un presupuesto de 300.000 euros, que equivale a una sexta parte de lo que gastaría una película española de nivel medio.

Mediante esta técnica de financiación Robert Greenwald y Jim William ya consiguieron financiar la película ‘Iraq For Sale‘.

Pero sistemas parecidos de financiación ya se pusieron en marcha en otras disciplinas, como la música. Es el ejemplo del grupo Gremio DC, que en tan sólo cinco meses consiguió alcanzar el presupuesto de los 50.000 dólares en la plataforma digital de música Apadrina un Artista (AUA), que ya hace más de un año que está on line, gracias a aportaciones de cientos de fans de su localidad y alrededores, y también del resto de España e incluso desde Inglaterra e Italia.

Siguiendo con la música, tenemos que destacar jamendo.com, una web que permite a los artistas “escuchar, descargar y compartir su música de una forma libre, legal e ilimitada”. Sin intermediarios, los artisitas que eligen este canal de distribución pueden promocionarse y darse a conocer por todo el mundo. De hecho, en este portal web puedes encontrar artistas de países como Italia, EEUU, Francia, Alemania, Australia, Canadá…

Ante la demanda existente, al contrario que la cultura mercantilizada, la cultura libre se ha ido extendidendo por todos los ámbitos. Bubok.com es otra fórmula que con éxito permite a los usuarios publicar sus propias obras. Como bien dicen sus usuarios, Bubok les ha permitido publicar libros de calidad profesional por muy bajo coste.

Por el contrario, Wowio, nos permite descargarnos los libros que los usuarios cuelgan en su web, poniendo de esta forma en contacto a lectores, patrocinadores y editores. ‘Free books + free minds’. Con este lema, el proyecto Wowio nace de la pasión por los libros, con un objetivo claro, “eliminar barreras y expandir el acceso al mundo de la escritura”.

Más proyectos de este tipo los podemos encontrar hasta en el mundo de la ciencia. Es el caso de sciencecommons.org, una web que permite a todos los científicos e investigadores tener acceso a una base de datos con todo tipo de investigaciones, así como poder acelerar el proceso de investigación. Ellos nos los explican mediante el siguiente enlace.

Hasta el mundo de la ciencia posee una web con CC, que permite el acceso a proyectos de investigación

De hecho, este enlace pertenece a la web de Camon, un proyecto que se lleva a cabo desde Alicante, y el cual “permite acceder a cultura de uso libre y enriquecerla en la web social con la participación de los usuarios”.

Estos no son los únicos ejemplos de cultura de acceso libre, hay muchos más, y es que no hay que olvidarse, que hasta este medio de comunicación, Bottup, tiene licencia de distribución Creative
Comons(CC)
.

Ilustración (CC): Giuli-O

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario