Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

Las quimeras de Carrillo, el Rey, y el Fiscal General del Estado

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

El fallecimiento ayer de Carrillo, la última carta del Rey y la Apertura del Año Judicial centran todas las portadas

Barcelona. La de Carrillo parece que no era viable, y con espeluznante saldo de muertos. Pasarse al PSOE, sospechoso remate a su vida de profesional de la política. Y la utilización por el Rey de la específica palabra ‘quimera’ no deja lugar a dudas en cuanto a su significado, las independencias. Pero ayer ante él, en la Apertura del Año Judicial, el Fiscal General del Estado soltó otra quimeratolerancia cero ante el terrorismo y la corrupción económica.

En la Apertura del Año Judicial, el Fiscal General del Estado soltó otra quimera: tolerancia cero ante el terrorismo y la corrupción económica

Consulto el diccionario por si existen otras acepciones que yo no alcance:

1. Monstruo imaginario con cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de dragón.

2. Ilusión, fantasía que se cree posible pero que no lo es.

… Lo de monstruo reza con la corrupción… y lo de fantasía con  la “tolerancia cero”… pues la mayor de las quiebras bancarias de la historia de Cataluña, CatalunyaCaixa, duerme plácidamente en las dependencias de Fiscalía.

Pero existen más quimeras, como es continuar pagando primas e intereses abusivos por 800.000 millones de euros de deuda pública (más la ‘privada’ y avalada a cajas de ahorros y bancos) sin más perspectiva que la pelota continúe engordando, aplastándonos sin remisión. Cuentan que el próximo mes se deben pagar 30.000 millones y el próximo año 108.000, sin más milagro en puertas que pedir el rescate… o la madre de todos los rescates anteriores que ya han expoliado el país.

Digo que la decisión imagino que es comparable a cuando un empresario decide llevar sus libros o cuentas al juzgado y declarar concurso de acreedores. En este caso, el Estado español sabe que el acreedor principal tiene preparada la eventualidad. Eventualidad que seguro Rajoy conoce, y que si los españoles conociéramos… las calles se llenarían de varios millones con palos en lugar de oficiales y oficiosas pancartas y banderas.

Se levantarán tantas alfombras que conoceremos el alcance del gran expolio, la dimensión real de los personajes que nos han conducido a la quiebra

Pudiera ser el remate de la gran corrupción. Repito que quisiera imaginar que se levantarán tantas alfombras que conoceremos el alcance del gran expolio, la dimensión real de los personajes que nos han conducido a la quiebra, o sea, la Historia de España de los últimos treinta años vista desde la realidad: su inmensa cloaca.

Se ‘celebra’ la muerte de Carrillo, el Rey arremete contra las independencias, y la palabra corrupción, un añadido en todo discurso que se precie… pero nadie tiene la culpa, y el velo sagrado de la impunidad envuelve las palabras. Inventar literatura sobre la cara de Carrillo y la del Rey, que hoy por causa diferente invaden todos los medios, ni ayuda a los vencimientos de la deuda ni a los atrapados, el pueblo, los ‘paganos’.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario