Martes 24 de enero de 2017,
Bottup.com

El Ciudad Ros Casares se proclama campeón de la Copa de la Reina 2009

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
El Ciudad Ros Casares recoge el trofeo de Capeón de la Copa de la Reina

Las valencianas se impusieron al EBE Ibiza PDV(65-60) en Salamanca ante 4.500 espectadores

Montañana apareció en la recta final del encuentro para acabar con la ilusión del EBE Ibiza PDV
El Ciudad Ros Casares impuso un ritmo en el último cuarto imposible de seguir para las isleñas
La rabia de Amaya Valdemoro despertó a su equipo que fue perdiendo durante prácticamente todo el encuentro

Saltaba el balón al aire en la final de la Copa de la Reina 2009 y con él las estrategias de dosificación con el objetivo de llegar al último y definitivo partido en el mejor estado físico posible. Las 4.500 personas que asistieron al pabellón de Salamanca pudieron disfrutar de los quintetos de gala en el campo.

Milton fue la encargada de abrir el marcador después de dos minutos. La réplica inmediata la pondría Morales, muy motivada, con una rápida bandeja y un triple (5-2, min. 6).

Las de Cantó , excesivamente agresivas, acumulaban ya cinco faltas en un lapso de tiempo verdaderamente corto para preocupación del técnico, que veía como Aguilar sumaba dos faltas. Esto le obligó a sentar a la madrileña en el banquillo.

 En ese mismo instante en el que Pirsic , la cinco ibicenca, se retiraba del campo con visibles gestos de dolor en una pierna para dar entrada a Elsa Donaire. Con Lyttle y Valdemoro prácticamente desaparecidas -víctimas de las fuertes defensas-, el cuarto concluía con una canasta de la primera que dejaba el marcador en un igualado 12-11 para Ros Casares. 

 
Con las rotaciones, Candice Wiggins se dedicaba a generar juego para las suyas al tiempo que Silvia Morales martilleaba con un nuevo triple el aro de su rival y emergía como la jugadora más determinante del choque en estos momentos.

Esto propicio un vuelco en el marcador y únicamente fue contestada al otro lado del campo por Montañana. Para entonces su equipo se encontraba a un punto en el marcador (19-20) a 4:30 para el descanso.

Un minuto y medio después, con Lyttle entrando en el partido y dominando el rebote, los dos técnicos apuraron un tiempo muerto para intentar recomponer  y dotar de mayor fluidez su juego ofensivo para lograr sumar puntos.

  El partido se encontraba cerca del ecuador y ofrecía malas sensaciones para las de Ibiza (21-25)fruto de la tensión y la intensidad de un partido tan importante.

Tras la reanudación la igualdad seguía siendo la tónica del partido pero el EBE Ibiza PDV, con Lyttle a pleno rendimiento, afinaba poco a poco la puntería y encadenaba dos triples y una canasta de dos. Las valencianas solo contrarrestaron con un triple de Amaya Valdemoro que estaba visiblemente enrabietada y descontenta con el resultado parcial (33-38).

Las arengas de la internacional española tuvieron un efecto contagioso en sus compañeras. Estas activaron la temible maquinaria ofensiva de Ros Casares y pronto recuperaron sus opciones en el partido con una canasta de Milton y después con una de Wiggins.

El intercambio de canastas proseguía. Los dos equipos veían el aro con mayor claridad y el ritmo de juego crecía hasta alcanzar la cota más alta de toda la final. Un tiro libre de Lyttle devolvía de nuevo la ventaja de cinco puntos (41-46) a las de Jordi Fernández, muy sobrias y disciplinadas, para dar paso a un último cuarto de infarto.

Sería Jana Vesela, solvente tiradora de media distancia, la encargada de abrir el marcador en los diez minutos finales con un cómodo lanzamiento a cuatro metros del aro.

La presión defensiva de Laia Palau desde línea de fondo se tornaba productiva y sólo Morales lograba anotar una canasta en respuesta al tremendo esfuerzo de la catalana.

Dos nuevos robos de balón consecutivos y sendas canastas de las levantinas premiaban a las de Cantó con una ventaja por la mínima (51-50) cerca del minuto 33 de partido. Esto fue un duro golpe anímico para las rojiblancas, atenazadas en el ataque.

Cuando las taronjas se vieron arriba en el marcador comenzaron a realizar jugadas bien elaboradas que eran culminadas con tiros fáciles de De Souza y Palau. Hasta entonces las valencianas habían ido a remolque todo el partido.

El atasco ofensivo de las baleares corría en su contra y, con el tiempo a favor, Ros Casares administraba sus ataques para empezar a pensar en consumir el tiempo restante.  Las ibicencas intentaron presionar a su rival toda la pista pero asistieron impotentes a una nueva canasta de Montañana, letal al final de choque. De esta forma vieron como se les escapaban sus opciones en la final de la Copa.

Al final, sufrida victoria de Ros Casares ante el EBE Ibiza PDV (65-60) en un choque cuyo desenlace permaneció abierto durante prácticamente todo el encuentro.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

2 Comentarios

  1. Anónimo 11/03/2009 en 14:38

    ros
    el ros se paso tres pueblos con el olesa español, la prepotencia de algunas jugadoras demostraron antideportividad.

  2. Anónimo 10/03/2009 en 10:34

    Bien por el ba-lon-cesto-to
    Felicidades al Ibiza, toda una sorpresa

Participa con tu comentario