Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Libertad de conciencia, libertad de expresión, vaya lío

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Acerca de los hechos de protesta de un grupo de universitarios en la Universidad de Somosaguas, expresando su rechazo por la ubicación de la capilla católica dentro del recinto universitario

La Declaración Universal de Derechos Humanos y las constituciones de los países democráticos recogen y regulan estos dos aspectos fundamentales para la buena convivencia, entre otras consideraciones, pero me centro en lo de la buena convivencia, repito y resalto.

La Convención Americana sobre Derechos Humanos, en su artículo 13, hablando sobre la libertad de expresión, dice en su parte final, que podrá ejercerse o difundirse de forma oral, escrita, (…) o por cualquier otro procedimiento de nuestra elección o gusto.

En este caso, la libertad de expresión, tal y como la entienden y practican algunos, crea una confrontación hostil hacia los que no piensan de la misma manera

En los siguientes, se habla sobre la protección de la moral infantil y adolescente.

Si yo me tomo al pie de la letra lo de “por cualquier otro procedimiento de mi elección o gusto”, ya encuentro la justificación para invadir y luego profanar lugares de culto, metiéndome dentro y cometiendo actos que van en contra de los principios de esa gente que practica tal o cual religión, es decir, para molestarlos, increparlos y menospreciarlos.

En este caso, la libertad de expresión, tal y como la entienden y practican algunos, crea una confrontación hostil hacia los que no piensan de la misma manera, en definitiva, eso de la libertad de conciencia no debe permitirse, según se interpreta de sus actos.

A mi juicio, hay otras formas para expresarse más democráticas, y me explico:

Si la universidad es pública, dado que el Estado es laico, entiendo que lugares de culto para cualquier religión no proceden estar dentro del recinto, pues sentamos dicriminación sobre los que no tienen. Como usuario estoy en el derecho de manifestar mi opinión al respecto, dirigida a los órganos de gobierno de esa universidad, argumentando mi disconformidad, pero en ningún momento actuar de forma que promueva la falta de respeto hacia las creencias de otras personas, pues esto solo genera odio, bandos, mala convivencia, en definitiva, nada bueno para la sociedad.

Lo que me extraña, es que estos casos se produzcan en una universidad, y por universitarios, se supone que ahí es donde más claro y desarrollado se tiene el sentido democrático. Es por esto, que algo no va bien en nuestro camino hacia el perfeccionamiento del modelo de sociedad.

Da la impresión, que desde las altas esferas políticas del centro izquierda y más a la izquierda, hay un especial interés en molestar a este colectivo

¿Crisis de valores?, ¿relatividad de los principios?, ¿fallo del sistema educativo?, ¿dejadez de los padres en la transmisión de valores y principios a sus hijos/as?, ¿confusión inducida por círculos de poder?

Yo no tengo nada a favor ni en contra de la Iglesia Católica, su jerarquía ha cometido muchos errores a lo largo y ancho de la historia, pero hay muchos millones de personas en España que se confiesan católicos, con una inmensa mayoría no practicante, y a pesar de esta representatividad notoria, da la impresión, que desde las altas esferas políticas del centro izquierda y más a la izquierda, hay un especial interés en molestar a este colectivo, obviamente, de forma muy sutil.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Funcionario del Estado Hobbys: Componer música, fotografía,escribir, navegar...., maestro de nada y aprendiz de mucho.

Participa con tu comentario