Jueves 27 de abril de 2017,
Bottup.com

Libre circulación de pacientes en la UE o turismo sanitario: nueva polémica por una Directiva

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La recién incorporada al equipo ‘Barroso’, Androula Vassiliou
-Comisaria Europea de Salud-, ha defendido la propuesta en un comunicado
explicando que “tiene como finalidad aclarar de qué modo pueden los
pacientes ejercer sus derechos a la asistencia sanitaria transfronteriza”

Esta proposición no
entrará en vigor hasta que el Consejo europeo y el Parlamento europeo
la aprueben con o sin modificaciones, por el procedimiento de codecisión

La Comisión Europea aprobó ayer una proposición para facilitar a los pacientes europeos la
asistencia sanitaria en cualquier país de la UE. Esta proposición no
entrará en vigor hasta que el Consejo europeo y el Parlamento europeo
la aprueben con o sin modificaciones, por el procedimiento de codecisión.

Resulta extraño que esta propuesta llegue en este momento cuando los eurodiputados europeos rechazaron legislar sobre movilidad de pacientes a finales del año pasado. Recordemos que la Eurocámara no estuvo de acuerdo con la posibilidad de incorporar los servicios sanitarios a la ‘Directiva servicios’, lo que provocaba un vacío legal en lo que se refiere a asistencia sanitaria transfronteriza.

La propuesta ya ha generado las primeras reacciones contrarias en España. El Diario Médico titula la noticia ‘Una directiva refuerza el derecho al turismo sanitario’

Probablemente esta propuesta se lance justo ahora ya que el Tribunal de Justicia Europeo se ha pronunciado en varias sentencias concediendo la razón a los pacientes que pedían ser reembolsados por la asistencia sanitaria que, dispensada en otro Estado miembro, habrían recibido en su propio país.

Un ejemplo es el caso planteado en el Reino Unido por la Sra. Watts, que pidió en el 2002 la autorización para recibir tratamiento en el extranjero puesto que sufría de osteoartritis lo que suponía una prótesis total para ambas caderas. La razón era que la lista de espera en el Reino Unido era de casi un año. Su país natal le denegó la solicitud por lo que interpuso un recuso contencioso-administrativo y durante la espera su situación se agravó. El especialista que la atendía declaró que tenía que ser operada de urgencia. Aún así, se le volvió a denegar el permiso a finales de enero de 2003. El 7 de marzo de 2003, a pesar de la prohibición la Sra. Watts se operó en Francia y a su regreso, añadió al recurso ya presentado un reembolso de los costes del tratamiento.

La ‘High Court’ de Reino Unido desestimó el recurso en octubre de 2003 por lo que la Sra. Watts continúo su lucha personal en Estrasburgo, en el Tribunal de Justicia Europeo, que en diciembre de 2005, le quitó la razón a la justicia inglesa y sentenció que esta decisión ‘era contraria al Derecho comunitario’ y la Sra. Watts tenía que ser reembolsada.

La situación de la Sra. Watts, pidiendo autorización previa de su país para viajar a otro Estado miembro para recibir asistencia sanitaria, se evitaría si la nueva Directiva entra en vígor. Entre sus objetivos figura, el reconocimiento del derecho a recibir asistencia sanitaria en el extranjero y a ser reembolsados hasta el importe que habrían recibido en su país. Además, los Estados miembros serán responsables de la asistencia sanitaria prestada dentro de su territorio.

La propuesta ya ha generado las primeras reacciones contrarias en España. El Diario Médico titula la noticia ‘Una directiva refuerza el derecho al turismo sanitario’. En nuestro país la asistencia sanitaria es gratuita por lo que se teme que con esta nueva Directiva se fomente el llamado ‘turismo sanitario’. Además, añadir más pacientes a las listas de espera españolas generaría una situación complicada para la sanidad española puesto que la espera podría verse aumentada. Por el momento, el Ejecutivo comunitario reconoce que este tipo de ‘turismo’ solo representa el 1% del gasto sanitario total, aunque podría verse reforzada la teoría del aumento del ‘turismo sanitario’ gracias a esta Directiva puesto que operaciones como las de cadera o los partos tienen un coste más bajo que en el resto de Europa.


La recién incorporada al equipo ‘Barroso’, Androula Vassiliou, Comisaria Europea de Salud, ha defendido la propuesta en un comunicado explicando que “tiene como finalidad aclarar de qué modo
pueden los pacientes ejercer sus derechos a la asistencia sanitaria
transfronteriza, y ofrece al mismo tiempo la necesaria seguridad
jurídica a los Estados miembros y a quienes prestan dicha asistencia
sanitaria”.


{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario