Martes 06 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Unidades ‘chatarra’ en la frontera de Estados Unidos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

transportistas bloqueando las principales arterias

Los bloqueos de los transportistas públicos representan un buen reflejo de la corrupción y el clientelismo político que lastran el desarrollo de la ciudadanía en México

¿En que país vivimos que nos dejamos engañar con simples palabras bonitas, dichas por personas ciegas o sin escrúpulos, que solo quieren vivir y/o viven a costillas de un pueblo hambreado e ignorante?

Hoy día, padeciendo la guerra sucia de las contiendas electorales en toda la Baja California, al ver manifestantes que bloquean calles y calles sin importarles el perjuicio que causan al resto de la ciudadanía que por algún motivo tienen que acudir al sitio que ellos torpementemente tienen tomado, es de exaltarse, máxime, sabiendo que dentro de esos manifestantes se encuentra coludito uno de los candidatos del partido opositor al que se encuentra en el poder.

Cientos de unidades ‘chatarra’ de transporte publico manifestándose para que no se le permita el ingreso a una nueva línea transportista que pretende una ruta recién creada, para dar un mejor servicio a la ciudadanía con unidades ultimo modelo, acordes a la funcionabilidad de la ciudad y con los mismos costos caros que lo hacen las que actualmente circulan y ponen en riesgo constante la vida de los usuarios y la ciudadanía. Esta empresa que se vería beneficiada con un fondo gubernamental federal muerto para la mejora del transporte publico irrisorio de 4000 millones de pesos, que por consecuencia los manifestantes no se llevarían a sus bolsillos.

el transporte publico dando servicio a la comunidad

Lo anterior, pudiera ser solo un mal momento y hasta se pudiera tomar como algo pasajero, o simplemente que uno, como habitante de este país, ya debería haberse acostumbrado a que esto ocurra cada sexenio o trienio, pero…

Entonces ¿en dónde está toda esa gente que va y vota por su partido político favorito o por tal o cual candidato?

Toda esa gente que sumada en urnas hace el 40 ó 50% del total de la población votante y a los cuales corresponden el 70% de votos –si no es que menos- para el elegido ganador y el resto a los opositores, esa población desaparece o al observar los desmanes que sus elegidos hacen o la prepotencia con la que actúan, deciden esperar al siguiente periodo electoral y en el Inter decir: “me equivoque, el otro era el bueno’”, ah pero resulta que en la siguiente ocasión, votan por el mismo partido.

Seguiremos con los políticos indolentes y líderes transportistas aferrados a vivir del presupuesto gubernamental y seguiremos escuchando palabras bonitas de un mejor futuro con ellos al frente, pero la realidad es diferente y el pueblo padece

Los que no votan, hablando del 50 ó 60% de la población restante, gritan, lanzan exabruptos, maldicen por tener que pagar mas impuestos, por pagar deudas contraídas por esos candidatos en los que no confiaron, a través de los impuestos, por tener transporte publico pésimo, por tener maestros analfabetos que cubren una vacante porque alguien de ‘arriba’ es su compadre, porque la seguridad social es un vía crucis recibirla, o simplemente porque el kilo de carne o el litro de leche cuestan lo mismo o más que un vestido de noche para dama, adquirido en una de las mejores boutiques de París. Y entonces esa gente descarga su coraje en la propiedad ajena: pintarrajeándola, quemándola, destruyéndola.

Los gobernantes ya electos olvidan a esos a los que les prometieron los mas mínimos beneficios gubernamentales, porque lo primero que hacen es: incrementarse el sueldo, las prestaciones, buscar qué impuestos elevar y un sinfín de cosas similares más en perjuicio del pueblo mismo.

¿En que país vivimos que no hay gobernante capaz de crear fuentes de empleo para retener a su gente trabajadora? Gente que cruza la frontera de forma ilegal, buscando un, ya no digamos mejor futuro, sino ganarse el alimento diario tanto para su familia como para él, gente que vemos vil y cobardemente asesinada por agentes de inmigración del país vecino, guardianes que además de balas, usan descargas eléctricas y en grupo, por no llamarlo “montón” golpean a los ilegales detenidos hasta causarle lo ya referido: asesinato.

Políticos indolentes seguiremos viendo cada día, líderes auto-transportistas aferrados a vivir del presupuesto gubernamental también, al igual que seguiremos escuchando palabras bonitas de un mejor futuro con ellos al frente, cuando la realidad de las cosas es totalmente diferente y el pueblo sigue padeciendo hambre, carencia de empleos, drogadicción, hogares disfuncionales y sobre todo, además de soportar las descomposturas de las unidades mientras dan el servicio al publico usuario, seguir sumidos en la total de las pobrezas y pagando impuestos al por mayor, aún cuando en el extranjero se publique o diga lo contrario.

Esta es la realidad de la frontera mas visitada del mundo. Dígase lo que se diga es… el pan nuestro de cada día ¡Dios salve a América!

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario