Jueves 25 de mayo de 2017,
Bottup.com

Llega la hora de los festivales y conciertos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image

La programación de música en vivo crecerá este año en torno a un 10%, según la SGAE

Más de 24 millones de personas acuden a los 100.000 conciertos que se programan al año en España

El FIB, consolidado

{youtube}dLnrD45bDAE{/youtube}
Uno de los festivales estrella del verano es, desde hace varios años, el Festival Internacional de Benicàssim (FIB). Esta turística localidad de la Costa del Azahar acoge este evento que trae a jóvenes de toda Europa desde 1995. En el vídeo vemos la actuación de Alanis Morrisette en la pasada edición de 2006.

(SM / RB) Tras saltar la hoguera en la mágica noche de San Juan, se abre la veda veraniega a la música de masas al aire libre. Conciertos y festivales salen como hongos, tras una primavera muy lluviosa y con eventos pasados por agua, por toda la geografía nacional. No en vano, parece que hay demanda.

El interés de los aficionados españoles a la música por los festivales
y conciertos mantiene en los últimos años una tendencia creciente, que
se verá consolidada en las cifras de espectadores de 2006 y 2007, con
un incremento cercano al 10%. Son estimaciones
hechas por la Sociedad General de Autores (SGAE), de las que informó su coordinador de estudios, Rubén Gutiérrez.

Las
últimas estadísticas oficiales, basadas en datos de 2005, indican que
en España se programan más de 100.000 conciertos al año y el número de
asistentes ronda los 24,3 millones. “Los macrofestivales
veteranos como el de Benicàssim o el Sónar están muy consolidados, y
los nuevos como el Summercase o el Primavera Sound han tenido muy buena
acogida”, afirmó Gutiérrez.

En lo que la SGAE ha apreciado un
mayor incremento en los dos últimos años es en la música en vivo en
pequeños locales, que es lo que incrementa en mayor medida la cifra
anual de espectadores.

Gutiérrez señaló que también se ha
notado un mayor interés del público por las actuaciones de pago, cuando
en los últimos años, lo que más había aumentado eran los conciertos
gratuitos organizados por las Administraciones.

En 2005, el
coste medio de la entrada a los conciertos pasó de 16,6 euros a 18,5
euros,
lo que representó un aumento del 13,7%. Ese año, la
recaudación global de la música popular en vivo se situó en 144,2
millones
y se prevé que este año suba en proporciones análogas al
número de espectadores.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

Participa con tu comentario