Martes 23 de mayo de 2017,
Bottup.com

Llega la responsabilidad social del blogger

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La responsabilidad social, personal o corporativa para los nuevos
informadores en los que nos convertimos pasa, para los nuevos conservacionistas de la web, por citar enlaces en lugar de copiar
contenidos.

Opinión

Escribo esta breve reflexión a partir de un artículo leído en Publishing2.0

Recuerdo cómo, hace unos meses, me escandalizaba, ante una ingenua
búsqueda sobre un tópico habitual, por encontrar en Google unos 30 (y estoy
benévola hoy) artículos con el mismo título finalizados con un
fantástico y autoexculpante “Via…”, de uno a otro entre los blogs de mayor y menor audiencia en español. Es sólo una intuición, apoyada en la subjetividad de navegar por
contenidos de aquí y de allá pero creo que en el ámbito del ciberplagio
oficializado (y me refiero a copy-paste sin la más mínima aportación
personal) los hispanos somos los reyes.

Creo que deberíamos abrazar este nuevo y precoz movimiento en favor del hiperenlace. Podríamos traducirlo como periodismo o blogging hipertextual y se basa en una premisa muy simple: producir menos contenido y con mayor calidad. El correcto reciclaje y el crecimiento sostenible de la información
incluye el enlace como la valorización de una información existente y
no su repetición. Para ello os dejo algunos consejos personales:

La pregunta a la que responder antes de publicar un post, y no simplemente un enlace, será: ¿Añade realmente valor lo que voy a decir al contenido en el enlace original? Otro consejo sería leer más: responder de una forma mínimamente objetiva a la pregunta anterior implica leer muchísimo más de lo que escribimos.

Si bien hace un tiempo pensaba que lo “justo” es citar la fuente en la que leemos la información, la
experiencia adquirida me lleva a cambiar mi mente (traducción literal
expresa del “changing your mind” que tanto me gusta del inglés) y
aconsejar recorrer, de ‘vía en vía’ los artículos para terminar citando
(que no copiando) el texto original.

También es aconsejable trabajar con esta maravilla que son los posts automaticos a enlaces recomendados en Twitter, Delicious o Diigo. Esto servirá para refrenar este instinto
informador que llevamos dentro a la vez que para dar valor al artículo
original. En el caso de Twitter, estoy de acuerdo con algunos usuarios
en que lo más valioso de Twitter son los enlaces.

Quizás falte que Google se sensibilice adecuadamente hacia todo
esto, puliendo y haciendo más humanos los criterios de penalización por
enlace (en algunos casos, el hecho de enlazar a páginas penalizadas o
propias puede perjudicarnos).

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario