Jueves 25 de mayo de 2017,
Bottup.com

Los antibióticos sin control no sirven de nada

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Los antibióticos no actúan contra los virus

El uso indebido hace que sean ineficaces cuando realmente se necesitan


El propio Alexander Fleming , descubridor
de la penicilina, lo advirtió en su momento: El abuso de los
antibióticos puede provocar que algunos microbios se vuelvan
resistentes a los fármacos.
En muchos casos su uso es innecesario
Cuando el organismo necesite de verdad
tomar antibióticos, estos medicamentos ya no serán útiles para acabar
con las infecciones. Los antibióticos son fármacos muy solicitados,
pues las personas creen que pueden curar las enfermedades como la
fiebre, la gripe o el dolor de garganta de forma eficaz y rápida. Sin
embargo, en muchos casos su uso es innecesario.

Los antibióticos son
sustancias químicas que se obtienen de las bacterias y los hongos. Se
pueden subdividir en dos grupos: los bacteriostáticos (impiden el
crecimiento bacteriano) y los bactericidas (provocan la muerte de las
bacterias). Hay que precisar que los antibióticos que actúan como
bactericidas para un cierto organismo pueden ser bacteriostáticos para
otros.
Cuando se sigue una terapia antibiótica, es necesario
respetar meticulosamente las indicaciones médicas.

La elección de usar un tipo de antibióticos en lugar de otro
depende del tipo de bacteria implicada y de las condiciones del
paciente (edad, estado de las defensas inmunitarias, gravedad de
infección, etc.). Cuando se sigue una terapia antibiótica, es necesario
respetar meticulosamente las indicaciones médicas.

Las dosis del
fármaco no se deben reducir ni suspender en su uso cuando los síntomas
empiezan a desparecer. Así que por sugerencia no use los antibióticos
para enfermedades causadas por virus, como la gripe, el resfriado o
simples dolores de garganta. Cuánto más se use un antibiótico, más
aumenta el riesgo de que las bacterias se vuelvan resistentes.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario