Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Los controladores aéreos y Rafael Jiménez de Parga

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El jurista Jiménez de Parga

Un repaso a la figura del ex presidente del Tribunal Constitucional, propuesto por el Gobierno para arbitrar en el conflicto con los empleados de AENA

La noticia me pareció una inocentada, pero tiene fecha del día 29:

“El Gobierno quiere que Jiménez de Parga arbitre el conflicto aéreo”. “El expresidente del Tribunal Constitucional acepta siempre que los controladores den su visto bueno. El colectivo presiona ante la inminente privatización de AENA”.

Ya empezamos con la desinformación: naturalmente que deben aceptar los controladores, de lo contrario no puede por Ley realizarse el arbitraje. Pero ese pequeño desliz, donde parece que la bondad del ‘hombre bueno’ del que habla la noticia queda patente, es solo una tontería si se considera el currículum de tanta bondad. ¡Y le sobran méritos!, pero en esta España nada es lo que parece, y detrás de tanto mérito puede esconderse una serpiente de cascabel:

“Nació en Granada, en 1929. Es político, jurista y diplomático. Licenciado en Derecho, desde los años 50 comienza su trayectoria docente, obteniendo en 1957 la Cátedra de Derecho Político en la Universidad de Barcelona, de la que llegaría a ser rector. En las elecciones generales de 1977 obtiene un escaño en el Congreso con UCD (Unión de Centro Democrático). Es nombrado por Adolfo Suárez Ministro de Trabajo en el Primer Gobierno de la Legislatura Constituyente. En 1981 obtiene la Cátedra de Derecho Constitucional y en 1985 entra en el Consejo de Estado. En 1995 entra en el Tribunal Constitucional como vocal y entre noviembre de 2001 y junio de 2004 fue su presidente. También es miembro desde 2002 de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas”.

No es que me importe por los controladores, que se merecen un arbitraje de Don Manuel, ¡y mucho más!, es que ateniéndonos a la trayectoria del Bufete Jiménez de Parga, creado con su hermano Rafael, puede que hasta salieran ganando; más sueldo y menos horas para su estresante trabajo.

Si repasamos la parte ‘mercantil’ de su CV nos encontraremos con algunas sorpresas

Si se repasa el currículum, no de nombramientos académicos o políticos, sino del nido de ‘negocios jurídicos’, o sea, bufete, nos encontramos:

1980. A petición de Narcís Serra aceptan la acusación en el Caso Consorcio de la Zona Franca de Barcelona representando los intereses del Ayuntamiento de Barcelona. Resumiendo, yo tres años de prisión preventiva, y condenado a esos tres años, y se libra Javier de la Rosa, al que si hubieran procesado como yo pedía, quizá el Consorcio hubiera cobrado parte de los 10.000 millones robados por los De la Rosa, aunque fuera por la responsabilidad civil subsidiaria del Banesto, propietario del Banco Garriga Nogués que abonaba talones con beneficiario falso.

1985 y sig. Arbitraje por la quiebra del Banco Garriga Nogués, 100.000 millones, donde de nuevo exculpan a Javier de la Rosa, con un tribunal de arbitraje formado por Rafael Jiménez de Parga, Juan Piqué Vidal y Rafael Pérez Escolar, ¡menudos tres jueces! Los tres condenados posteriormente.

1992. El Conde de Godó les expulsa de LA VANGUARDIA donde, además de impartir magistrales lecciones de Derecho durante 30 años, formaban parte del Consejo de Administración. El Conde casi pierde su periódico por el doble juego de los hermanos. La época del Banesto de Mario Conde. Ver EL PAIS f. 17-7-92 ‘Javier Godó destituye a los hermanos Jiménez de Parga de LA VANGUARDIA’.

Y por no repetirme y alargar: a Rafael Jiménez de Parga en 2009 le condenan por denuncia falsa, en asociación con el Juez Luis Pascual Estevill, mi por desgracia abogado en el caso Consorcio. Ya años antes un juez neoyorquino aplicó a Rafael, Luis Pascual y Juan Piqué Vidal, la Ley Rico antimafia (Racketeer influence and Corrupt Organizations Act).

Les denuncié en el 2005 por entender que habían sobornado al Juez Miranda de Dios: denuncia archivada.

Ver en www.lagrancorrupcion.blogspot.com y “Barcelona, 30 años de corrupción”.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario