Sábado 23 de septiembre de 2017,
Bottup.com

Los datos desmienten la supuesta tolerancia española ante los extranjeros

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Un estudio de la universidad de Córdoba revela que lo extraño es la no discriminación

Opinión

Image

Nuestras raíces van unidas a la inmigración. ¿Quién no conoce a alguna persona que durante el franquismo tuvo que emigrar para conseguir una vida mejor, o en su defecto conservarla?

Hoy por hoy el fenómeno se repite, lo único que cambia es que son otros los que deben adaptarse a nuestra forma de vida. Sin embargo muchos se permiten, y debo decir que a veces todos nos permitimos, mirar con arrogancia a aquel que se deja parte de su vida en un lugar en el que sus raíces sentimentales y territoriales no coinciden.

La Universidad de Córdoba presentó recientemente un estudio en el que afirmaba que la mayoría de las personas que trabajan en el hogar de forma remunerada son extranjeras. Según este estudio, su trabajo y su trato es incluso peor en el caso en el que la nacionalidad del pasaporte del empleado no coincida con la del empleador.

Tampoco es un hecho desconocido, que hay personal de la construcción obligado a firmar unas nominas que se darán por legales, pero que cuya realidad cumple la ilegalidad moral del explotador que un día los contrató.

Como antes anticipaba, la normalidad de una sociedad presuntamente tolerante, tiene unos datos que niegan lo que muchos, ilusos de nosotros, creíamos como un paso hacia un futuro de igualdad tan bonito como se lee cuando se habre la Constitución Española.


Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de: Denuncia



Image


{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 09/05/2008 en 4:45

    Córdoba es con “v”, por favor…

Participa con tu comentario