Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Los diez mandamientos del conductor

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Al Vaticano le interesan los males terrenales que sufre la humanidad, como los accidentes de tráfico. Para evitarlos ha elaborado un decálogo de normas y recomendaciones como santiguarse o rezar el rosario mientras se conduce

El Vaticano vuelve a preocuparse por los males terrenales que aquejan a la humanidad. Si hace unos días instauraba el pecado verde
y tirar una bolsa de basura a la calle nos llevaba al Purgatorio, ahora
ha instituido los ‘Diez mandamientos del conductor’, un decálogo de
normas y recomendaciones para evitar los accidentes de tráfico. Aunque
en este caso no señala el tipo de pecado que cometerán los fieles que
no cumplan al volante con alguno de estos mandamientos.

Bajo
el título ‘Orientaciones para la pastoral de la carretera‘, el Cardenal
Renato Martino, el mismo que instó a los fieles la pasada semana a boicotear a Amnistía Internacional
por apoyar el aborto en determinados casos, afirma que, cuando cogen un
volante, “a muchas personas les aflora el instinto de dominio,
prepotencia y poder”, y usan el automóvil “como objeto de ostentación
para suscitar envidias”.

El primer
mandamiento no podía ser más explicito: ‘No matarás’. El segundo otorga
a la carretera un papel místico al definirla como “un instrumento de
comunión entre las personas”

En cuanto al decálogo, el primer
mandamiento no podía ser más explicito: ‘No matarás‘. El segundo otorga
a la carretera un papel místico al definirla como “un instrumento de
comunión entre las personas”. Tras hablar de cortesía, prudencia,
caridad y otras virtudes que deben asistir al conductor, exhorta a
convencer “con caridad a los jóvenes para que no se pongan al
volante cuando no están en condiciones de hacerlo”.

El
octavo hace referencia a la reconciliación: “Reúne -dice Martino- a la
víctima con el automovilista agresor en un momento oportuno para que
puedan vivir la experiencia liberadora del perdón”. Y el décimo echa
una buena carga de responsabilidad sobre el conductor al decirle:
siéntete tú mismo responsable de todos los demás”.

Para expandir
los nuevos mandamientos por caminos y autopistas, el cardenal propone
la instalación de capillas fijas o móviles en nudos de carreteras, en
las que celebrar actos litúrgicos

Para expandir
los nuevos mandamientos por caminos y autopistas, el cardenal propone
la instalación de capillas fijas o móviles en nudos de carreteras, en
las que celebrar actos litúrgicos, y la creación de centros cristianos
de atención a los viajeros
desde donde dar “una formación religiosa a
los automovilistas, camioneros y peatones y a todos que tengan alguna
relación con la carretera”


Y por si estas medidas no fueran
suficientes, Martino recomienda que se haga la señal de la cruz antes
de emprender un viaje, ya que con ese signo “nos entregamos
directamente a la protección de la Santísima Trinidad”. La pastoral
termina afirmando que también es fructuoso “orar y rezar el rosario
durante el viaje”.



{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 19/06/2007 en 15:40

    Lo siguiente…
    Jeje, está gracioso lo de los curas queriendo llegar a la realidad actual de nuestra sociedad. Lo siguiente será obligar a las compañías aéreas a que se rece un algo antes de cada vuelo, como muestra de la enorme seguridad que rodea a los aparatos en los que la religión católica los envuelva en un halo de… algo seguro y divino…

Participa con tu comentario