Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Los españoles preferirán vivir de alquiler o comprar casas grandes si finalmente no hay recesión

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Un estudio científico concluye que las familias comprarán viviendas con más metros de los que necesitan como modelo de inversión

Image
Barrio de Bellvitge, Barcelona (CC Sinc)

Con el mantel cubierto ya sólo por las migajas del festín del ladrillo, la ciencia aparece para animar a los ‘desolados’ empresarios de la vivienda. Un análisis comparativo de los factores sociales, demográficos y económicos entre los años 1990 y 2000 ha permitido establecer que, a medio o
largo plazo, aumentarán las viviendas en alquiler y las de mayor tamaño en
propiedad, si finalmente no hay recesión económica.

“El crecimiento de la población, el retraso en la
formación de hogar, el incremento del empleo o las mejoras en el mercado
hipotecario son algunas de las razones por las que se han producido cambios en
el mercado inmobiliario“.  Éstos son los
factores socioeconómicos que María Consuelo Colom y María Cruz Moles,
investigadoras de la Universidad de Valencia, han tenido en cuenta para
evaluar el
comportamiento de las familias a la hora de elegir su vivienda, según el SINC.

Factores de elección

Los factores sociales y demográficos demuestran que
aumentará el alquiler de viviendas en hogares unipersonales y la adquisición de
viviendas grandes en parejas sin hijos. “Presumiblemente, a medio o largo
plazo, el mercado de la vivienda se modificará, aumentando las viviendas en
alquiler”, subraya la economista.

También es de destacar que los hogares
“utilizan la vivienda como una inversión ya que mayores posibilidades económicas
implican poseer viviendas de tamaño mayor tamaño que puede ser incluso superior
a las necesidades del hogar”, como señala Colom.

El precio es el factor decisivo

En el año 2000, el aumento de los precios favoreció la
compra de vivienda porque la financiación de esta operación resultaba
“bastante” asequible para los hogares gracias a los bajos tipos de interés existentes.

Colom añade además que la evolución sufrida por los precios de las
viviendas en los últimos años ha llevado a que “ahora la vivienda se considere una
inversión muy rentable”. Por el contrario en 1990, para que el acceso a la
vivienda fuera “menos gravoso”, la tendencia era la reducción del tamaño de
la misma.

El estudio , elaborado teniendo en cuenta el periodo entre 1990 y 2000, no analiza la actual crisis del sector inmobiliario.

Relacionadas:

{mos_sb_discuss:3}

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

Participa con tu comentario