Jueves 17 de agosto de 2017,
Bottup.com

Los gitanos se preparan para celebrar su día luchando contra los falsos mitos hacia su etnia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
El 8 de abril se celebra el Día Internacional de los Gitanos

Reportaje en profundidad

Durante mucho tiempo la cultura gitana ha sido una gran
desconocida, rechazada y asociada a poblados marginales. Pero, ¿cuál es la
situación actual en nuestro país?

Desde 1971 está institucionalizado el
Día Internacional de los Gitanos (Internacional Roma Day), celebrado el
8 de abril y, aunque va ampliando su difusión, es una conmemoración
poco conocida todavía.

España va aumentando su diversidad cultural con
gentes llegadas de los cuatro puntos cardinales. Sin embargo, apenas
nos acordamos de minorías autóctonas, como los gitanos, con otra
cultura y otras tradiciones de extensa historia, que también buscan su
lugar en estos nuevos y cambiantes tiempos. Este día trata de llamar la
atención sobre esta comunidad.

El origen del pueblo gitano se sitúa en la India (Punjab),  de
donde partieron hace unos mil años. En Rumanía hay más de 2 millones. En España, unos 600.000
Es curioso que los problemas que antes se achacaban a los
gitanos ahora son atribuidos a otra comunidad polémica: los inmigrantes
El Instituto de Cultura Gitana entregará en el Reina Sofía sus Premios 2008 a un escritor y profesor
universitario, un historiador, una cantaora, un pintor, una empresaria y un
político; todos gitanos

Según Benjamín Cabaleiro, responsable de Comunicación de la Fundación Secretariado Gitano, se va
avanzando. De vez en cuando los medios de comunicación dan alguna información
real y actual que contribuye a cambiar esa imagen arcaica. Pero la mayoría de
las veces sólo salen en los medios los temas de siempre: gitanos marginales,
conflictivos, chabolistas… o los gitanos famosos, artistas.

Sin embargo, la
inmensa mayoría de las familias gitanas que llevan décadas haciendo grandes esfuerzos
por la promoción de los suyos, en la educación, en el acceso al empleo, en la
convivencia ciudadana, no son “ni marginales ni famosos”, sino más bien los
llamados “gitanos invisibles” que rara vez aparecen en los medios; porque no es
noticia que una chica gitana acabe la Secundaria y entre en la Universidad y,
sin embargo, para muchas familias, eso supone un cambio que no se había
producido en siglos.

Tampoco los medios han prestado mucha atención a recientes
acontecimientos que podemos calificar de históricos con respecto al
reconocimiento institucional de la comunidad gitana en España, como es la
constitución del Consejo Estatal del Pueblo Gitano, que viene a ser el espacio
para la participación gitana a nivel institucional, estando representadas las
principales organizaciones gitanas y las administraciones cuyas actuaciones
tienen más implicación en esta comunidad (educación, empleo, vivienda, etc.).

Por otro lado, también es muy significativa la constitución del Instituto
de Cultura Gitana
, dependiente del Ministerio de Cultura, que ya está dando sus
primeros pasos a través de Congresos, publicaciones, etc.

Es decir, hay un cierto avance en lo institucional, si bien
siguen existiendo serios problemas estructurales que afectan a muchas personas
gitanas en aspectos como el acceso a la vivienda, al empleo, a la salud y, en
definitiva a una plena ciudadanía.

Gitanos españoles, gitanos europeos

El origen del pueblo gitano se sitúa en la India (Punjab, ver mapa) de
donde partieron hace unos mil años. En su migración hacia el oeste, el grupo se
diversificó, pero conservando muchos aspectos culturales comunes. A partir de
su paso por Persia se les empezó a conocer como Dom o Rom, de ahí la
denominación actual “pueblo romaní o romà”.

Según la tradición oral, se dedicaban al comercio ambulante,
tratantes de caballos y ganado y también había titiriteros. Se les empezó a
asociar con el mundo de las artes ocultas y desde entonces este pueblo ha sido
maltratado por distintas sociedades y regímenes políticos.

Actualmente hay gitanos por todo el mundo. En Europa,
Rumanía es uno de los países con una comunidad gitana más numerosa (más de dos
millones), seguido por España (alrededor de 600.000).

La diferencia más notable entre los gitanos españoles y los
europeos es que en España se perdió, casi totalmente, la lengua gitana, por la
presión de la lengua mayoritaria. El romanó o romaní, que en muchos países de
la Europa central y del este todavía conservan -con las particularidades de
cada grupo-, aquí se fue convirtiendo en una especie de dialecto, manteniéndose
bastantes términos del vocabulario (de los cuales más de un centenar han pasado
a la lengua castellana) pero utilizando las estructuras gramaticales del
español. Es lo que conocemos como el “caló”.

Cabaleiro: “En Estados Unidos
creo que hay mucha gente que piensa que los gitanos son una especie de leyenda,
como las sirenas o los vampiros, que no son reales”
“Durante el periodo más duro de la
droga en España, los gitanos siempre eran los mayores
culpables. Si el problema principal es la vivienda, se les achaca entonces que
sean siempre los beneficiarios de las viviendas sociales”

Por ejemplo, está la palabra “payo” para designar a los “no
gitanos”, cuyo origen se cree que viene de “payés”, el término por el que se
conoce a los campesinos catalanes. La mayoría de los gitanos entraron en la
Península por el Noreste, por lo que pudieron ser estos payeses catalanes o
aragoneses los primeros que se encontraran, y al adaptar la palabra al singular
con sus formas gramaticales, quedaría el singular como “payó” o “payo”.

En romaní, para referirse a los “no gitanos” se usa el
término “gadje”, que en España ha tomado la forma de “gaché” o “gachí”, pero
también se usan otros términos como el de “payos”, “castellanos”, “paisanos”, etc.

Falsos mitos sobre el pueblo gitano 

Cuando te pones a indagar un poco aparecen muchísimos”, explica Benjamín Cabaleiro. “Supongo que por esa larga historia de grupo social
marginado o perseguido, al que siempre se le achacaban todos los males. Por
suerte algunos falsos mitos muy antiguos como el de ‘ladrones de niños’ apenas
ya se oyen. Es decir, va un poco por épocas”.

Continúa Cabaleiro: “Durante el periodo más duro de la
droga en España, en los años 70 y 80, los gitanos siempre eran los mayores
culpables. Si el problema principal es la vivienda, se les achaca entonces que
sean siempre los beneficiarios de las viviendas sociales. Si hay atascos en los
servicios sanitarios es porque los gitanos van en tropel a las urgencias, y así
continuamente. Luego se hacen estudios que vienen a demostrar lo contrario,
pero éstos no llegan al gran público, no tienen el impacto de la noticia
sensacionalista en prensa o televisión”.

Es curioso que los problemas que antes se achacaban a los
gitanos ahora son atribuidos a otra comunidad polémica: los inmigrantes.

El Día Internacional de los Gitanos

Para Cabaleiro, “la gente está un poco cansada de tanto ‘Día
de…’ pero, al menos por el momento, es algo que funciona con los medios de
comunicación. Y no están los tiempos como para perder la oportunidad de que, al
menos un día al año, se hable bien de los gitanos y de la cultura gitana en los
principales medios de comunicación”.

“Supone, sobre todo, una llamada de atención a la sociedad,
para también hacer oír ese ‘estamos aquí’,  ya que la indiferencia, el olvido,
pueden ser tan peligrosos como esa persistente mala imagen. En Estados Unidos
creo que hay mucha gente que piensa que los gitanos son una especie de leyenda,
como las sirenas o los vampiros, que no son reales. Para evitar llegar a
situaciones tan absurdas, es importante que los gitanos y las gitanas vayan
teniendo su voz y su espacio en la sociedad española”.

A nivel estatal este año se va a celebrar un acto
institucional, en el Centro Reina Sofía: la entrega de los Premios 2008 del
Instituto de Cultura Gitana, que se conceden a un escritor y profesor
universitario, un historiador, una cantaora, un pintor, una empresaria y un
político; todos gitanos.

A nivel autonómico está previsto, como en años anteriores,
un acto de recepción por parte del Gobierno Regional a las organizaciones
gitanas madrileñas en la Real Casa de Correos de Madrid.

En la sede de la Fundación Secretariado Gitano en Vallecas
(El Pozo) se está organizando un acto lúdico con las familias que están
participando en los programas de la fundación. Habrá actuaciones de percusión,
cante y baile; una obra de teatro del grupo de Alfabetización; una muestra de fotos
y para finalizar, una merienda preparada por un grupo del curso de cocina. A
esta celebración puede apuntarse todo el que quiera.

Image
Titular

{mos_sb_discuss:2}

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 03/04/2008 en 12:00

    Me parece un reportaje muy bueno. Felicidades, Olga

Participa con tu comentario