Jueves 27 de marzo de 2014,
Bottup.com

Los medios de comunicación y el caso de Miguel Ángel Beltrán

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Absuelto de los cargos que le vinculaban a las FARC, los medios de comunicación no rectifican sus informaciones

Por Andrés Monroy Gómez*

@AndresMonroyG

Colombia. Miguel Ángel Beltrán fue detenido en mayo de 2009 en México, acusado de ser ‘Jaime Cienfuegos’, integrante de la comisión internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – FARC. Dos años después, una decisión judicial que deja sin valor las pruebas presentadas contra él, le otorgó la libertad. El tratamiento mediático dado a este caso en Colombia corresponde más a una inquisición contra Beltrán y las instancias judiciales que le dieron la libertad, que a un trabajo periodístico equilibrado.

Con el título ‘Primera plana cuando es arresto, nada cuando es liberación‘ (1) Hernando Álvarez de la BBC reconoció, aunque tardíamente, la falta de equilibrio en la información sobre la liberación del profesor Miguel Ángel Beltrán.

Señala Álvarez “El hecho es que la gran mayoría de los periodistas resaltamos los arrestos, las acusaciones de las autoridades y después nos olvidamos del tema. Y claro, muchas veces todos esos arrestados son personas que no tienen los medios y quizás ni las ganas de golpear en las salas de redacción para exigir que informen con la misma magnitud el hecho de que la justicia no encontró las pruebas de su supuesto delito o de que fueron absueltos y declarados inocentes”. Luego, de manera contundente afirma “una vez que aparece la foto y la acusación en un medio de comunicación es difícil, por no decir imposible, que la memoria colectiva tenga una apreciación diferente de la persona en cuestión”.

El hecho es que la gran mayoría de los periodistas resaltamos los arrestos y después nos olvidamos del tema. Y claro, muchos fueron absueltos y declarados inocentes

Mientras estuvo detenido, Beltrán envió una carta a sus colegas y estudiantes, en la que afirmaba que “Los verdugos de la palabra y la razón me han colocado tras estas rejas con la pretendida ilusión de que ellas impedirán expresar mi pensamiento crítico y quebrantar mi moral” (2). Pero no fue sólo durante su detención que Beltrán ha enfrentado la condena pública. Aunque la justicia lo absolvió, algunos medios de comunicación en Colombia continuaron inculpándolo mediante titulares que, probablemente obedeciendo a líneas editoriales complacientes con posturas ideológicas, dejaron de lado aspectos relevantes en una información imparcial y equilibrada. Por otra parte, se dio más relevancia mediática a las declaraciones del fiscal del caso, que calificó la decisión de la Corte Suprema de Justicia de dejar sin valor probatorio los archivos de computador de ‘Raúl Reyes’ como “traición a la patria” (3).

Sólo para citar algunos ejemplos, se observa cómo el periódico ‘El Tiempo’, en su edición on-line del 3 de junio de 2011 tituló “Miguel Ángel Beltrán, alias ‘Cienfuegos’ quedó en libertad esta tarde”, manteniéndole un sobrenombre que la justicia ya había descartado. De igual manera lo hicieron otros medios, como el periódico Vanguardia, donde se tituló “Quedó ayer en libertad alias ‘Jaime Cienfuegos’”. Por su parte, el portal de la emisora W Radio retomó la información de la Agencia EFE, titulando “Miguel Ángel Beltrán, alias ‘Jaime Cienfuegos’, recobró su libertad” concluyendo la nota con la siguiente afirmación “El nombre del catedrático apareció en varios correos de los computadores de Luis Édgar Devia, alias ‘Raúl Reyes’”. ¿Por qué se mantiene un alias que la justicia colombiana no aceptó? En el último ejemplo citado, la desinformación va más allá al afirmar que el nombre del catedrático Miguel Ángel Beltrán es el que aparece en los computadores del abatido jefe guerrillero, y no el alias ‘Jaime Cienfuegos’.

Posteriormente se habló en los medios sobre la aparición de pruebas nuevas contra Beltrán, que podrían confirmar su pertenencia a las Farc (4). Su abogado defensor, David Albarracín, señaló en un programa radial que esa información no es prueba nueva sino que se trata de la actitud de los medios de comunicación de ‘reeditar’ los argumentos de acusación de la fiscalía, sin darle la garantía de la réplica a la defensa. Puntualizó que “quieren dar el debate a través de los medios de comunicación parcializados y tratar de ganar a través de los medios de comunicación lo que no se pudo ganar en los estrados judiciales”. Las supuestas nuevas pruebas – según Albarracín – obedecen a un “estrategia mediática publicitaria utilizando medios de comunicación bastante irresponsables que hacen eco de estas noticias sin ni siquiera tomarse el trabajo de buscar la otra cara de la noticia, la otra versión de la noticia, pero pues lamentablemente esto es lo que suele suceder con los medios masivos de comunicación de los aparatos de poder” (5). Estas declaraciones fueron transmitidas en la emisora Contagio Radio, vinculada a una Organización No Gubernamental defensora de los derechos humanos y posteriormente en el Canal Telesur (6), pero no hay referencias de esta información en los medios que a pesar de la absolución judicial, siguieron nombrando al profesor Beltrán como alias ‘Cienfuegos’.

[blockquote]Pincha para aumentar cada una de las imágenes:{webgallery} {/webgallery}[/blockquote]

Parece que en Colombia aún hay un largo camino por recorrer en el compromiso ético del periodismo, para llegar a la misma conclusión que Hernando Álvarez planteó desde la BBC: “…el punto de fondo para quienes trabajamos en los medios es que lo que no se puede olvidar es que nuestro oficio hace y deshace reputaciones. Eso nos obliga a actuar con responsabilidad y sobre todo siempre intentar contar la historia completa. A veces eso significa darle la misma importancia a un arresto que a una liberación”.

Contexto

Miguel Ángel Beltrán es Doctor en Estudios latinoamericanos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), magister en ciencias sociales de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y magister en Historia y sociólogo de la Universidad Nacional de Colombia.

A pesar de haber sido declarado inocente, la mayoría de los medios tradicionales continuan asignándole el mote de ‘Jaime Cienfuegos’

Fue detenido el 22 de mayo de 2009 cuando tramitaba ante el Instituto Nacional de Migración de México (INM), el cambio de condición migratoria para continuar con sus estudios posdoctorales. Su detención e inmediata deportación a Colombia han sido fuente de cuestionamientos.

El gobierno colombiano calificó este hecho como la captura de uno de los “terroristas más buscados”, a la vez que le atribuyó a Beltrán el alias de ‘Jaime Cienfuegos’ y lo señaló de ser integrante de la Comisión Internacional de las Farc. Las acusaciones contra Beltrán se originan en el supuesto hallazgo de información en el computador del abatido jefe guerrillero ‘Raúl Reyes’ durante una operación militar colombiana en suelo ecuatoriano. La Corte Suprema de Justicia colombiana declaró que las pruebas provenientes de ese computador no pueden ser aceptadas, por haberse recaudado sin el cumplimiento de las formalidades procesales que exige la legislación de este país. Basándose en este pronunciamiento del máximo tribunal colombiano, una juez penal otorgó la libertad de Miguel Ángel Beltrán.

Es necesario recordar que Ecuador demandó a Colombia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (7).

***

Vea en el siguiente enlace el video de Miguen Angel Beltrán hablando con los estudiantes luego de su liberación:

[important color=green title=video]

[/important]

Imágenes

Captura de Miguel Ángel Beltrán. Tomada de desdeabajo.info

Imágenes de los portales web:

www.eltiempo.com
www.wradio.com.co
www.vanguardia.com

* Andrés Monroy Gómez es coordinador del “Proyecto S.I. – Sociedad Informada” en Bogotá, Colombia.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Proyecto Sociedad Informada. Intereses: Libertad de Expresión

Participa con tu comentario