Sábado 21 de octubre de 2017,
Bottup.com

Los militares birmanos se quedan con las ayudas destinadas a los damnificados

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Fotografía: The Irrawaddy

La Junta Militar se adueñó de un cargamento de la ONU y un grupo paramilitar asaltó un convoy de alimentos de una ONG

El Gobierno celebró ayer el referéndum constitucional con millón y medio de víctimas del ciclón abandonadas a su suerte

Mientras un millón y medio de personas siguen abandonadas a su suerte y
rodeadas de cadáveres putrefactos, la Junta Militar ha llevado a cabo
en las zonas no inundadas la celebración del referendum constitucional

(Agencias) El jueves fue la ONU quien denunció a la Junta Militar birmana de adueñarse del material enviado para los afectados por el ciclón Nargis. Un día después, el principal periódico de la oposición en el exilio, ‘The Irrawaddy‘, afirmaba que un grupo paramilitar financiado por el Gobierno se había apropiado de un convoy cargado de alimentos de una ONG.

La mayoría de los damnificados aún no ha recibido ninguna ayuda de las
autoridades. El Ejército apenas aparece por las zonas destrozadas

Mientras un millón y medio de personas siguen abandonadas a su suerte y rodeadas de cadáveres putrefactos, la Junta Militar ha llevado a cabo en las zonas no inundadas la celebración del referendum constitucional que tenía programado.

La nueva Constitución reserva la cuarta parte de los escaños del Parlamento al Ejército, que puede destituir el Gobierno y nombrar a los ministros. La líder de la Liga Nacional para la Democracia, la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, criticó duramente el proyecto constitucional, que le impide ser diputada por haberse casado con un extranjero.

La mayoría de los damnificados aún no ha recibido ninguna ayuda de las autoridades. El Ejército apenas aparece por las zonas destrozadas, y son los propios ciudadanos los que limpian calles y caminos con escasas herramientas. Los monasterios budistas están abarrotados de gente que se ha quedado sin hogar.

Y un nuevo peligro asoma entre el barro. Los cuerpos en doscomposición que flotan en las aguas o yacen entre los escombros pueden causar una segunda catástrofe con la aparición del cólera o la malaria. El número de muertos podría rondar los 100.000, aunque quizá nunca se sepan los datos oficiales.

Image
Inundaciones en el país (Reuters)

Mientras tanto, la televisión nacional llenaba sus pantallas con galas de famosos en apoyo del referéndum, y decenas de vehículos recorrían las calles llamando a los ciudadanos para que acudieran a votar. Pese a la dramática situación que vive el país, el Gobierno sigue sin dejar entrar a los expertos en catástrofes naturales y apenas admite ayuda internacional.

La ONU decidió el jueves paralizar el envío de material tras denunciar que los militares se habían adueñado de parte del primer cargamento enviado. Otro convoy de ayuda humanitaria fue saqueado el jueves por miembros de ‘Swan Ar Shin’, una organización paramilitar financiada por el régimen militar, que participó en la represión de las protestas del pasado septiembre.

La publicación disidente ‘The Irrawaddy‘ afirma que varios integrantes de dicha organización asaltaron los vehículos de una ONG no identificada y se apropiaron de los alimentos destinado a los damnificados.

Parte de este material lo entregaron a la Asociación para el Desarrollo y Solidaridad de la Unión (USDA), una milicia progubernamental que quiere presentarse a las elecciones que la Junta Militar ha anunciado para 2010.

Los militares califican cualquier intervención exterior como una intromisión en los asuntos internos. El jefe de la Junta, el general Than Shwe, se ha negado a responder a las llamadas del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Than Shwe, que apareció ayer depositando su voto en el referéndum, no hizo ninguna mención a la catástrofe y aún no ha visitado las zonas afectadas en la que vive casi la mitad de los 53 millones de birmanos.

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario