Lunes 21 de abril de 2014,
Bottup.com

Los niños de Somalia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / La hambruna somalí esconde la necesidad de occidente de dominar un país clave por su ‘uso’ como cementerio nuclear y por su situación estratégica

Estas últimas semanas estamos viendo en todas las cadenas de televisión, y sobre todo a la hora de la comida y cena, escenas dramáticas de la hambruna en Somalia. Esas imágenes de niños esqueléticos en brazos de sus madres resignadas, hacen que los alimentos se nos atraganten. Es imposible permanecer indiferente ante tal crimen, y por supuesto, todos los ciudadanos apoyamos cualquier medida que tomen los gobiernos de Occidente para terminar con el hambre y las injusticias en Somalia.

Hace varias décadas, Occidente necesitaba un cementerio para sus residuos nucleares. Ningún gobierno, incluido el más corrupto, tolera tal basurero a gran escala porque la élite también está expuesta a las radiaciones. Por tanto, es necesaria una tierra de nadie para tal menester.

Occidente favoreció el debilitamiento del gobierno somalí, y en poco tiempo reinó la anarquía en todo el país. El Fondo Monetario Internacional jugó un papel clave estrangulando la economía local. La costa de Somalia se ha convertido en el mayor cementerio nuclear del mundo.

Occidente favoreció el debilitamiento del gobierno somalí. El FMI jugó un papel clave estrangulando la economía local. La costa de Somalia se ha convertido en el mayor cementerio nuclear del mundo

Con este caos, pronto aparecieron los problemas. Los piratas asaltaban los barcos de pesca de cualquier nacionalidad para pedir rescate. Algunos de estos piratas del siglo XXI se justificaban diciendo que hostigaban las descargas de bidones radioactivos, porque eran los culpables de las numerosas malformaciones en los niños recién nacidos, entre tantos, alguno tendría razón.

Pero en tierra firme, Al-Qaeda ha hallado su refugio perfecto al no encontrar resistencia gubernamental. Controla el país, y además se ha ganado la simpatía de la población musulmana organizando la escasa, pero única asistencia a la población civil. Tiene vía libre para reclutar hombres y formar guerrilleros. Esta situación ya es una amenaza para Occidente, pero aún hay más.

Somalia está en un punto estratégico para controlar el tráfico marítimo del Mar Rojo. La salida del petróleo árabe y el paso de las mercancías chinas hacia Europa están en peligro. La economía globalizada no puede permitir estar a merced de los terroristas, y claro, los mecanismos de protección se han puesto en marcha. Fuerzas militares occidentales ya están en la zona dispuestas a entrar en Somalia. Pero como en toda guerra, antes de empezarla hay que buscar financiación. Y en eso está Occidente, sensibilizando la conciencia de los contribuyentes para que acepten de buen grado el gasto militar, aunque la intervención haya que disfrazarla de ayuda humanitaria.

Los países ricos conocen de sobra los gobiernos corruptos y cómplices que contribuyen al saqueo de las materias primas y provocan las hambrunas en el tercer mundo. Y todos nosotros deberíamos saber que los países ricos sólo actúan cuando están en peligro sus intereses económicos o estratégicos.

Enlace de interés:

La noche temática (rtve): Tóxic Somalia


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. arelis 03/11/2012 en 16:43

    el gobierno debería ayudar a esa gente que no pueda alimentar a sus ni a ellos mismos

Participa con tu comentario