Miércoles 07 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Provisiones víricas para la incertidumbre

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Por Vicente Martínez y Ángel Blasco
ESPECIAL GRIPE A

Ver Gripe porcina en un mapa más grande

El Gobierno ya ha pedido una remesa de 12 millones de vacunas para el otoño ante una posible pandemia

Reportaje anterior: -El virus N1H1: el contagio de intereses institucionales
                                    -La gallina de los Tamiflu de oro


Esquema de la serie: 

 1. Pandemia en época de crisis

   2. Gobiernos débiles:temor a la pérdida de puestos trabajo

   3. Estructuras supranacionales
         -Los intereses de la UE
         -Los intereses de la OMS

  4. Tamiflu: historia de un producto  

 5. Farmacéuticas: un sector opaco que no sufre la crisis
               – Cuentas de resultados
               – Cifras de negocio
               – Acuerdos con Gobiernos
               – Asociaciones y Lobbies

   6. ¿Un otoño caliente?
         Resumen: cuántas vacunas habrá en el mundo y en España para entonces,
cuánto habrán costado a la ciudadanía, qué beneficios habrá reportado a
las farmacéuticas

El último contagio afecta a 96 los alumnos de diferentes colegios en Madrid y además se están estudiando más de un centenar de casos

La incertidumbre se apodera de los ciudadanos de todo el mundo. Más todavía, después de que día tras día aparezcan nuevos casos de infectados por el virus de la Gripe A.

El último en nuestro país ha sido el contagio que afecta a nueve Colegios en Madrid. Son 96 los alumnos afectados y más de un centenar de casos todavía están siendo estudiados.

Esta preocupante situación hace prever un otoño movido.
Ahora con el verano es previsible que la enfermedad de una tregua o que
no afecte con gran violencia, pero con la llegada del otoño, si la
enfermedad rebrota, puede ser mucho más nociva. De ahí que las
previsiones de los gobiernos estén destinadas a garantizar un otoño y
un invierno tranquilo.

De momento no existe vacuna, pero tal como pasó con la gripe aviar, se espera tener una vacuna para el inicio de la campaña de vacunación de otoño. Ya se está investigando en varios laboratorios para idear la fórmula mágica.

Como ya se dijo en el segundo reportaje,
medicamentos como el Tamiflu están sirviendo para paliar para los casos
existentes, pero no es un ejemplo de medicina preventiva. Si finalmente
se descubre la vacuna, ésta servirá de prevención del virus antes de
que siga afectando.

Además en España también se da el caso que de momento el Tamiflu no está subvencionado por el Sistema Nacional de Salud. Tradicionalmente España cuenta con una alta tasa de vacunación parar prevenir contagios.

A lo largo de este reportaje seriado se han visto los miedos de los gobiernos a la crisis
y como esta repercute en investigaciones de salud. Cada país le
gustaría que la industria farmacéutica se ubicara en tu territorio para
idear una nueva vacuna.

La medicina es un negocio que no flaquea en
tiempos de crisis debido a que todas las personas fijan como primordial
el buen estado de su salud. Sistemas de Sanidad como el español también
se prestan a ser un negocio grande para las farmacéuticas. De ahí que
varios laboratorios farmacéuticos estén establecidos en España para
llevar a cabo sus investigaciones.

Provisiones para el otoño

La Administración
ya está en contacto con las farmaceúticas para la compra de la vacuna
que permita solucionar el ataque del virus H1N1, que en España aún
sigue extendiéndose. Nadie sabe nada, todos están pendiente de la
Organización Mundial de la Salud (OMS). Según las recomendaciones que
ésta exprese los expertos decidirán los criterios de la adquisición de
las vacunas. Al menos ésta es la previsión del
Ministerio de Sanidad y de las comunidades autónomas, que el 3 de junio
acordaron que el Consejo Interterritorial de Salud negocie con las
farmacéuticas la adquisición de
unos 12 millones de vacunas
, con las que se atendería entre un 25% y un
30% de la población, porcentaje similar al que se cubre en otros tipos
de gripes.

Las CCAA abonarían 198 millones de euros para
adquirir 12
millones de vacunas, y el Gobierno compraría otra partida de reserva por 65 millones

Igual que uno compra toamates, compra vacunas.
España pretende con la negociación centralizada mejores precios de
venta
, garantizando la disposición de la vacuna
en el mismo momento en que las compañías estén en condiciones de
distribuirla mundialmente, y al mismo tiempo que el resto de los países
europeos. Todo ello sin saber nada acerca de la gripe del póximo otoño:
si mutará con la gripe común, si se estabilizará
, si será una temporada
igual que la de años anteriores, qué tipo de vacuna será, cuántas dosis
se deberán
administrar, y si se podría aplicar conjuntamente con la de la gripe
común… El miedo y la incertidumbre funciona, sobre todo para las
farmaceúticas.

Todo
esto no es gratis. La posible solución a una posible gripe haría que las comunidades tuvieran que abonar conjuntamente 198 millones de euros para
adquirir los 12
millones de vacunas, mientras que el Gobierno compraría otra partida de
reserva por valor de 65 millones, para cubrir otro 10% de los
habitantes. Ésta era la idea principal, pero viendo la situación
económica de las comunidades, la Administración central adelantaría el
pago
. No
parece difícil, teniendo en cuenta que el Sistema Nacional de Salud es
un cliente
privilegiado de los laboratorios, con un crecimiento de más del 6%
anual en la facturación, sin contar las adquisiciones de los
hospitales. Otra solución más barata sería fabricar el medicamento genérico del Tamiflu. Una medida que se adoptó ya en la India, pero que en España sería imposible.

Un viejo objetivo

En el 2003 ya se intentó que una multinacional
suiza instalara una fábrica de producción en la Comunidad de Madrid

El acceso a las vacunas contra la gripe es un viejo objetivo de la
Administración española. Cuando se inició la expansión de la gripe
aviar
, allá por el 2003, se intentó que una multinacional
suiza instalara una fábrica de producción en la Comunidad de Madrid. Pero
esta compañía fue absorbida cuando el acuerdo aún no se había firmado y
España se quedó sin la deseada planta. Luego, la escasa evolución de
esa enfermedad
redujo la urgencia.

Por ahora, lo único a ciencia cierta que sabemos del futuro incierto del virus H1N1 es que ya ha afectado a unas 19.000 personas en 26
países, según el organismo internacional. 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

Participa con tu comentario