Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

Los olvidados de la guerra de Libia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Libia se convirtió en un 'atractivo socio' en la lucha contra los indocumentados

Del más de un millón de personas que han dejado el país desde el comienzo de la guerra, casi 600.000 son inmigrantes de diferentes nacionalidades

Alguien dijo una vez que la primera víctima de cualquier guerra siempre es la verdad, en Libia no es diferente. Muchas historias son ignoradas por aquellos que creen saber la verdad de lo que ocurre por el solo hecho de haberlo escuchado en televisión o de haberlo leído en un periódico. Pero como en cada guerra, son muchas las realidades que siguen en la oscuridad, vidas que sólo interesan durante las primeras semanas de cualquier conflicto. Como decía el gran Ryszard Kapuściński, “si no hay sangre no interesa”. Una frase que define a la perfección las noticias que llegan diariamente a los oídos de esas personas que viven alejadas de las bombas. Pero en esta guerra también hay seres humanos a los que el líquido de la vida les hierve el cuerpo de impotencia bajo el abrasante sol del desierto tunecino. Ellos son los olvidados, ellos son los desplazados, ellos son los desterrados, ellos son los refugiados.

Los refugiados son las víctimas silenciosas del conflicto libio

Esta guerra está teniendo un fuerte impacto no sólo en los ciudadanos libios, sino también en más de dos millones y medio de inmigrantes

Ellos son las víctimas silenciosas del conflicto libio. Esta guerra está teniendo un fuerte impacto no sólo en los ciudadanos libios, sino también en más de dos millones y medio de inmigrantes, según cifras publicadas por el IOM en marzo de este año. Con una política de fronteras abiertas, Libia fue durante mucho tiempo un atractivo destino para muchos trabajadores del mundo árabe, del África subsahariana, o incluso de otros países desarrollados. Durante la última década, el país se convirtió en un ‘atractivo socio’ en la lucha contra los indocumentados que intentaban buscar un futuro mejor en países europeos.

Del más de un millón de personas que han dejado Libia desde el comienzo de la guerra, casi 600.000 son inmigrantes de diferentes nacionalidades. Una vez que han cruzado la frontera que les separa de la guerra, estas personas son clasificadas como ‘ciudadanos de tercera clase’, incluyendo no sólo a aquellas personas que quieren volver a sus países de origen, sino también a aquellos reconocidos como refugiados, o a aquellos que solicitan asilo. Casi 300.000 de estas personas han cruzado la frontera hasta la vecina Túnez desde el pasado mes de febrero, la mayoría de las cuales ya han sido repatriadas a sus países de origen. Sin embargo, todavía más de 4.000 personas, mayoritariamente de países del África subsahariana, no serán ayudados a volver a sus hogares por diferentes razones como guerras, dictaduras o persecuciones políticas. Según cifras del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), a día de hoy, se han registrados 980 personas con el estatus de refugiado y otras 1.339 han solicitado asilo en otros países.

Casi 300.000 han cruzado la frontera hasta Túnez desde el pasado febrero,


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario