Jueves 27 de marzo de 2014,
Bottup.com

Los parques australianos de Litchfield y Kakadu

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (4 votos, media: 10,00 de 10)

 

Uno de los numerosos cocodrilos del Parque Kakadu

Uno de los numerosos cocodrilos del Parque Kakadu

FOTORREPORTAJE / Los dos parques naturales albergan gran variedad de aves, así como cocodrilos y murciélagos

El estallido de fauna y flora es tan impresionante en estos dos parques naturales, que ambos se distinguen por ofrecer al visitante un sinfín de hermosas y sugerentes sensaciones.

En uno de mis anteriores artículos les comenté que la ciudad de Darwin sirve como campo base para que el viajero pueda dirigir sus pasos hasta estas dos maravillas de la naturaleza, como son los Parques Nacionales de Litchfield y Kakadu, en los Territorios del Norte de Australia.

Litchfield es uno de esos parques naturales que rápidamente cautiva al visitante puesto que en él podrán observar la naturaleza en todo su esplendor

El más cercano, y además de menor extensión, es el de Litchfield, aunque no por ello es menos espectacular. Saliendo desde Darwin, lo primero que sorprende al viajero al entrar de lleno en el parque es la gran cantidad de gigantescos termiteros que existen en sus dominios, pues algunos de ellos tienen varios metros de altura. A pesar de la abundante naturaleza en la que evidentemente domina el color verde, sorprende que en determinadas áreas se observen algunas zonas cuyos árboles están chamuscados en su parte baja, aunque por lo que me explicaron eso es debido a unas quemas controladas que se suelen hacer para así eliminar la abundante hojarasca de determinados lugares, y de esa forma prevenir los posibles grandes incendios.

Cuando uno va penetrando en este parque va descubriendo poco a poco las enormes extensiones de arboleda que se suceden de una forma horizontal hasta que de repente aparecen los acantilados, los grandes bosques y las espectaculares cataratas en donde en algunas de ellas el visitante se puede dar un chapuzón, siempre y cuando los guardas del parque hayan comprobado horas antes que la laguna en cuestión esta libre de cocodrilos, al menos durante ese día. Sí, Litchfield es uno de esos parques naturales que rápidamente cautiva al visitante puesto que en él podrán observar la naturaleza en todo su esplendor, ya que aves, cocodrilos y hasta murciélagos de grandes dimensiones pueden ser observados fácilmente por todos aquellos que se acerquen hasta sus dominios.

La exuberante vegetación de Kakadu

La exuberante vegetación de Kakadu

Kakadu es el parque de la vida, pues en él la fauna y la flora se aúnan para poder formar un verdadero paraíso natural

Pero si después de la visita de este parque sus ansias de descubrimiento siguen intactas, entonces les recomiendo que se adentren en el espectacular Parque Nacional de Kakadu, uno de los mayores parques naturales del mundo y lugar en el que, por lo que me dijeron, se rodó la conocida película ‘Cocodrilo Dundee’. En Kakadu podrán ver a infinidad de cocodrilos vigilando su territorio por el río Aligator, a la vez que observar a las diferentes y espectaculares aves que se dan cita en los abundantes humedales que existen en la zona. También tendrán ocasión de observar canguros, walabys y otras especies animales mientras sus ojos disfrutan por una parte, de un verde espectacular gracias a su abundante vegetación, al tiempo que por otro lado el color rojizo de sus montañas les mostrarán las sorprendentes y espectaculares formaciones rocosas que existen en toda esta región. Podrán ver igualmente que los ríos serpentean entre dichas formaciones y que continuamente se convierten en sorprendentes cataratas o cascadas, formando así pequeños lagos en donde la vida fluye para regocijo de todos aquellos privilegiados que lo pueden observar, totalmente extasiados por la belleza que se abre ante su atónita mirada.

Enormes murciélagos colgados de los árboles

Enormes murciélagos colgados de los árboles

Así es, Kakadu es el parque de la vida, pues en él la fauna y la flora se aúnan para poder formar un verdadero paraíso natural. Quizá por eso en sus dominios,  más concretamente en ‘Nourlangie Rock’, podrán encontrar pinturas realizadas por los aborígenes hace miles de años. Evidentemente vale la pena visitarlas puesto que además de dichas pinturas, estas formaciones rocosas son también de una gran belleza y majestuosidad.

Sin lugar a dudas podría seguir narrándoles las excelencias de estos dos Parques Naturales, pero para todos aquellos que les apasione la naturaleza o tengan intención de visitarlos, creo que después de esta breve explicación lo más conveniente es invitarles a contemplar algunas de las fotografías que pude realizar en esta espectacular zona de ‘Los Territorios del Norte de Australia’.

Víctor J. Maicas es escritor

Pincha para aumentar cada una de las imágenes:

Editado por la Redacción:
Subtítulo

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Viajero incansable y escritor, mis novelas publicadas son “La playa de Rebeca”, “La República dependiente de Mavisaj”,“Año 2112. El mundo de Godal” y "Mario y el reflejo de la luz sobre la oscuridad". Son, principalmente, novelas comprometidas y de crítica social. Además, he escrito artículos para la prensa escrita así como también para diferentes publicaciones digitales. En la actualidad soy miembro del Consell de Cultura de la ugt-pv y socio o colaborador de diferentes ONG’s

Participa con tu comentario