Domingo 26 de marzo de 2017,
Bottup.com

Ser ‘persona’ en Madrid

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Con una crisis de largo recorrido de fondo, los pequeños placeres pueden ayudarnos mucho a sobrellevar los sinsabores de estos últimos meses. Sin embargo, parece que hay alguien muy interesado en arruinarnos cualquier descanso

Opinión

Image
La cola para el acceso a la piscina de la Casa de Campo
Llegué a la Casa de Campo […], y la indignación en la fila era generalizada: nadie podía entender que el Ayuntamiento hubiera habilitado una sola ventanilla

Ser persona en Madrid ya no compensa. Se arriesga mucho y se obtiene poco. Ni teniendo suerte resulta fácil; para gastarse los mil eurillos que te da el patrono, hay que sentarse y hacer muchas cuentas. Hay que mirar mucho y hacer muchas llamadas para contratar un buen seguro médico, porque el Servicio Madrileño de Salud se ha quedado, básicamente, para hacer caja. Mejor no ponerse malos.

También hay que mirar por los niños, porque las Escuelas Infantiles se han convertido en almacenes donde aparcar los peques. Y ya sabemos cómo es la economía de escala: cuantos más aparco más gano. De los colegios mejor ni hablar; la educación laica y pública se está dejando morir por inanición, y elegir la opción católica y cuasi privada es condenar a tus hijos a sufrir en propias carnes lo peor del siglo XIX.

Otro par de horas al día lo tienes que dedicar a poner todas las reclamaciones que se te han ido acumulando. Cuando no te la juega la empresa que te da cobertura al móvil, te la cuela la que te cubre Internet.

Tres cuartos de lo mismo si hablamos de las compañías eléctricas y sus facturas.Y ya no digo nada si pensamos en las petroleras. A los diez minutos de haber subido el barril de petróleo, ya nos sale más caro llenar el depósito. Pero pueden pasar semanas hasta que las gasolineras aplican la rebaja del precio del barril. Así que, desde que te levantas ya estás en tensión.

El pasado 26 de julio era domingo. Y me pareció una ocasión estupenda para plantarle cara a tanto amargor. Metí un bañador y un bocata en la mochila del gimnasio y me puse camino de la piscina. Ese domingo no me lo iba a estropear Madrid.

Llegué a la Casa de Campo, aparqué el coche y tras andar unos minutos, comencé a ver a lo lejos algo que me fue vistiendo el rostro de blanco. La fila de la taquilla corría por toda la calle de entrada y rebosaba por la que cortaba perpendicularmente. Era la una de la tarde. A las dos todavía no tenía mi entrada.

La indignación en la fila era generalizada: nadie podía entender que el Ayuntamiento hubiera habilitado una sola ventanilla, con el paro que está cayendo en Madrid. Y con más de 40 grados al sol.

Entonces comencé a pensar quién podía estar detrás de aquel desatino. Y las cuentas comenzaron a salir. Recordé que no hace mucho tiempo, el Gobierno hacía llamamientos desesperados a los bancos para que comenzaran a prestar el dinero que el propio Gobierno les había inyectado.

Y recordé también, con pavor, la cara de felicidad de los portavoces del Partido Popular cada vez que saltaban a los medios para comentar alguna de las cifras de la crisis. Y cómo no, vino a mi mente la imagen reciente de la CEOE reventando las reuniones del Pacto Social para evitar un acuerdo que aliviara el proceso de recuperación económica.

Y de pronto, aquella mísera taquilla apareció como una metáfora de la política de guerrillas que está llevando a cabo el Partido Popular.

Es un mensaje que viene a dejar bien a las claras su disposición a hacer lo que sea para recuperar el poder: el alivio (la piscina) a la durísima situación de calor y espera (la crisis) que se estaba viviendo en la fila (los madrileños), lo controla el Partido Popular.

Podrían doblar su ayuda, porque tienen dos taquillas, pero no les da la gana hacer más. El PP de Madrid está tan envalentonado, que como alguien dé una voz más alta que otra en su protesta, igual dan un toque de cierre y nos quedamos sin taquillas hasta nueva orden.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Arka 30/07/2009 en 0:19

    me a gustado mucho!!!

Participa con tu comentario