Jueves 10 de abril de 2014,
Bottup.com

Los pueblos indígenas, entre el olvido y la expoliación

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)


ImageReportaje

Diversas ONG alertan de su situación en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se celebra hoy

Existen 400 millones de aborígenes en 70 países del mundo

Image

Las sociedades avanzadas los consideran como algo exótico y sólo se acuerdan de ellos cuando los ven sobre el escenario de cualquier festival veraniego. Los que más saben de su existencia son las madereras, las petroleras o los grandes terratenientes, que no dudan en expoliar sus tierras en busca de dividendos.

Son los pueblos indígenas, que hoy celebran su Día Internacional, una población de casi 400 millones de personas presentes en setenta países de todo el mundo, que “siguen teniendo los mismos problemas después de tantos años luchando. La caoba, el petróleo, la soja, todo va para occidente. Les quitan las tierras, su modo de vida, su cultura, y sólo reciben enfermedades, violencia y violaciones”, según ha declarado a Europa Press Miguel Ángel del Ser, responsable de comunicación de Survival Internacional .

Survival Internacional: “los pueblos indígenas se extinguen ante la indiferencia de los ciudadanos y la rapiña de las grandes multinacionales”
Manos Unidas: “Las mujeres indígenas son más vulnerables que los varones de su propia etnia por estar sometidas a una triple marginación: son mujeres, son indígenas y son pobres”
“Los Niños son víctimas fáciles del turismo sexual, de la prostitución y del tráfico de drogas, lo que ha llevado a sus comunidades enfermedades venéreas y el sida”

Según dice, “aunque se consiguen avances en la legislación, las leyes no se aplican“. Es el caso de los Bosquimanos del Kalahari, a quienes el Tribunal Supremos de Botswana reconoció la titularidad de sus tierras, pero siguen
acosados y perseguidos porque bajo el suelo en el que viven hay diamantes, o el de los indígenas de la amazonia peruana, para los que el gobierno fijó una serie de reservas que las multinaciones no respetan.

Los indígenas aislados ayoreo, en Paraguay, es el último caso denunciado por Survival, que hoy entregaba 57.000 firmas en diversas ciudades europeas, Madrid entre ellas, solicitando al Gobierno paraguayo el cumplimiento de las
leyes y a entregar a los ayoreo-totobiegoso de el título de sus tierras, que están siendo deforestadas y ocupadas por los grandes ganaderos de la vecina Brasil.

Para esta ong, los pueblos indígenas se extinguen ante “la indiferencia de los ciudadanos y la rapiña de las grandes multinacionales”. Los Yaragua de las islas Andamán, en el Índico, los Bosquimanos del Kalahari y los
Akunsu, de la amazonia brasileña, son las poblaciones más amenazadas, según Survival.

Sanidad y educación

Ayuda en Acción ha centrado su campaña en el acceso de los pueblos indígenas a la prevención y tratamiento de enfermedades “desde un enfoque multicultural“, sin pretender imponer sistemas propios de occidente, y aboga por el desarrollo conjunto de programas sanitarios que no vayan contra sus creencias y sus costumbres.

Por su parte, Manos Unidas apunta hacia la educación como pilar básico para la pervivencia de las comunidades indígenas, y señala los altos niveles de analfabetismo y de abandono escolar por parte de los niños indígenas,
debido a la imposibilidad de acceder a la educación en su lengua materna, la única que conocen en muchos casos.

Esta ong resalta también la situación de las mujeres indígenas, “más vulnerables que los varones de su propia etnia por estar sometidas a una triple marginación: son mujeres, son indígenas y son pobres”. En cuanto a los niños,
Manos Unidas afirma que son “víctimas fáciles del turismo sexual, de la prostitución y del tráfico de drogas, lo que ha llevado a sus comunidades enfermedades venéreas y el sida“.

Según el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, de la ONU, estos pueblos “carecen de atención básica para la salud, de acceso a la educación, de control sobre sus tierras y de protección de sus derechos a la propiedad intelectual y cultural, lo que les convierte en víctimas fáciles de la pobreza, las violaciones y la marginación”.

Este organismo, creado en 2000, está integrado por 16 expertos independientes, que actúan a título personal. Ocho de ellos son propuestos por los pueblos indígenas y otros ocho por los gobiernos, y asesoran al Consejo de Naciones Unidas sobre los asuntos relacionados con estas comunidades.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario