Jueves 24 de agosto de 2017,
Bottup.com

Los retos pendientes de Obama

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Tras los cien días de rigor, había firmado 12 órdenes ejecutivas y 13 decretos-ley.

Análisis de los retos pendientes del mandato presidencial de Obama, lastrado por la agudización de la crisis económica global y el previsible incremento de las tensiones geopolíticas

“A pesar de perder casi 20 puntos de popularidad desde su
investidura, sería uno de los presidentes más populares desde Kennedy, rondando el 62%”

El mandato de Obama comenzó bajo el signo de la ‘Obamamanía’, fenómeno sociológico que logró que una persona sin experiencia ni ideario político conocido se convirtiera en icono de masas, insuflara vientos de cambio, y devolviera la ilusión y la esperanza a una sociedad americana hundida en la recesión y con lacerantes desigualdades sociales.

Tras los cien días de rigor, el Presidente Obama habría firmado 12 órdenes ejecutivas,13 decretos-ley , realizado trece viajes oficiales (tres de ellos al extranjero) y enviado diez mensajes a la nación , tres de ellos en horario prime time, en un ritmo frenético que sólo tendría parangón con el hiperactivo Roosevelt. A pesar de haber perdido casi 20 puntos de popularidad desde su investidura, sería no obstante uno de los presidentes más populares desde la época Kennedy, rondando el 62%.

Firma de Orden Ejecutiva para cerrar Guantánamo en un año: Tras la significativa erosión de la imagen de EEUU en el mundo tras los sangrantes episodios de vulneración de los Derechos Humanos en Abu Ghraib y Guantánamo, una de las primeras decisiones de Obama fue firmar una orden ejecutiva para exigir el cierre de la prisión en la base naval de Guantánamo en el plazo de un año, y otras dos órdenes para prohibir el uso de la tortura e iniciar la revisión de los procesos de detención, cumpliendo así las promesas de su campaña electoral.

Sus asesores buscan ahora los mecanismos legales para finiquitar el ‘limbo jurídico’ de Guantánamo, un espacio virtual fruto de la ingeniería jurídica del llamado ‘Comité de Guerra’ (nombre en clave del selecto grupo de juristas y asesores que trabajaron a las órdenes de la Troika formada por Rumsfeld, Hayden y Cheney), verdaderos detentores del poder durante el nefasto mandato de George W. Bush.

Sin embargo, Obama dejará que el viento del olvido cubra con su manto el vidrioso tema de la persecución de los responsables de haber legitimado la tortura. Y es que sus asesores le habrían advertido de las previsibles consecuencias que una acción de ese tipo podría suponer para su flamante Presidencia (véase MagnicidIo de Kennedy). Decisión, que a pesar de suscitar una clara decepción en la organización defensora de los derechos humanos ‘Human Rights Watch‘ (HRW), sería apoyada por el 60% de los encuestados.

Posible consecución de la supermayoría en el Senado (60 escaños): Joe Biden, buen conocedor de las veleidades políticas y debilidades de sus señorías, habría logrado el pase del senador republicano de Pennsylvania, Arlen Specter, a las filas demócratas, dejando al partido de Obama con la posibilidad de alcanzar la mayoría absoluta de esa cámara; si se confirmarse la victoria en Minnesota de Al Franken. Este hecho evitaría que la minoría republicana pudiera utilizar la práctica política de torpedear proyectos de ley mediante tácticas dilatorias (filibustering).

Así pues, con una mayoría en el Congreso desconocida desde 1992 (258 de los 435 escaños), se prevé una cómoda legislatura que en principio debía facilitarle la presentación de avanzadas propuestas sociales, como el aumento de la cobertura sanitaria, el proyecto de revitalización de la educación pública, el incremento del salario mínimo, y la Ley de Inmigración. Pero corren el riesgo de quedar aplazados ‘sine die’, o nacer descafeinados tras su tramitación parlamentaria al ser claramente onerosas para el erario público (se estima que costarían unos 127.000 millones de dólares) y estar sumido el país en una aguda recesión económica.

Agudización de la inestabilidad del sistema financiero: Las sucesivas bajadas de tipos de interés de la FED hasta el 0% aliviará los problemas de liquidez de las entidades financieras. Pero no impedirán que los bancos se sigan descapitalizando y necesiten más inyecciones de capital, debido a los activos tóxicos (hipotecas subprime) que deberán ser comprados por los ‘bad banks’ (bancos malos), o continuar con el goteo de nacionalizaciones bancarias, prácticas que en ambos casos suponen una pérdida de la libre competitividad.

Ello, unido al incesante aumento de la deuda externa, contribuirá a que la prima de riesgo aumente y el crédito siga sin fluir con normalidad a unos tipos de interés reales. Esto, aunado con la posible entrada en deflación, al hecho de que los diferenciales de rentabilidad entre las emisiones de deuda pública entre los diversos países del primer mundo ha aumentado en los últimos meses, lo que conlleva un encarecimiento y mayores dificultades para obtener financiación exterior. Y a la adopción de medidas extraordinarias como implementar medidas cuantitativas (Quantitative Easing) para incrementar la base monetaria y la devaluación del dólar para estimular las exportaciones, podría agudizar el riesgo evidente de estancamiento de la crisis económica en EEUU.

Incremento de la tasa de paro hasta niveles desconocidos desde la época de la II Guerra Mundial: La tasa de paro de la primera potencia económica del mundo subió hasta el 8,5% en marzo del 2009 con un total de 13,2 millones de parados, y podría alcanzar el 10% a final del 2009, rondando los 15 millones de parados. Un incremento que tendría su continuidad en el próximo trienio debido a los siguientes factores:

“Urge una profunda reestructuración de la anquilosada industria automotriz, con modelos más respetuosos con el medio ambiente”

Brutal reestructuración del sector de la automoción: A pesar de las subvenciones a las empresas del automóvil, cercanas a los 25.000 millones de dólares, en forma de préstamos y líneas de crédito blando, las ventas locales de autos habría caído un 50% desde el 2007; por lo que urge una profunda reestructuración de la anquilosada industria automotriz norteamericana (pesados dinosaurios incapaces de evolucionar y adaptarse a las necesidades de los mercados), debiendo sustituir los obsoletos y contaminantes modelos actuales, por nuevos modelos más respetuosos con el medio ambiente y de menor tamaño y más tirón en los mercados emergentes.


Asistiríamos así a la declaración en cascada de bancarrotas guiadas o quiebras quirúrgicas, empezando por Chrysler y siguiendo con GM y Ford. Eufemismos para encubrir la brutal reestructuración que espera a la industria automotriz de EEUU en los dos próximos años, y que podría elevar las tasas de paro hasta los 20 millones de personas a pesar del objetivo de la Administración Obama de crear la friolera de 3 millones de empleos.

Para ello, Obama implementará medidas calcadas del ‘New Deal’ de Roosevelt, como la devaluación del dólar para incrementar exportaciones (debido a la caída del 40% del volumen de exportaciones en el primer trimestre del 2009), así como el incremento faraónico de las inversiones en infraestructuras de transporte y de energía (tren de alta velocidad y extraordinario impulso de las energías renovables). A esto se le aunaría la subida del salario mínimo y la reducción de impuestos por un monto de más de 300.000 millones de dólares para favorecer el consumo interno, uno de los tradicionales motores de la economía de EEUU, ya que representa más de la mitad del PIB del país; la ampliación de la cobertura del desempleo a 8 millones de nuevos parados; y las ayudas a la producción agrícola en forma de proteccionismo encubierto.

Continuación de la recesión económica hasta el segundo semestre del 2012: Tras la entrada en recesión económica en el 2008 de la mayoría de los países desarrollados, asistiríamos a escenarios de crecimientos negativos del PIB hasta el segundo semestre del 2011 (con estimaciones del -2,6% en 2009, del -0,5% en 2010, y crecimiento positivo del 1% en 2011), e incrementos espectaculares del déficit público (del 12% para el 2009 y del 10% para el 2010) y de la deuda externa (13´5 billones de dólares para 2009). Finalmente, como consecuencia del seguro descenso de los ingresos de los Estados y del bestial incremento de las prestaciones de desempleo (8 millones de parados sin cobertura de desempleo), asistiríamos a una drástica reducción de los subsidios sociales, no siendo descartable en varios estados, la aparición de agujeros financieros y la declaración de bancarrota de los organismos federales.

Agudización de la fractura social: El previsible agravamiento de la crisis económica podría conllevar frecuentes estallidos de conflictividad laboral y la agudización de la fractura social del país, obligando a amplias capas de la población, especialmente negros e hispanos, a depender de los subsidios sociales. Este hecho, unido al renacer de sentimientos xenófobos en los Estados sureños y a las soflamas incendiarias de líderes religiosos como Jeremías Wright, podrían terminar por reeditar los violentos disturbios raciales del verano de 1963.

Instauración de una política de tolerancia cero con los ‘ilegales’ y los narcos, lo que unido a la expansión de la peste porcina, podría suponer en la práctica, el blindaje virtual de la frontera con México. A esto habrá que unirle el retraso ‘sine die’ de la presentación del Proyecto de Ley sobre Inmigración por la cruda realidad de la severa recesión económica.

Política energética: Acuciado por el disparatado consumo (26% del consumo mundial) y la elevada dependencia energética (60%), deberá presentar el Programa de Racionalización del Consumo y del Autoabastecimiento Energético en el horizonte del 2015, con la construcción de edificios inteligentes; sustitución del alumbrado y calefacción público, y conjugar el extraordinario desarrollo de las energías renovables (eólicas, fotovoltaicas y biocombustibles) con la reactivación de la energía nuclear; y la reorientación del transporte de mercancías terrestres por las nuevas autopistas del mar y vías férreas de alta velocidad.

Política exterior: La primera prueba de fuego con Rusia será la renovación del Tratado Start I (Tratado de Reducción de Armas Ofensivas Estratégicas) que expira en diciembre del 2009. A pesar de los prometedores contactos preliminares, la retirada de la acreditación a dos diplomáticos rusos ante la OTAN acusados de espionaje en un asunto vinculado con Hermann Simm (alto funcionario de Estonia condenado por filtrar información confidencial de la alianza a los servicios secretos rusos); unido a las previstas maniobras de la OTAN en Georgia para el mes de mayo tildadas “de provocación” por Mendeiev han venido a tensionar las relaciones ruso-americanas.

Con estos preámbulos, es previsible que se trunque el acuerdo, y la tensión se pueda incrementar con el proyecto del Escudo de Misiles Antibalísticos (NDM), considerado por Putin como una amenaza directa a Rusia, que comprende la instalación de una base de misiles interceptores en Polonia, y otra de radares en la República Checa, y que entraría en funcionamiento en el 2011. Y en el supuesto de que Obama continuara adelante, sería presumiblemente respondido con la instalación por parte de Rusia de misiles Iskander en Kaliningrado (enclave ruso situado entre Polonia y Lituania), y el despliegue de tres regimientos en Kozlesk encargados del manejo de los mismos, pudiendo revivirse la Crisis de los Misiles de Cuba (1962), concluyendo con la firma de un nuevo y necesario Tratado de Misiles Antibalísticos (MAB).

Aparición de las primeras disensiones entre Sarkozy y Obama: En el escenario europeo podríamos asistir al final de la luna de miel de Sarkozy y Obama debido a su desacuerdo con la Administración Obama en temas puntuales, pues tras la constitución en Israel de un Gobierno poco proclive a las tesis palestinas, no sería descartable que a medio plazo la UE se viera obligada a revisar los acuerdos económicos preferenciales con el Estado de Israel.

Asimismo, podríamos asistir al inicio de una nueva Guerra Comercial UE-EEUU a raíz de la imposición por ambos países de medidas proteccionistas a la importacíon de productos agropecuarios, bajo el eufemismo de medidas fitosanitarias adicionales (plaga del ‘minador del tomate’ europeo y ‘peste porcina’ en EEUU). Por último, la petición por Obama de un incremento sustancial de tropas aliadas en Afganistán, podría desembocar en una tardía reafirmación de la soberanía francesa que se plasmaría en la salida de las tropas francesas de Afganistán (y por mimetismo de otros aliados europeos) antes de las Presidenciales Francesas del 2012.


“Obama se vería obligado a participar en el proceso para establecer las bases del futuro Estado Palestino, previo reconocimiento del Estado de Israel
por parte palestina”

Obama se verá obligado a implicarse activamente en la apertura de un nuevo Proceso de Paz en Oriente Próximo: Tras los escasos avances logrados por su enviado especial a la zona (el ex senador Mitchell), la situación se habría agravado tras la constitución por el primer ministro Benjamin Netanyahu de un Gobierno de Coalición poco proclive a las tesis palestinas y partidario de continuar la política de expansión de asentamientos judíos, y de la culminación del Muro de Cisjordania. Éste incluiría aproximadamente el 10% del territorio de Cisjordania, incluida Jerusalén Este, donde unas 60.000 casas palestinas podrían ser demolidas al carecer de permisos oficiales. Además, se le aunaría al fracaso de las conversaciones entre Hamás y Abbas para la constitución de un Gobierno de Unidad palestino.

Obama se vería así obligado a participar personalmente en el proceso de negociación con el objetivo de establecer las bases para la creación del futuro Estado Palestino, previo reconocimiento del Estado de Israel por parte palestina. Incluso, podría concluir con la firma de un Tratado de Paz entre el nuevo Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu y el nuevo Presidente de la Autoridad Palestina, que sería el representante del nuevo Gobierno de Unidad que surgiría tras la inevitable aproximación de Hamas y Al Fatah.

Dicho acuerdo contaría con las bendiciones políticas de Egipto, Rusia, Siria e Irán y como colaboradores económicos necesarios en la reconstrucción de Gaza a Arabia Saudí, EEUU, UE, Japón, y Emiratos Árabes, con un costo aproximado de 2.000 millones de dólares. Debería ser global y vinculante para todos los países del área geopolítica de Oriente Próximo y lograr así la instauración de un nuevo ‘status quo’ en la zona, previa resolución del contencioso nuclear con Irán y el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Incremento de la acción armada de los talibanes en Pakistán
: El secretario de Defensa estadounidense Robert Gates, habría instado al Congreso a aprobar urgentemente partidas extrapresupuestarias de ayuda militar a Pakistán, alarmado por el avance islamista hasta 100 kilómetros de la capital Islamabad.

El gobierno pakistaní aceptó en febrero la imposición de la ley islámica (sharia) en el valle del Swat, a cambio de un alto el fuego tras la sangrienta rebelión liderada por el maulana (dignatario religioso) Sufi Fazlulah. Pero los talibanes no se desarmaron y a principios de abril 500 milicianos entraron al Bajo Dir y a Buner, impusieron la sharia, y aterrorizaron a la población, lo cual llevó al gobierno paquistaní presionado por EEUU a desencadenar la actual ofensiva militar.

Gradual retirada de efectivos militares de Irak y su traslado a Afganist.an, debido a la ampliación del área de influencia talibán en Afganistán: El Pentágono baraja traspasar unos 100.000 soldados de Irak para el 2010, donde solamente quedarían unos 50.000 hasta la retirada definitiva en el 2011. Este hecho augura la segura intensificación del conflicto afgano, pues según señala el último informe del Consejo Internacional de Seguridad y Desarrollo (ICOS), la insurgencia talibán habría conseguido una presencia permanente en el 72% del territorio de Afganistán, lo que representa un aumento del 18% con respecto a noviembre de 2007; y se acercarían a la capital Kabul, habiendo establecido los talibanes una especie de gobierno ‘de facto’ en algunas ciudades y pueblos afganos.

Incremento del presupuesto para financiar las guerra en un 4% en el año fiscal 2009: Asimismo, la CIA contaría con informes confidenciales que confirmarían el inicio de la ayuda militar rusa (asesores militares, logística e información de los satélites- espías) a las milicias talibanes de Afganistán en su lucha contra las fuerzas de la NATO allí desplegadas. Con el objetivo de alargar el conflicto y aliado con la falta de liquidez monetaria de los aliados europeos lograrían su gradual retirada de Afganistán y dejarían en soledad a EEUU, lo que podría derivar en una peligrosa ‘vietnamización’ del conflicto e implicaría crecientes dificultades para conseguir la aprobación de los Presupuestos en el Congreso. Esto ha quedado plasmado en la petición por la Administración Obama de 83.400 millones de dólares adicionales para financiar las operaciones militares en Irak y Afganistán en el 2009 (se estima que el costo de las dos guerras sería de unos 8.000 millones de dólares al mes).

Levantamiento del embargo comercial a Cuba: Obama se verá obligado a prestar una atención especial al tradicionalmente considerado ‘patio trasero de EEUU’ para intentar frenar la expansión de la influencia rusa en Latinoamérica tras la firma por parte de Mendeiev del Pacto por la Amistad y Cooperación con Cuba, aprovechando la miopía política de una Administración Bush obsesionada con el Eje del Mal.

Así, tras la relajación de las medidas sobre envío de remesas y de ampliación de las visitas a la isla caribeña adoptadas por la Administración Obama, y el inicio de conversaciones informales, quedaría pendiente el levantamiento del bloqueo comercial a la isla. Pero la publicación por el Departamento de Estado dirigido por Hillary Clinton de una lista de países terroristas en la que se incluye a Cuba, y la posterior afirmación de Fidel Castro de que “EEUU es un terrorista internacional”, poco ayudan a la necesaria empatía para lograr el inicio de una ronda oficial de negociaciones bilaterales entre ambas administraciones.

“Podríamos asistir a la colaboración militar de
Cuba con Rusia, que incluiría la instalación de bases militares en territorio cubano con misiles Iskande”

En caso de no llegarse a rápidos acuerdos en dichos temas, podríamos asistir a la firma de un tratado de colaboración militar de Cuba con Rusia, que incluiría la instalación de bases militares en territorio cubano dotadas con misiles Iskander y con aviones estratégicos con armas nucleares (los temibles TU-160 conocidos en Occidente como BlackJak). También se complementaría con la instalación de una megabase naval y logística en Venezuela, y a la gestación por EEUU de una Alianza Panamericana, liderada por México, Brasil, Chile y Argentina, que conjugaría la ayuda económica masiva y la firma de acuerdos preferenciales con dichos países amigos con el boicot comercial y el aislamiento en los Foros Internacionales de los regímenes de corte populista-progresista (Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia) para lograr la desestabilización de sus regímenes.

Ilustración (CC): Barack Obama

Image
imagen, enlaces

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario