Lunes 23 de octubre de 2017,
Bottup.com

Los videojuegos como potenciadores de las habilidades cerebrales

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Según una investigación entre los jugadores de EE UU, éstos potencian la capacidad visual y la memoria

Leo en Infonomía, en el blog de Alfons Cornella, un interesante artículo titulado “Del videojuego a la dirección ejecutiva“, en el cual habla del libro The kids are alright. How the gamer generation is changing the workplace’,  escrito por John C. Beck y Mitchell Wade.

Este libro recoje las conclusiones de una
investigación realizada a la generación de jugadores de videojuegos,
que sólo en EE UU, cifran en más de 90 millones. En España, los
videojuegos forman parte de la vida cotidiana de nuestros hijos, nos
guste más o menos.

Pero no todo lo relativo a los videojuegos es negativo. Según
se desprende de este estudio, el jugar a videojuegos, y debido a la
complejidad de sus programas, ha originado una forma distinta de ‘cablear’ el cerebro de nuestros hijos, y ha potenciado distintas
habilidades, como la capacidad visual y la memoria, además de aprender
a realizar de forma distinta las tareas cognitivas que tienen lugar en
el cerebro.


Estas nuevas capacidades cognitivas pueden influir,
sin duda, en los futuros puestos de trabajo de nuestros hijos, y en su
capacidad de innovación dentro de las empresas, y, por extensión, será
beneficioso para el conjunto de la sociedad. O sea que si nos
desesperamos porque nuestros hijos pasan muchas horas con la PlayStation, por lo menos ahora sabremos que también obtienen beneficios, aunque yo seguiré regulando las horas que juegan los míos.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Luis Brazo Domínguez 10/05/2007 en 15:08

    Benficios de los videojuegos
    Interesante artículo. Por fin alguien publica algo positivo respecto a este mundo.
    Los videojuegos, además, desarrollan de manera eficaz la percepción, la lógica y el cálculo. El problema no son los videojuegos en sí, sino el uso que se haga de ellos. Sin llegar a censurarlos por completo, ni sin dejar que se conviertan en una obsesión, debo decir que estoy totalmente de acuerdo respecto a la regulación de las horas: ya se sabe que TODO en exceso, no es bueno.

Participa con tu comentario