Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Madrid, Cabalgata de Reyes y de Sufrimiento

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

218 esclavos no humanos participaron en el desfile

Yo pensaba que la ilusión y las sonrisas no se compraban con tristeza y sufrimiento sino que se ganaban con esfuerzo e imaginación. El Circo del Sol es un digno ejemplo de lo último. La vergonzosa Cabalgata de los Reyes Magos en Madrid lo es de lo primero.

Los niños vieron pasar caballos. ¿Les enseñarán las imágenes de los mataderos donde acaban con su vida por haber sido abandonados o para aprovechar su carne y su piel?

218 animales no humanos desfilaron en ella, aunque lo de desfilar parece que suena a participación voluntaria y agradable, ¿no? ¿Cómo podemos llamar lo que hace el esclavo obligado a exhibirse?, ¿’arrastraron’ por las calles madrileñas su dolor, su miedo y su condición de seres explotados?

Estaba previsto que repartieran cuentos cargados de enseñanzas para los pequeños, como ‘Los tres cerditos’ o ‘La cigarra y la hormiga’ y, qué detalle para la salud física de los críos, que se arrojeran un millón de caramelos sin gluten. Bien, protegidas quedan la moralina y la mucosa del intestino delgado. En cuanto al especismo… ¿especismo? Muchos se preguntarán qué es eso y otros muchos responderán: ‘nosequé’ de los derechos de los animales. En cuanto al especismo, decía, también queda protegido por la administración. Una vez más.

Los niños vieron pasar caballos. ¿Les enseñarán de paso las imágenes de los mataderos donde acaban con su vida por haber sido abandonados o para aprovechar su carne y su piel? Vieron ovejas. ¿Les mostrarán cómo permanecen hacinadas para quitarles la lana, cómo muchas mueren luego de frío, de infecciones por las heridas sufridas durante el proceso o por enfermedades producidas por los insectos en esas zonas? Vieron ocas. ¿También observarán cómo les meten alimento a la fuerza por un tubo introducido en la garganta para dilatar su hígado hasta diez veces su tamaño y obtener foie? Vieron burros. ¿Les explicarán que quien los mata a golpes o ensartándoles un palo por el ano no va a la cárcel? Vieron elefantes. ¿Estará el Rey Juan Carlos I para darles finiquito de un escopetazo al terminar la cabalgata?

Mejor que sigan creyendo que esos animales engalanados son felices, como los de los cuentos, porque el ser humano los trata con exquisito cuidado y respeto

No, todo eso no lo verán los niños, ¿verdad? Mejor que sigan creyendo que esos animales engalanados son felices, que todos los animales son siempre felices, como los de los cuentos, porque el ser humano los trata con exquisito cuidado y respeto. Mejor que se eduquen en la ignorancia que es el vestíbulo de la indiferencia y ésta, la antesala de la explotación. Lo que sí harán será cerrar el acto con pirotecnia. Y que estos días pasados por culpa de los petardos navideños se hayan escapado no sé cuántos perros y hayan muerto un buen número de pájaros, ¿a quién le importa excepto a los perros, a los pájaros y a los ‘chalados’ de los animalistas?

Cría niños especistas y tendrás adultos que le saquen los ojos al resto de los animales.

Julio Ortega Fraile
@JOrtegaFr
Delegado de LIBERA! en Pontevedra


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario