Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

MAFO: personaje siniestro o la siniestralidad total

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Miguel Ángel Fernández Ordónez, Gobernador del Banco de España, propone que se traspase al organismo gran parte de las competencias que ahora tiene el Ministerio de Economía

Barcelona. Si hoy debiera elegir ‘el personaje del día’, ‘con más cara dura’ o ‘el hombre del telediario’, entre esa casta política incrustada en el poder desde la llamada Transición, elegiría al Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Un genuino representante del ‘a dedo’, la endogamia, los altos funcionarios… de los que por tradición ‘nunca dimiten’, ¡de los que no tienen vergüenza!

A la luz de la deriva española, es evidente no ya el fracaso de la gestión del Banco de España, sino su total encubrimiento o participación activa en la gran corrupción

Mafo, un tío siniestro, de siniestralidad. La personificación del descontrol y la quiebra de las cajas de ahorros, del siniestro total español… y que por los extraños intríngulis de la política española continúa en el cargo. Entre sus competencias el registro y control del crédito, la Central de Información de Riesgos, CIR. Un servicio que durante años reflejaba el disparate de las inmobiliarias, los créditos de las cajas de ahorros (manejadas por políticos locales) a empresas propias, controladas o asociadas, sin garantía o garantías ficticias, y con total bula y sin veda endeudándose hasta el infinito… o hasta que por sí sola reventara la burbuja inmobiliaria, repito siempre, causa junto al déficit o desmadre público estatal y autonómico del crac español.

“La Central de Información de Riesgos (CIR) del Banco de España recoge el historial crediticio de las personas físicas y jurídicas para facilitar a las entidades (…)”, así define la teoría una de las más importantes competencias del Banco de España tras la implantación del euro; el control e información de y para el sistema financiero español. Tiene otras competencias, pero a la luz de la deriva española, es evidente no ya el fracaso de su gestión, sino su total ‘encubrimiento’ o ‘participación activa’ en La gran corrupción.

Oír “MAFO pide ahora más autonomía y competencias para controlar a la banca” da grima. Pero su advertencia al Gobierno de que “evite la tentación de interferir en sus decisiones de supervisión y traspase al organismo gran parte de las competencias que ahora tiene el Ministerio de Economía, especialmente en materia de sanciones y en relación con las entidades intervenidas”, cuando una intervención y sanciones se deberían llevar a cabo contra el propio Banco de España raya en el cretinismo. Y añade más a su discurso en el XIX Encuentro Financiero, “las decisiones de supervisión del sistema financiero español se sigan tomando como hasta ahora con criterios exclusivamente profesionales. ¡Exclusivamente profesionales!, la total desvergüenza.

Oír “MAFO pide ahora más autonomía y competencias para controlar a la banca” da grima

Y si con desfachatez descarta que exista un riesgo de intervención de España, cabe pensar que está al caer, y si no ha caído es por temor de los propios acreedores, la Eurozona, que continúa aguantando e inyectando dinero.

Desde el punto de vista del último de la cola, ya dudo si no fuera mejor que se interviniera a España o que se volviera a la Peseta. Suspensión de pagos y suma y sigue. Los de abajo, los que no hemos atascado las autopistas esta Semana Santa, podemos creer que a peor, ¡y con lo que se avecina en recortes!, no iremos… ¿O sí?… sí… se puede ir a peor… todo lo que puede empeorar, empeora… cumpliéndose la Ley de Murphy.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario