Martes 06 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Manifestación estudiantil en Cartagena y Murcia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Los estudiantes murcianos salen a la calle para denunciar las promesas incumplidas del rectorado y la Consejería de Universidades afirma que sus argumentos están basados en meras especulaciones

Este jueves 13 de mayo ha tenido lugar en Cartagena y Murcia una manifestación de estudiantes organizada por diversas plataformas universitarias. Los manifestantes han denunciado que para el próximo año las tasas de matriculación ascenderán 100 euros, la segunda matrícula en la misma asignatura si se suspende será de 300 euros, y si el alumno tiene que matricularse nuevamente, deberá pagar 600 euros.

Además, aseguran que en este año venidero las carreras de la universidad pública de Murcia van a limitarse a seiscientas plazas. Denuncian también el hecho de que el año pasado el rectorado de Murcia prometió que no habría notas de corte en ningún grado, y, sin embargo, se van a implantar tales notas de corte para el curso que viene.

Los alumnos denuncian el aumento de las tasas, la reducción de las plazas y la implantación de las notas de corte

“Hace un año se hicieron manifestaciones de este tipo en Murcia y Cartagena y el rector aseguró que no habría notas de corte porque era una medida que Bolonia proponía a nivel europeo, este año se van a implantar las notas de corte de todas formas”, dice Raúl, uno de los manifestantes que ha tomado parte en la organización del evento. Con esa limitación de plazas, los estudiantes aseguran que se va a conseguir que más futuros universitarios vayan a estudiar a la universidad privada, y los que no puedan pagarla, directamente no puedan estudiar.

Se supone que con Bolonia hay una reducción de los estudiantes por clase y eso conlleva a una educación de mayor calidad y más personificada, pero lo que esta pasando en las aulas de la universidad murciana, según los manifestantes, es que hay alumnos que se tienen que sentar en el suelo porque hay demasiada gente por clase y no hay suficiente infraestructura. “Se escudan en que estamos en crisis y que no hay dinero para pagar toda la reforma, así es como hacen una Bolonia cutre”.

Al otro extremo del ring se encuentra el rectorado, situado en el ojo del huracán de las protestas estudiantiles. José Antonio, jefe de prensa del rectorado de la Universidad Politécnica de Cartagena, asegura que no se ha modificado nada respecto al año anterior, no hay reducción de plazas con excepción de arquitectura, pero que ésta ya tiene dicha limitación desde el año 2009, cuando se empezó a impartir el grado.

La Consejería de Universidades de Murcia ha sido más tajante, diciendo que todos los argumentos de estos manifestantes están basados en especulaciones y rumores, ya que aún no se han realizado las reuniones pertinentes y, por lo tanto, no hay nada aprobado. No se ha dicho nada acerca de un incremento en las tasas de matriculación, ni tampoco de una reducción a 600 plazas en la universidad.

Por lo tanto, lo que se puede apreciar de todo el asunto desde una perspectiva general, es que aún hay mucha confusión con todo lo que Bolonia significa, que los estudiantes no se fían de los que gobiernan las universidades y los que gobiernan desmienten todo lo que estos dicen. Así, tendrá que ser el tiempo quien nos diga qué es verdad, qué fue mentira y qué será de la universidad.


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario