Jueves 08 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Manifestaciones de histeria e historia: Arizona y Tijuana

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / ¿Cuando cambiará en nuestro país la forma de presumir o demostrar públicamente que se es favorecido con el seguimiento de las masas o se es rechazada alguna propuesta sin necesidad de tener que utilizar ‘acarreados’ o, para que mejor se entienda, gente llevada obligadamente a gritar o simplemente a formar parte de un grupo masivo?

El sábado 29 de mayo de 2010, a través de un canal de televisión, —el único medio estadounidense que transmitió en vivo el evento y que cuenta con repetidora de señal abierta para Tijuana-San Diego— la ciudadanía tijuanense vivió en una hora de noticia, el lado contrario de la moneda de lo sucedido a ellos el jueves 27. En Phoenix, Arizona (USA) se vivió un hecho histórico, porque, con el apoyo de personas del medio artístico, intelectual, deportivo y político, de forma libre y espontánea, miles de ciudadanos residentes, ilegales o no, norteamericanos, mexicanos, centro y sud-americanos, congregados frente al capitolio local, se unieron y manifestaron en una sola voz para rechazar la propuesta de ley SB1070, recién firmada por la gobernadora Jan Brewer, al considerarla ‘hitleriana’, racista e inhumana, contraria a la frase celebre incluida dentro de la constitución estadounidense que dice: “Por Libertad y justicia para todos”.

Mientras que en Arizona se manifiestan espontáneamente contra la Ley SB1070, en Tijuana muchos trabajadores ‘son llevados’ para aclamar al candidato de turno

La contraparte es: el jueves (dos días antes) en esta ciudad se realiza un debate político entre los diferentes contendientes a la presidencia municipal, ahí también se vieron grandes cantidades de gente y vehículos reunidos, manifestantes que gritaban a favor de su candidato o que rechazaban al contrario pero…

Llama la atención el saber que esa gente del jueves no va por voluntad propia, en especial la gente del transporte público. ¡Sí que la llama! Porque se sabe que está ahí obligada por sus líderes sindicales o por los dueños de las unidades que se vieron o verán nuevamente favorecidos con una concesión.

Chóferes, transportistas, empleados en su mayoría, que pagan una renta diaria por trabajar la unidad, que tienen una familia por mantener y, so pena de ser castigados con días de no trabajar la ruta, de inhabilitar la unidad, ahí estuvieron, de cuerpo y unidad presentes, en un debate al que ni siquiera tuvieron acceso y para que, irónicamente, se declare a través de los medios impresos de comunicación: “tener a más de 15.000 transportistas estatales agremiados apoyando la nominación”.

Transportistas que a esas horas deberían estar prestando un servicio a la comunidad que el candidato está buscando que le favorezca. Transporte que, al no estar disponible, obligó a los usuarios a gastar en dos o más pasajes para trasladarse de su trabajo a sus hogares y viceversa.

Grandes manifestaciones y muestras de apoyo se dan solas, porque nacen del pueblo que apoya, porque acepta o rechaza las propuestas o a los líderes políticos que les representarán. En Arizona se realizó de forma

Muchos transportistas acudieron en ‘apoyo’ de un candidato ‘apremiados’ por líderes sindicales o dueños de las unidades

voluntaria por la ciudadanía y por personas que viajaron de otros estados ex profeso a unirse a la manifestación de ese momento, a la cual, desde acá, también nos unimos.

Mientras que aquí, en Tijuana, seguiremos observando a los contendientes políticos rodeados de ‘manifestantes gustosos’ prometiendo sacarnos de la miseria, —uno de ellos— apoyado por tener ‘honesto’ historial, incluido el fraude al Fobaproa (Fondo Bancario para la Protección al Ahorro) en el que fue participe y del cual se encuentra exento. Fraude que, como mexicanos, pagamos y seguiremos pagando a través de nuestros correspondientes impuestos.

También miraremos acarreos de transportistas con unidades chatarra y fallas mecánicas al por mayor, las mismas que no darán servicio al pueblo, además de gente inocente que cree que con esos candidatos, ella o nuestra ciudad, en un futuro se vera beneficiada ¡Dios salve América!

Más información:
Ley SB1070 (en inglés)


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario