Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Manifestaciones contra elecciones catalanas el 25-N

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

De haberse publicitado la manifestación, como desde hacía meses el 11-S, no me cabe duda que la democracia callejera que se atribuye a su favor Artur Mas hubiera dado un vuelco

Barcelona. Romper la campaña, suprimir por un día el agobiante protagonismo del profeta Artur Mas, pasar de la independencia a los problemas de la calle, ya justificaría una huelga general que como admite la subvencionada prensa catalana:

Manifestaciones masivas en una huelga con seguimiento desigual

La protesta colapsa el centro de BCN

El malestar social supera la vaga general

El catalán y castellano no representan ningún problema en la sociedad catalana, ni siquiera la existencia de catalanistas o independentistas y españolistas, el problema son los políticos profesionales, su salvaje expolio

El malestar social supera la huelga general”.

Estuve el 11-S por la independencia, al igual que ayer tarde, en el Paseo de Gracia, Diagonal, y Plaza Cataluña, y de haberse publicitado la manifestación, y aplicado todos los medios públicos a su promoción, como desde hacía meses el 11-S, no me cabe duda que la democracia callejera que se atribuye a su favor Artur Mas hubiera dado un vuelco.

Dije que de atenerse a la calle, tras llenarla con fanáticos y subvencionados, podría encontrarse corriendo ante una cabecera con palos en lugar de pancartas.

Un aviso, entre las pocas incidencias, la rotura de los cristales del Palacio de la Música, otro de los muchos paradigmas de la corrupción pujolista.

La moraleja de ayer por la tarde: el catalán y castellano no representan ningún problema en la sociedad catalana, ni siquiera la existencia de catalanistas o independentistas y españolistas, el problema son los políticos profesionales, su salvaje expolio. Y la absoluta mayoría de catalanes, indiferentes pero preocupados y opuestos a la artificial contienda creada por Artur Mas, ayer expuso una pequeña muestra de su capacidad. Otro espontáneo aviso de su inmenso cabreo.

Y si CIU tiene difícil mezclar la tarde de ayer en su discurso, quienes pretenden, además de atizar el fuego, arrimar el ascua a su sardina, PSC o PSOE y sus sindicatos, por mucha comedia y banderitas desplegadas, presumo que tampoco moverán sus porcentajes en continua caída: perderán más cargos y empleos.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario