Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Las discrepancias reinan entre el Gobierno y Banco de España

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / Para a quien por oficio o curiosidad los temas político-financieros despierten un mínimo interés, las discrepancias entre el Gobernador del Banco de España y la vicepresidenta del Gobierno, le parecerán una más de las estridencias y desconciertos del momento.

Desde el 2008, en que los dos afirmaban que teníamos el sistema financiero más sólido del mundo, y que el gobernador aconsejaba la expansión internacional de las cajas de ahorros, ya no han coincidido en nada. El Banco de España y la vicepresidenta manejan estadísticas y datos diferentes, dice ella. O juegan al policía bueno y policía malo intentando justificar o tantear hasta donde pueden apretar las clavijas aumentando impuestos o mermando derechos adquiridos.

El Banco de España y la vicepresidenta manejan estadísticas y datos diferentes

El gobernador, con cara de úlcera de estómago, anuncia calamidades sin fin si no se aprueba el despido libre y barato, la congelación de sueldos públicos y privados, o que quebrará el sistema de pensiones. ¡Fácil para quien tiene blindados y gruesos sueldos, excedencias de funcionario público por si les falla el sueldo ‘político’, o dobles y suculentas pensiones especiales para su retiro! Y acto seguido, María Teresa, movilizando a diario maquilladores, peluqueras, estilistas, modistas, diseñadores, jugando y conjugando con su displicente y perdonavidas sonrisa, rebaja o anula las apocalípticas predicciones. Un guión mediático de mal gusto para los oyentes víctimas de la crisis consecuencia de la burbuja inmobiliaria, permitida, alentada o creada por ellos mismos, por la que merecen todos el despido inmediato. Y si entran en escena el Ministro de Trabajo y los sindicatos, el cuadro recuerda el llamado Teatro del Absurdo, o a Tip y Coll.

Que las autoridades financieras difieren a menudo de las políticas, pues el ‘cajero del Sistema’ es quien a diario pulsa el descuadre entre ingresos y gastos, aumentando la deuda para su cobertura, es normal, y hasta necesario y constructivo en el mundo democrático. Forma parte de la función y causa de la división del Poder del Estado entre Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Pero en España donde todos los poderes convergen y dependen del Ejecutivo, simplemente es una burla.

Foto CC: Antonio Tajuelo


Titular y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario