Miércoles 26 de marzo de 2014,
Bottup.com

Marihuana o hachís: California vs Cataluña

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Cuando leo artículos como el de ‘El Confidencial’ del 15 de agosto de 2009 se me
ocurre que en lugar de California podría leerse Cataluña,  pero
mi hipócrita país no admite verdades tan contundentes

Opinión

Image
La marihuana es una de las principales drogras consumidas en Europa
“En Marruecos, ni productores y traficantes, exceptuando
los que cumplen condena, son partidarios de la legalización porque se
acabaría el gran negocio”

El hachís,
prensada resina o polen de cannabis, con o sin la hoja, marihuana, para
la sociedad barcelonesa es un producto “marginal” a ignorar. “Fumar hierba puede salvar a california de la bacancarrota “, reza el título.

Está
claro que más allá de recalcitrantes sembrando en terrazas y macetas,
aquí no se produce, pero que Cataluña es el eje central, consumidor,
gran mayorista y almacén, entre Marruecos (su producto estrella, la
mitad de la producción mundial, con casi un millón de ocupados y
cobertura de su deficientísima balanza exterior), el Sur español y
Europa, no me cabe la menor duda.

¿Cabe mejor justificación para la delegación, oficina de representación o embajada de Cataluña en Marruecos que toda la parafernalia secreta, inconfesable y de cobertura
que conlleva el tráfico?

Conocí en La Modelo por los 80 desde viejos legionarios a  traficantes.
O en Gerona por los 90, con cueva, raíles y furgonetas para el
desembarco en Lloret. Y ya en los 2000, quienes amparados por
“coroneles” de la Guardia Civil, obviando las peligrosas costas
andaluzas, directos al litoral catalán. Mínimo miles de kilos. Buques
nodriza.

Cientos de casos. Compartí celda o patio desde con el “cojo”,
llenando su pierna ortopédica, y recorriendo Europa en moto, hasta el
carnicero con mil kilos en la trastienda. Sin olvidarme del camionero
que juraba le detuvieron en el peligroso peaje de Martorell con más
quilos de los citados en el sumario.

Pero
no solo en La Modelo, Brians o Gerona… el movimiento legalizador y
terapéutico californiano tiene aquí el mismo predicamento, y no seré yo
que quite y ponga razón, cuando de ordenanza (repartiendo comida) en la
enfermería de Brians observé la placidez de los terminales de SIDA. ¡Y
cuidado, no fumo ni tabaco!

Mi
contable mentalidad sumaba precios iniciales en Ketama o por el Rif, en
Barcelona, o ya en Lyon, París, Milán o Hamburgo, deduciendo que la
pequeña de las drogas formaba parte de las “industrias” clave de mi
Ciudad… y sumada a la cocaína y hernoína (leer ¡si pueden y la censura
lo permite! en www.lagrancorrupcion.com
el artículo “OP.TACOS” Y “COCAÍNA Y BCN”) sobrepasarían la del automóvil, sin
alcanzar a la construcción. Quizás fue superada tras el estallido de la burbuja, que generó por sus márgenes y liquidez un gran efecto
multiplicador.

A tenor de los más de 5.000 presos en Cataluña (y las
decenas de miles por la gran rotación de las pequeñas condenas por
hachís) no es disparatado pensar que la nómina del inexistente epígrafe
fiscal “drogas ilegales al menor y mayor” sobrepase los 50.000
individuos directos y varios cientos de miles mezclados consumidores y
pequeños camellos.

Una nómina muy especializada para que ningún turista
se vaya sin la oportunidad del consumo y  “recuerdo”, además de alcanzar cualquier rincón de Europa, incluidos colegios.

Como anillo al dedo el mail que he recibido hace un par de días referente a la corrupción en Cataluña…¿No
será que Cataluña ya la tienen casi completamente controlada, los
corruptos políticos, cada uno con su parcela de poder?  Y desde España
no se puede hacer nada contra este Paraíso de la Corrupción, con buenas
relaciones con las mafias que lavan su dinero.

He
de advertir que ni Marruecos, ni productores y traficantes, exceptuando
los que cumplen condena, son partidarios de la legalización porque se
acabaría el gran negocio. Coinciden con todos los gobiernos, tan dados
a prohibir  y rentabilizar prohibiciones.

  Y retorciendo, 
el sentido del artículo sobre California es probable que en Barcelona,
sin legalizar, la droga, por desgracia, contribuya en un no valorado
pero enorme  porcentaje para paliar la crisis.

Articulos de interés: 

Trafico de drogas en Barcelona

Consumo de drogas en Barcelona

Imagen: oswaldo

Image
Enlaces, ilustración


¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario