Miércoles 26 de marzo de 2014,
Bottup.com

Fin de la ‘omertá’ sobre la familia Pujol: Marta Ferrusola, sus hijos y Carme Alcoriza

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Marta Ferrusola en el Restaurante Sant Antoni

Marta Ferrusola en el Restaurante Sant Antoni

El berenjenal de la independencia puede acabar con CIU, o con los ‘Pujol’, que es parecido pero no es lo mismo


Barcelona. CIU, como partido de la derecha catalanista, puede continuar aún tras la presente ruina por expolio de Cataluña, o que en un suponer fracase el proceso a la independencia, más que probable.

De hecho en una democracia, insisto, la gran corrupción hubiera acabado con ellos, pero PSOE y PP, en Madrid, flotaban en una parecida charca infecta

De hecho en una democracia, insisto, la gran corrupción hubiera acabado con ellos, pero PSOE y PP, en Madrid, flotaban en una parecida charca infecta, y en Barcelona pactar con PSC, cuestión de reparto o negocios y silencios conjuntos… los años pasaron, los corruptos se enriquecían, y ‘todo el monte era orégano’.

Hubo graves tormentas: las continuas devaluaciones de la peseta tras las Olimpíadas y la Exposición Universal de Sevilla (despilfarro y corrupción) se solucionaron con el Ecu, seguido del milagroso Euro. El cuerno de la abundancia, diez años saqueando las cajas de ahorros que recibían ilimitados euros ‘negociando’ cualquier crédito o hipoteca en los mercados financieros o en el BCE.

Acabada jauja viene el rechinar. Los cinco últimos años se defenderán con uñas y dientes; todo el andamiaje, el Estado de las autonomías, está carcomido, oxidado, podrido, pero el dinero europeo fluye suficiente para que las masas no asalten la Bastilla, y dominando los medios de comunicación, con pactos entre corruptos, aguantan el tirón.

Nunca supuse que ese tirón pusiera patas arriba hasta lo más sagrado entre mafiosos, la famiglia, y hoy leyendo El Mundo me cercioro que tras las calladas o laudatorias hemerotecas surge lo que solo me atreví a insinuar en ‘Barcelona, 30 años de corrupción’ criticando la oficina de ex presidente con un complemento de sueldo para su secretaria ”de toda la vida” de 62.424 euros, cuando cualquiera debe jubilarse:

Los Pujol (3). Marta Ferrusola
Salvador Sostres
“Fue durante 23 años la primera dama de Cataluña. Querida por los convergentes y odiada por los socialistas, representó la madre de familia orgullosa de serlo.
Ferrusola perdió su primera batalla en este sentido el día que no logró evitar que Carme Alcoriza, la secretaria “especial” que Pujol tenía en Banca Catalana, se fuera con su marido a la Generalitat. El “Marta, primero es Catalunya” incluyó también a Carme, de modo que Ferrusola optó por la vieja estrategia femenina de, cuando pierden, hacernos vivir con una mala conciencia infinita. Pujol, que nunca estaba en casa, a veces porque tenía trabajo y otras porque se lo inventaba, desarrolló esta mala conciencia de mal padre y junto con creerse con la misión de salvar a Cataluña estableció una cenefa moral difícilmente superable que consistía en justificar las fechorías de su prole porque era el precio que los catalanes teníamos que pagar a cambio de su presunta heroicidad presidencial.
De este modo, los hijos del president, protegidos por su madre y consentidos por su padre, se dedicaron a enriquecerse gracias al hecho de que su padre era el presidente de la Generalitat…”

Que Jordi Pujol trabajara por las noches con su secretaria, y que el hijo mayor tuviera novia y esposa al alimón, es una revelación, que indica llegado el tiempo de las revelaciones… el fin de la omertá… o sea… el fin

Que las plantas de la Ferrusola suplían en la maledicencia popular los collares de la Franco se generalizó tras los jardines colgantes del edificio-tumba de la Banca Catalana en la Diagonal. Edificio, por esas ironías de la vida, ahora propiedad de Editorial Planeta, del Lara enemigo acérrimo de la independencia pujolista, enemistad a la que ayer se sumó Olíu del Banco de Sabadell, sumándose a Isidro Fainé y Gay de Montellá de la Patronal Catalana. Los dueños de Cataluña.

Incluso que los hijos, apenas soltados los dientes de leche, ya intervinieran por los 80 con Javier De la Rosa en la compra de edificios para albergar las nuevas competencias de la Generalitat, o con el difunto John Rosillo de Diagonal Mar, doblando precios, también se sabía, al igual que lo de que la nueva Generalitat se nutría, ciscándose en oposiciones y concursos, del personal de Banca Catalana… y que hasta se otorgaran créditos por el nuevo ICF de la Generalitat a las quebradas empresas del Grupo Catalana (Pujol e íntimos) que jamás se pagarían, con incluida corrupción judicial al archivarse denuncia y sumario… pero que Jordi Pujol trabajara por las noches con su secretaria, y que el hijo mayor tuviera novia (que le denuncia por los billetes de 500 euros) y esposa al alimón… es una revelación… que indica llegado el tiempo de las revelaciones… el fin de la omertá… o sea… el fin.

Imagen: Enric Planas


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

Participa con tu comentario