Jueves 03 de abril de 2014,
Bottup.com

Aumentan las matanzas de vicuñas en Perú

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Algunas comunidades campesinas ceden sus terrenos a particulares para no tener que vérselas con los cazadores furtivos

La presencia de bandas de cazadores furtivos que sacrifican vicuñas en Perú para traficar la fibra de este camélido se ha intensificado en los últimos cinco años en las zonas más altas de Lima, Chincha (Ica), así como al sur de Huancavelica, Ayacucho y Apurímac, con lo cual se ha formado una especie de corredor donde la vida de este bello animal se encuentra en peligro. En Perú, el país que acoge la mayor población de vicuñas, éste es un animal protegido y su caza furtiva está totalmente prohibida.

La presencia de los cazadores furtivos se ha visto alentada después de la desactivación, en 2004, del Sistema Nacional de Guardaparques y los comités de autodefensa

Según especialistas vinculados al cuidado y a la conservación de la vicuña, la presencia de los cazadores furtivos se ha visto alentada después de la desactivación, en 2004, del Sistema Nacional de Guardaparques y los comités de autodefensa, que entre 1995 y 2000 se enfrentaron a esas bandas organizadas y lograron ahuyentarlas.

El ex director nacional del Consejo Nacional de camélidos Sudamericanos (CONACS), Alfonso Martínez, señala que el desinterés de muchas comunidades se ha visto reflejado en la decisión de éstas para ceder o dar en concesión sus tierras a asociaciones particulares.

“Las comunidades de Negro Mayo, Andamarca, San Pedro, Huari, entre otras, han cedido buena parte de sus pastizales, donde aún habitan vicuñas y guanacos, a particulares para no seguir enfrentándose a las bandas de cazadores furtivos que llevan la fibra al extranjero. Hay desmotivación para emprender planes de repoblamiento, crianza y cuidado de la vicuña”, agregó.

[span class=approved]
Un animal diferente
Los pobladores de la Puna aseguran que las vicuñas tienen dueño: ellas son el ganado de la Pachamama, la madre tierra, y tienen su propio pastor, Coquena. La fibra (lana) de la vicuña fue valorada desde tiempos preincaicos. Las prácticas indígenas tenían cierto límite en su uso basadas sobre todo en sus limitados medios de caza. La caza se intensificó a partir de la introducción de las armas de fuego por los conquistadores. Antes su población pudo ser de hasta de 3 millones de cabezas pero tras siglos de caza cayó dramáticamente. Esta caza indiscriminada siguió intensificándose desde la época de las luchas por la Independencia y Simón Bolívar dictó una de las primeras leyes conservacionistas de América. Desde la independencia hasta aproximadamente 1950 se siguió cazando vicuñas sin límite ni control hasta que la especie estuvo en real peligro de extinción y sólo quedaron 10.000 ejemplares en toda la puna de los cuatro países en donde viven. Con las vicuñas en peligro de extinción, en el Perú se empezó a trabajar seriamente para su recuperación y conservación. Se crearon leyes nacionales, provinciales e internacionales.[/span]


Titular, subtítulo, Siglas CONACS, despiece ‘Un animal diferente’. Fuente: Wikipedia

 

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario