Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Medidas antiburbuja inmobiliaria

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / El nuevo ‘Proyecto de Orden de transparencia y protección del cliente de servicios financieros’ recomienda el uso de tasadoras independientes y no dar crédito a clientes insolventes

Barcelona. Como viejo bancario leer ese proyecto de Orden me deja perplejo, obligándome a repetir lo tantas veces escrito desde 2007 en Internet, y antes en otras publicaciones. Cada día a alguien desde el poder, para ‘justificarse’, se le ocurre una genialidad a añadir al disparate nacional. Ver el texto completo del documento de Hacienda en lagrancorrupcion.blogspot.com.

No puedo por menos que sumar a mi blog este panfleto de buenas prácticas bancarias cuando ya la banca y cajas de ahorros han dejado el suelo patrio como si hubiera pasado el caballo de Atila, donde no crecerá la hierba en varias generaciones.

Ahora Hacienda intenta justificar una infinita cadena de delitos como una conjunción de malas prácticas bancarias atribuibles a la ‘alegría’ del momento

¿Para qué necesitamos ahora lecciones de banca? Me parece oír a mis profesores del Instituto Bancario, años 50-60, cuando una hipoteca sobre una vivienda se contabilizaba “en créditos con garantía real”, otorgados por las cajas de ahorros a máximo 12 años de plazo con dos de carencia de amortización y el 60% del valor tasado muy restrictivamente. Un caso insólito que no se pagara la hipoteca, y siempre el valor en subasta superaba la deuda. El problema actual esquilmando y endeudando para el resto de su vida al desgraciado insolvente sin admitir la dación en pago en la práctica no existía.

Nos advierten pasados tres años del estallido de la Burbuja o Pirámide Inmobiliaria, negada con insistencia por quien nos imparte la lección, y cuando ya es inútil acudir a una institución de crédito. Un insulto más a quienes estamos pagando la ‘Gran Estafa’; todos los españoles menos los político-financieros que se enriquecieron como nunca se había visto en España, hasta el total vaciado y endeudamiento de las cajas de ahorros, la mayoría en práctica quiebra, y donde la depredación y desfalco alcanza límites jamás imaginados.

E insisto, si hasta hace muy poco tiempo el poder no admitía ni que hubiera existido la Burbuja, ahora Hacienda intenta justificar una infinita cadena de delitos como una conjunción de malas prácticas bancarias atribuibles a la ‘alegría’ del momento:

– Auto contratación y falsedad documental al utilizar tasadoras propias, alterando el “precio de las cosas” creando el valor sin existir real demanda.

– Crear una espiral especulativa en connivencia altos cargos de cajas de ahorros e ‘inmobiliarios’ con operaciones de pura estafa a las entidades. O conceder créditos a ‘hombres de paja’ sin más solvencia que la ficción mantenida por los ‘financieros’.

– Falsificar cuentas de resultados y balances atribuyendo beneficios a operaciones sin consolidar, o sea, creadas con el propio dinero bancario, y al postre impagadas.

Este panfleto de buenas prácticas bancarias llega cuando ya la banca y cajas de ahorros han dejado el suelo patrio como si hubiera pasado el caballo de Atila

– Existe un abanico de varios millones de concesiones hipotecarias desde más o menos ‘normales’ a totalmente delictivas, como la concesión sin autentificar ni identificación ni nóminas con valoraciones delictivas por tratarse de infraviviendas VPO franquistas de valor residual, con delito añadido de intento de estafa (o estafas consolidadas al intentar cobrar a ilocalizables e inexistentes) obteniendo dinero barato a través de ‘titulaciones’ o subrogando en el mercado financiero internacional.

– Conceder un crédito por un terreno rústico, que se convertirá en ‘recalificado‘ por conjunción mafiosa entre políticos-financiero-inmobiliarios, con que se inician decenas o centenares de miles de promociones inmobiliarias sin más objetivo que justificar y obtener dinero del Sistema Financiero, condensa varios delitos desde la estafa a quien vende el terreno a la prevaricación de quien tras vendido ‘recalifica’.

Cualquier abogado penalista alargaría la lista de ‘operaciones’ vulnerando los códigos Mercantil Civil y Penal realizadas con el solo objetivo de lucrarse directivos y sus ‘amigos’, el llamado ‘colega’ en los ambientes marginales.

Leída la Orden de Hacienda cierro con lo de siempre… y todo bajo el estricto control del Banco de España, o sea Hacienda.

Pincha aquí para leer el Proyecto de Orden EHA/…/2011, de transparencia y protección del cliente del servicio financiero


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario