Sábado 19 de agosto de 2017,
Bottup.com

Mejor un inmigrante yerno que inquilino

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Los españoles prefieren que su hijo se case con un inmigrante antes que alquilarle un piso, según se desprende de la encuesta realizada por el Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia

“Mientras el 73,7 % considera que los extranjeros contribuyen al desarrollo económico, el 61,8% cree qu su número es excesivo”
El informe elaborado por el Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia, con datos de una encuesta realizada en diciembre pasado a 2.400 personas, presenta diversas paradojas en la percepción que los españoles tienen de los inmigrantes. Así, mientras el 73,7 % considera que los extranjeros contribuyen al desarrollo económico, el 61,8% cree qu su número es excesivo y, lo más llamativo, el 75,1% es partidario de que sigan llegando, aunque con contrato. Sólo el 6,6% defiende dificultar o prohibir su entrada en España. Otra aparente contradicción se desprende en las preferencias de los españoles en cuanto a su relación con los inmigrantes. El 72,8% no pone objeciones a que un hijo se case con un inmigrante, pero sólo el 53,7% alquilaría un piso a un foráneo. Pero la supuesta generosidad española se muestra mejor en los apartados sociales y políticos de la encuesta. La inmensa mayoría (94,8%) apoya que cobren el paro, que obtengan la nacionalidad española (85,6%) o que participen en las elecciones municipales, un 79,6%.

Amnistía Internacional cifra en más de 4.000 las agresiones que contra inmigrantes y personas marginadas el año pasado

La visión de Amnistía Internacional

Amnistía Internacional (AI) no dibuja una sociedad tan tolerante como pudiera desprenderse de estos datos y se basa en el último informe de la Comisión Europea contra el Racismo y la Xenofobia, que alerta de los prejuicios y la hostilidad hacia los inmigrantes en España, donde el 60% de la población asocia la inmigración con la delincuencia, según el citado informe.

AI denuncia que la falta de estudios oficiales impide conocer el alcance real del racismo en España y cifra en más de 4.000 las agresiones que contra inmigrantes y personas marginadas se produjeron el pasado año. Amnistía señala que, seis años después del compromiso adquirido con la Declaración de la Conferencia de Durban en 2001, el Gobierno español no ha adoptado un Plan contra el Racismo, mientras que el Consejo para la Igualdad de Trato, creado en 2004, aún no ha entrado en funcionamiento. Amnistía Internacional entiende que el Gobierno español “no tiene una clara voluntad” de tomar medidas e iniciativas para atajar este fenómeno.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario