Martes 06 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Menorca, paraíso en el Mediterráneo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

FOTORREPORTAJE / Menorca es sol, playa, naturaleza, senderos, pero también cultura, historia y gastronomía

[span class=doc]TURISTAS POR EL MUNDO
Este artículo forma parte de una serie. Al final del mismo encontrarás los enlaces a las partes anteriores[/span]

Menorca es la isla más septentrional de las Baleares. Fuera de los meses más turísticos, garantiza una amplia oferta de playas, senderos (Camí des Cavalls), monumentos históricos, fiestas populares y excelente gastronomía.

Aunque se conserva algo de rivalidad histórica entre las ciudades principales, Maó y Ciutadella claramente se complementan. Maó tiene un importante puerto comercial ubicado en un golfo natural de aguas tranquilas. El claustro del mercado del Carme y la fortaleza de la Mola son citas obligadas. Ciutadella es una ciudad moderna pero que conserva joyas del pasado. Merece la pena visitar la catedral de Santa María y pasear por la parte baja del puerto, llena de tabernas y bares para comer tapas. Cerca de Ciutadella se encuentra la Naveta des Tudons, una imponente construcción funeraria de la prehistoria menorquina.

En la isla se puede disfrutar visitando restos prehistóricos de la cultura talayótica o con su famosa gastronomía, donde destaca la caldereta de langosta

Otros pueblos de interés pueden ser Fornells, muy conocido por sus platos de caldereta de langosta, o Binibèquer, pueblo de pescadores con calles estrechas y laberínticas de color blanco.

La oferta de playas es inacabable. Playas de arena fina blanca y aguas de mar turquesas son de una gran belleza. Una pequeña selección podría ser cala Macarella, Macarelleta, Turqueta, Mitjana, Mitjaneta y Es Talaier.

Son cinco los faros que vigilan la isla en sus esquinas: faro de punta Nati, de Cavalleria, de Favàritx, de l’Illa de l’Aire y el de Cap d’Artrutx.

La gastronomía menorquina bien merece ya por sí el viaje. Embutidos como la sobrasada, quesos de Maó, o la propia caldereta de langosta se pueden degustar en varios puntos de la isla. Con ello también se puede probar la típica pomada, bebida refrescante mezcla de ginebra con limonada.

En conclusión, Menorca es sol, playa, naturaleza, senderos, pero también cultura, historia y gastronomía.

Texto y fotos: Ernest Xarles

[blockquote]Pincha para aumentar cada una de las imágenes:{webgallery} {/webgallery}[/blockquote]

Artículos anteriores relacionados:
Comienza la segunda temporada de ‘Turistas por el mundo’
Turistas por el mundo: el final de un trayecto
Turistas por el mundo: Milán y el lago Como
Turistas por el mundo: la sonrisa de Srebrenica
Turistas por el mundo: Ushuaia, Argentina, los ‘confines de la Tierra’
Turistas por el mundo: Girona en flores
Turistas por el mundo: Vall de Boí
Turistas por el mundo: los fantasmas de Pripiat
Turistas por el mundo: Greenpeace en Gran Canaria
Turistas por el Mundo: Ibiza, la isla blanca
Turistas por el Mundo: Lanzarote, la isla lunar
Turistas por el Mundo: el cielo de París
Turistas por el Mundo: Las Fallas de Valencia 2011
Turistas por el mundo: Rapa Nui, amiga de los turistas que quieren aprender
Turistas por el mundo: Carnaval en Venecia
Turistas por el mundo: San Miguel de Allende, México
Turistas por el mundo: el Collsacabra, de Tavertet a Rupit y el Pantà de Sau
Turistas por el mundo: Sarajevo, después de una guerra
Turistas por el mundo: Isla Negra, ‘el paraíso de Neruda’
Turistas por el mundo: Amsterdam, la ciudad norte de los canales
Turistas por el mundo: Dubrovnik, la perla del Adriático
Turistas por el mundo: Marrakech
Turistas por el mundo: Lima, la ‘Ciudad de los Reyes’
Turistas por el mundo: Formentera, ‘la isla de la tranquilidad’
Turistas por el mundo: la Alta Garrotxa en Girona
Turistas por el mundo: el Museo ‘Fernando Botero’ de Bogotá
Turistas por el mundo: this is Stockholm!
Turistas por el mundo: Valparaíso, Chile
Turistas por el mundo: las minas de sal de Wieliczka en Polonia


Subtítulo, destacado y enlaces

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario