Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Merkel establecerá una agenda de crecimiento

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

¡5.639.500 parados contra los 445.568 políticos empleados en la Administración Pública!

Barcelona. ‘Agenda del crecimiento’ suena mejor que las continuas patadas en el morro. Y si además es a través del Banco Europeo de Inversiones, tanto mejor. Merkel ¡y cualquiera! sabe que inyectar dinero a la mitad del sistema financiero español es mantener una fraudulenta y quebrada pelota piramidal inmobiliaria, donde sus golfos dirigentes se asignan millonarios devengos y pensiones, o juegan unos días en bolsa con información privilegiada.

Merkel ¡y cualquiera! sabe que inyectar dinero a la mitad del sistema financiero español es mantener una fraudulenta y quebrada pelota piramidal inmobiliaria

En su discurso habla de pymes, pequeñas y medianas empresas, el tejido productivo rentable, sin corrupción, añado yo.

Ayer, anticipándose a Merkel, Alejandro, un ya viejo amigo en la Red, halagándome (siempre de agradecer) termina su escrito: “Sólo echo de menos, créeme, al final de tus esperados correos, un poquito… algo de esperanza. Un fuerte abrazo, querido amigo.”

Lo de la “esperanza”… se refería al más allá de la política y dinero: la intelectual y moral, que arrastrada por las circunstancias acaba desapareciendo. Y añade: “Pues claro que sí, amigo Rafael… sobre todo en lo que a valores humanos se refiere. Es posible y deseable que esta época sea preludio de cambios mucho más importantes: transformadores del medio, no sólo físico, en el que nos movemos… ¡Ojalá! Y que nuestro único temor sea el de lo rápido que nos pasa el tiempo y no la falta de esperanza.”

Ni mucho menos creo que Merkel pueda incluir en ese bonito eslogan de la “agenda del crecimiento” el barrido total de la casta política española, imponiendo… repito y repetiré… unas obligadas primarias en los partidos, listas abiertas, libertad de voto de los elegidos, al servicio de sus votantes y no del jefe, limitación de mandatos… y el sacrosanto dogma democrático de la más estricta separación de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial.

Sería bonita la esperanza de alcanzar un país libre, con reglas de juego y justicia igual para todos… donde nadie pudiera convertir la política o ‘cosa pública’ en su eterno oficio y demasiado beneficio. La ingenuidad también es una virtud.

Sería bonita la esperanza de alcanzar un país libre, con reglas de juego y justicia igual para todos

Pero a Merkel, que a su Reforma Estructural y Pacto Fiscal ha añadido la Agenda del Crecimiento, le acompañan hoy en las noticias, además de muertos por las calles, el que los Indignados quieren volver a la Plaza Cataluña o Puerta del Sol, ¡echarse a la calle!, a pesar de las amenazas de Puig y Fernández Díaz, y me llama la atención la curiosa frase del Consellé Mercadé, tan aficionado a la Eurovegas: “Una Espanya intervinguda invertiria millor en infraestructures” [“Una España intervenida invertiría mejor en infraestructuras].

Una ‘intervención’ que a diario me convenzo sería positiva para establecer prioridades… y barrer la casta política… incluido el CIU de Recoder. Los ‘interventores’ tendrían más interés en cubrir el mínimo vital de las clases paradas y desfavorecidas, aunque solo fuera para mantener la paz social… que aguantar vividores con varios sueldos y dietas de 100.000 euros ¡y subiendo!


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario