Jueves 08 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Merkel en Madrid

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Y de relleno Eurovegas y la Diada

Barcelona. Habrá dinero, luego habrá rescate. Dinero con condiciones, dice Draghi, en línea con Madrid. Y matizando que se firmarán “estrictos” compromisos antes de “comprar bonos”. No se fían un pelo. Merkel alaba las reformas, pero profundizando. Y Rajoy, con el “somos soberanos”, se lo tiene que pensar… lo de pedir el rescate. Resumiendo, debe haber prometido y ya firmado la intemerata.

Rajoy, con el “somos soberanos”, se tiene que pensar lo de pedir el rescate. Resumiendo, debe haber prometido y ya firmado la intemerata

Un excelente guión televisivo a tres bandas. Los ‘mercados’ lo han entendido y bajan prima e intereses. Los ‘mercados’ deben tener informaciones ‘más privilegiadas’, porque el Oráculo de Delfos era mucho más claro y conciso en sus adivinanzas que la información a la prensa sobre la visita de Merkel.

No sé si buscar criada o ponerme a servir, ¡es broma! La disyuntiva no tiene alternativa, padeceremos más recortes, porque aunque Rajoy ha soltado lo de reestructurar, como de costumbre se refiere a reestructurar el bolsillo de los españolitos de a pie antes de meter la tijera al mastodóntico Estado o los supersueldos de cientos de miles de los político-financieros-funcionarios. Reestructurar es comprar el Estado las estafas de las cajas de ahorros, peligrar las pensiones, y subir impuestos y precios.

Pero olvidándose del Olimpo de los Dioses, y observando a los faunos de nuestra política local, donde indiscutible nos recortarán otro tanto que desde Madrid, y al igual que Rajoy Artur Mas no suprimirá ni un concejal, tenemos el culebrón de la Diada, más el Andelson que prefiere Madrid.

Para no fastidiar podría haber elegido otro lugar que no incorporara la ‘innombrable’, pero algún lobby judeo-masónico-americano es anticatalanista. Problema menor, porque Mas ya ha prometido una alternativa. En Cataluña también habrá macroputihoteles – casino, ¡faltaría más! Podemos soñar que nuestros nietos además de la opción ‘Alemania’ podrán optar por palanganeros o camareros y quizá hasta croupiers.

Los ‘pacatos moralistas’ pueden tranquilizarse. Las Vegas, insisten nuestros políticos y sus propagandistas, ya no es la de las películas de los 60 con mafiosos y metralletas, ni siquiera la de las series de refinadas investigaciones policiales, y por supuesto no hay más prostitutas y drogas ¡y pistolas! de las que ya corren por Barcelona y Madrid. Estoy totalmente de acuerdo. Y si los únicos negocios que van viento en popa son la prostitución, las drogas y el turismo, ¿por qué no invertir a la altura de las mejores cloacas del mundo, Macao y similares?

Ni Hitler pudo imaginar una conquista tan cómoda de España. Ni menos que aquel paraíso del sol, huertas, y algunas materias primas indispensables para su industria, se convertiría en un remanso para sus jubilados y diversión sin límite para orondos puteros cerveceros.

El Oráculo de Delfos era mucho más claro y conciso en sus adivinanzas que la información a la prensa sobre la visita de Merkel

Releo lo de “orondos puteros cerveceros” por si me puede acarrear otra denuncia por xenofobia (enterado de que nuestra policía autonómica es la única que tiene una sección especializada y además manejan la informática a las mil maravillas), pero no me retracto porque ya por los 60 conocí y traté a varios, y me parece que lo de la xenofobia no imputa en esa dirección.

Me enternece la frase de Artur Mas: “iría a la marcha independentista sin dudar, pero soy el President”… además de su fantasía sobre esa ‘Presidencia’, no ha entendido ‘La vida es sueño’. Yo le aconsejaría que fuera, que a Merkel le importa una m… qué hagan el presidente de Cataluña y su millón de muchachos el próximo martes, aunque se enfadará mucho si de nuevo le rompen las cristaleras del Deutsche Bank del Paseo de Gracia-Diagonal, mi lugar de trabajo en los 60.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario